Demanda por combustible caliente, Tres compañías petroleras aceptan llegar a un acuerdo

Tres de las compañías petroleras más grandes llegarán a un acuerdo por las demandas que los acusan de vender “combustible caliente” en las gasolineras. El periódico Kansas City Star reporta que los detalles de lo que están ofreciendo Shell, BP y Conoco-Phillips no están disponibles todavía. 

gasolina-1Las tres compañías son objeto de una demanda colectiva que acusa a compañías petroleras y gasolineras de sacar ventaja al vender frecuentemente gasolina y diesel calientes, lo que les reporta una ganancia de 3.5 billones de dólares al año.

Los demandantes quieren que se instale equipo para compensación por temperatura en las bombas y así asegurar que el combustible se venda aproximada o exactamente a 60 grados, pero no se sabe si la propuesta de las compañías petroleras lo incluye.

Aunque no forma parte de la demanda, la Asociación de Conductores, Propietarios y Operadores Independientes (OOIDA) ha estado involucrada en este problema desde el 2002 cuando miembros de la asociación expresaron su preocupación acerca de cómo esto afecta sus costos operativos.

La frase “combustible caliente” se refiere al combustible diesel o gasolina expandidos que se venden en las bombas de las gasolineras a temperaturas más altas que el estándar gubernamental de 60 grados con ya un siglo de antigüedad. Esa es la temperatura/volumen usada en la industria petroquímica para medir todos los líquidos derivados del petróleo.

En el estándar de 60 grados, un galón de combustible produce cierta cantidad de energía medible, o BTU; pero cuando el combustible se expande a temperaturas más altas, esa misma cantidad produce de hecho menos energía.

A mayor temperatura del combustible el vehículo recibirá menos BTU y menos millas por galón. En consecuencia, si un vehículo logra en promedio seis millas por galón, 200 galones de combustible a 98 grados llevará a este camión por 36 millas menos que la misma cantidad de combustible a 60 grados.

La OOIDA ha estado educando a los camioneros y al público en general acerca del combustible caliente a través de los medios de la asociación y un sitio web dedicado al tema, turndownhotfuel.com.

La asociación señala que el problema no se trata solamente del dinero extra que los consumidores han estado pagando a las gasolineras, sino también de los impuestos extra retenidos por los distribuidores minoristas.

La gasolina y el diesel son medidos y gravados con impuestos al mismo tiempo, cuando el distribuidor minorista los compra al mayoreo en la refinería. Cualquier cantidad adicional de impuestos pagados por los conductores en las gasolineras, debido a que pueden estar comprando combustibles a temperaturas más altas de 60 grados, se traduce en un beneficio financiero injusto en favor de las compañías petroleras y vendedores a menudeo.

En otras palabras, si la temperatura del combustible está más arriba de los 60 grados, los distribuidores están cobrando impuestos por cierto volumen cuando ellos pagan menos.

¿Qué es el “combustible caliente”?

gasolina-4La frase “combustible caliente” se refiere al combustible diesel o gasolina expandidos que se venden en las bombas surtidoras a temperaturas más altas que el estándar gubernamental (con un siglo de antigüedad) de 60 grados. Esa es la temperatura/volumen usada en la industria petroquímica para medir todos los líquidos derivados del petróleo.

A una temperatura estándar de 60 grados, un galón de combustible produce cierta cantidad de energía medible, o BTU; pero cuando el combustible se expande a una temperatura más alta, la misma cantidad de combustible de hecho produce menos energía.

Mientras más caliente se encuentre el combustible, el vehículo obtiene menos BTU y menos millas por galón. En consecuencia, si un vehículo sostiene un promedio de seis millas por galón, 200 galones de combustible a 98 grados llevará a un camión por 36 millas menos que el mismo combustible a 60 grados.

 Impuestos extra 

No se trata únicamente de qué tanto dinero extra han estado pagando los consumidores en las gasolineras, sino también de los dólares extra en impuestos que retienen los vendedores.

La gasolina y el diesel son medidos y gravados con impuestos al mismo tiempo cuando el distribuidor minorista los compra al mayoreo en la refinería.

Cualquier cantidad adicional de impuestos pagados por los conductores en las gasolineras, debido a que pueden estar comprando combustibles a temperaturas más altas de 60 grados, se traduce en un beneficio financiero injusto en favor de las compañías petroleras y vendedores a menudeo.

En otras palabras, los distribuidores están cobrando impuestos por cierto volumen cuando ellos pagan menos si la temperatura del combustible está más arriba de los 60 grados.

Mitos y hechos del combustible caliente

  • MITO: Llena el tanque por la mañana cuando está más fresco.
  • HECHO: Un tanque de 35,000 galones no cambia dramáticamente su temperatura con el ciclo diario.
  • MITO: Las cisternas bajo suelo de las gasolineras mantienen el combustible a 60 grados Fahrenheit.
  • HECHO: Las cisternas aisladas de fibra de vidrio tienden a mantener el combustible a la temperatura en que fue recibido… por mucho tiempo. Además, los distribuidores grandes facturan sus reservas muy rápidamente, reduciendo de forma importante el tiempo que el combustible pasa en la cisterna. Puedes preguntar a uno de los encargados en la gasolinera por el reporte del medidor automático, éste te dirá la temperatura del combustible en las cisternas.
  • MITO: La temperatura sólo causa una diferencia de unas cucharadas en la cantidad de combustible recibido.
  • HECHO: Una recarga de 25 galones de gasolina a 75 grados F es igual a una pérdida de casi un cuarto. La misma recarga a 90 grados representa una pérdida de casi medio galón.
  • MITO: El combustible se expande y se contrae dentro del tanque de un camión, así que no debería haber ningún problema, ¿cierto?
  • HECHO: El único punto en que la expansión y contracción del combustible debido a la temperatura tiene impacto en la billetera es en los surtidores de las gasolineras.
  • MITO: El combustible frío durante el invierno deduce las pérdidas en el combustible caliente durante el verano, es un trato equilibrado a largo plazo.
  • HECHO: Las estadísticas demuestran que no es así. Las pérdidas para los consumidores son diez veces mayores en los estados más cálidos que las ganancias de los consumidores en estados fríos.
  • MITO: Con la compensación por temperatura, es raro que el consumidor reciba un galón neto de combustible.
  • HECHO: Los consumidores recibirán BTUs equivalentes por galón con la compensación por temperatura y pueden comprar por precio.
  • MITO: 90 por ciento de los distribuidores minoristas de combustible son negocios familiares.
  • HECHO: Varias compañías petroleras y refinerías son dueñas del 25 por ciento de las gasolineras que venden su marca de combustible.
  • MITO: El costo de adecuar las bombas sobrepasará por mucho el beneficio a los consumidores.
  • HECHO: Es un costo de una sola vez en el negocio y los vendedores minoristas remplazan las bombas regularmente, de cualquier forma.
  • MITO: El costo de adecuar las bombas incrementará el precio del combustible para todos los consumidores.
  • HECHO: Los consumidores ya han padecido la carga de las ventas de combustible caliente por décadas. Una vez que el problema se resuelva se cosecharán los beneficios en las décadas futuras.

El combustible caliente cuesta a los consumidores más de 23 billones de dólares anualmente

El precio de la gasolina y el diesel es actualmente una preocupación principal para todos los motoristas. Lo que puede que no sepas es que la temperatura del combustible que cargas en tu tanque afecta qué tanto dinero gastas y cuánto combustible se consume.

En pocas palabras, podrías no estar obteniendo lo que estás pagando.

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Demanda por combustible caliente, Tres compañías petroleras aceptan llegar a un acuerdo

Tres de las compañías petroleras más grandes llegarán a un acuerdo por las demandas que los acusan de vender “combustible caliente” en las gasolineras. El periódico Kansas City Star reporta que los detalles de lo que están ofreciendo Shell, BP y Conoco-Phillips no están disponibles todavía. 

gasolina-1Las tres compañías son objeto de una demanda colectiva que acusa a compañías petroleras y gasolineras de sacar ventaja al vender frecuentemente gasolina y diesel calientes, lo que les reporta una ganancia de 3.5 billones de dólares al año.

Los demandantes quieren que se instale equipo para compensación por temperatura en las bombas y así asegurar que el combustible se venda aproximada o exactamente a 60 grados, pero no se sabe si la propuesta de las compañías petroleras lo incluye.

Aunque no forma parte de la demanda, la Asociación de Conductores, Propietarios y Operadores Independientes (OOIDA) ha estado involucrada en este problema desde el 2002 cuando miembros de la asociación expresaron su preocupación acerca de cómo esto afecta sus costos operativos.

La frase “combustible caliente” se refiere al combustible diesel o gasolina expandidos que se venden en las bombas de las gasolineras a temperaturas más altas que el estándar gubernamental de 60 grados con ya un siglo de antigüedad. Esa es la temperatura/volumen usada en la industria petroquímica para medir todos los líquidos derivados del petróleo.

En el estándar de 60 grados, un galón de combustible produce cierta cantidad de energía medible, o BTU; pero cuando el combustible se expande a temperaturas más altas, esa misma cantidad produce de hecho menos energía.

A mayor temperatura del combustible el vehículo recibirá menos BTU y menos millas por galón. En consecuencia, si un vehículo logra en promedio seis millas por galón, 200 galones de combustible a 98 grados llevará a este camión por 36 millas menos que la misma cantidad de combustible a 60 grados.

La OOIDA ha estado educando a los camioneros y al público en general acerca del combustible caliente a través de los medios de la asociación y un sitio web dedicado al tema, turndownhotfuel.com.

La asociación señala que el problema no se trata solamente del dinero extra que los consumidores han estado pagando a las gasolineras, sino también de los impuestos extra retenidos por los distribuidores minoristas.

La gasolina y el diesel son medidos y gravados con impuestos al mismo tiempo, cuando el distribuidor minorista los compra al mayoreo en la refinería. Cualquier cantidad adicional de impuestos pagados por los conductores en las gasolineras, debido a que pueden estar comprando combustibles a temperaturas más altas de 60 grados, se traduce en un beneficio financiero injusto en favor de las compañías petroleras y vendedores a menudeo.

En otras palabras, si la temperatura del combustible está más arriba de los 60 grados, los distribuidores están cobrando impuestos por cierto volumen cuando ellos pagan menos.

¿Qué es el “combustible caliente”?

gasolina-4La frase “combustible caliente” se refiere al combustible diesel o gasolina expandidos que se venden en las bombas surtidoras a temperaturas más altas que el estándar gubernamental (con un siglo de antigüedad) de 60 grados. Esa es la temperatura/volumen usada en la industria petroquímica para medir todos los líquidos derivados del petróleo.

A una temperatura estándar de 60 grados, un galón de combustible produce cierta cantidad de energía medible, o BTU; pero cuando el combustible se expande a una temperatura más alta, la misma cantidad de combustible de hecho produce menos energía.

Mientras más caliente se encuentre el combustible, el vehículo obtiene menos BTU y menos millas por galón. En consecuencia, si un vehículo sostiene un promedio de seis millas por galón, 200 galones de combustible a 98 grados llevará a un camión por 36 millas menos que el mismo combustible a 60 grados.

 Impuestos extra 

No se trata únicamente de qué tanto dinero extra han estado pagando los consumidores en las gasolineras, sino también de los dólares extra en impuestos que retienen los vendedores.

La gasolina y el diesel son medidos y gravados con impuestos al mismo tiempo cuando el distribuidor minorista los compra al mayoreo en la refinería.

Cualquier cantidad adicional de impuestos pagados por los conductores en las gasolineras, debido a que pueden estar comprando combustibles a temperaturas más altas de 60 grados, se traduce en un beneficio financiero injusto en favor de las compañías petroleras y vendedores a menudeo.

En otras palabras, los distribuidores están cobrando impuestos por cierto volumen cuando ellos pagan menos si la temperatura del combustible está más arriba de los 60 grados.

Mitos y hechos del combustible caliente

  • MITO: Llena el tanque por la mañana cuando está más fresco.
  • HECHO: Un tanque de 35,000 galones no cambia dramáticamente su temperatura con el ciclo diario.
  • MITO: Las cisternas bajo suelo de las gasolineras mantienen el combustible a 60 grados Fahrenheit.
  • HECHO: Las cisternas aisladas de fibra de vidrio tienden a mantener el combustible a la temperatura en que fue recibido… por mucho tiempo. Además, los distribuidores grandes facturan sus reservas muy rápidamente, reduciendo de forma importante el tiempo que el combustible pasa en la cisterna. Puedes preguntar a uno de los encargados en la gasolinera por el reporte del medidor automático, éste te dirá la temperatura del combustible en las cisternas.
  • MITO: La temperatura sólo causa una diferencia de unas cucharadas en la cantidad de combustible recibido.
  • HECHO: Una recarga de 25 galones de gasolina a 75 grados F es igual a una pérdida de casi un cuarto. La misma recarga a 90 grados representa una pérdida de casi medio galón.
  • MITO: El combustible se expande y se contrae dentro del tanque de un camión, así que no debería haber ningún problema, ¿cierto?
  • HECHO: El único punto en que la expansión y contracción del combustible debido a la temperatura tiene impacto en la billetera es en los surtidores de las gasolineras.
  • MITO: El combustible frío durante el invierno deduce las pérdidas en el combustible caliente durante el verano, es un trato equilibrado a largo plazo.
  • HECHO: Las estadísticas demuestran que no es así. Las pérdidas para los consumidores son diez veces mayores en los estados más cálidos que las ganancias de los consumidores en estados fríos.
  • MITO: Con la compensación por temperatura, es raro que el consumidor reciba un galón neto de combustible.
  • HECHO: Los consumidores recibirán BTUs equivalentes por galón con la compensación por temperatura y pueden comprar por precio.
  • MITO: 90 por ciento de los distribuidores minoristas de combustible son negocios familiares.
  • HECHO: Varias compañías petroleras y refinerías son dueñas del 25 por ciento de las gasolineras que venden su marca de combustible.
  • MITO: El costo de adecuar las bombas sobrepasará por mucho el beneficio a los consumidores.
  • HECHO: Es un costo de una sola vez en el negocio y los vendedores minoristas remplazan las bombas regularmente, de cualquier forma.
  • MITO: El costo de adecuar las bombas incrementará el precio del combustible para todos los consumidores.
  • HECHO: Los consumidores ya han padecido la carga de las ventas de combustible caliente por décadas. Una vez que el problema se resuelva se cosecharán los beneficios en las décadas futuras.

El combustible caliente cuesta a los consumidores más de 23 billones de dólares anualmente

El precio de la gasolina y el diesel es actualmente una preocupación principal para todos los motoristas. Lo que puede que no sepas es que la temperatura del combustible que cargas en tu tanque afecta qué tanto dinero gastas y cuánto combustible se consume.

En pocas palabras, podrías no estar obteniendo lo que estás pagando.

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app