Tarjetas prepagadas, lo bueno, lo malo y lo feo

Las tarjetas prepagadas, más formalmente conocidas como “tarjetas recargables de uso general,” se están convirtiendo rápidamente en una tercera alternativa a las tarjetas de crédito y débito tradicionales. Además, ya que normalmente llevan logotipos familiares como Visa, MasterCard o Discover, frecuentemente no parecen diferentes a las otras a primera vista. Pero su similitud termina ahí, en su mayor parte.

Como una tarjeta de débito, una prepagada generalmente puede usarse para hacer compras en línea y en tiendas, recibir depósitos directos, pagar facturas en línea, y retirar efectivo de un cajero automático. Sin embargo, una tarjeta prepagada no requiere que tengas una cuenta bancaria -puedes comprarlas en tiendas o en línea. Desafortunadamente a las tarjetas prepagadas les hace falta la protección que nos garantizan las tarjetas de crédito y débito, incluyendo lo que pasa si la tarjeta es robada, se pierde, o es usada para transacciones no autorizadas, o si el banco que las respalda falla.

Un análisis de Consumer Reports sobre las tarjetas prepagadas ha encontrado que las tarjetas prepagadas están constantemente gravadas con cuotas y comisiones, de las cuales pocas son reveladas en el punto de venta. Algunas veces pueden encontrarse en el sitio web del emisor. Costumer Reports examinó estas cuotas en el artículo Tarjetas Prepagadas: Cargadas con cuotas, débiles en su protección (en inglés Prepaid cards: Loaded with fees, weak on protections)

Entre las cuotas a comparar si estás considerando una tarjeta prepagada se encuentran:

  • Comisión por activación o iniciación
  • Cuota mensual
  • Comisión por transacción en punto de venta
  • Comisión por consulta de saldo
  • Cuota para recibir estado de cuenta en papel
  • Cuota para llamar a servicio a clientes
  • Comisión por pagos de facturas
  • Cuota para agregar o “cargar” fondos
  • Cuota por inactividad, al no usar la tarjeta
  • Cuotas para recuperar tus fondos en caso de cerrar la cuenta
  • Cuota por sobregiro o falta de fondos

Los usuarios de tarjetas prepagadas pueden llevar a cabo acciones para evitar algunas de estas cuotas, empezando por comprender todos los diferentes cargos que pueden aplicarse. Tus costos pueden variar dependiendo de qué tarjeta elijas y cómo la uses, así que asegúrate de entender estos costos antes de escoger una tarjeta. Con algunas tarjetas podrías reducir las cuotas y comisiones al hacer depósitos directos para cargar dinero en la tarjeta y podrías evitar los cargos por retiros en cajeros no pertenecientes a la red, haciendo retiros junto con tus compras y revisando tu saldo en línea o por teléfono.

En conclusión

Ya que las tarjetas prepagadas tienen una multitud de cuotas y sus garantías de seguridad son pobres, una tarjeta de débito normal de una institución bancaria o de crédito es probablemente una mejor opción, como una tarjeta de crédito o de debito, si calificas para una.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Tarjetas prepagadas, lo bueno, lo malo y lo feo

Las tarjetas prepagadas, más formalmente conocidas como “tarjetas recargables de uso general,” se están convirtiendo rápidamente en una tercera alternativa a las tarjetas de crédito y débito tradicionales. Además, ya que normalmente llevan logotipos familiares como Visa, MasterCard o Discover, frecuentemente no parecen diferentes a las otras a primera vista. Pero su similitud termina ahí, en su mayor parte.

Como una tarjeta de débito, una prepagada generalmente puede usarse para hacer compras en línea y en tiendas, recibir depósitos directos, pagar facturas en línea, y retirar efectivo de un cajero automático. Sin embargo, una tarjeta prepagada no requiere que tengas una cuenta bancaria -puedes comprarlas en tiendas o en línea. Desafortunadamente a las tarjetas prepagadas les hace falta la protección que nos garantizan las tarjetas de crédito y débito, incluyendo lo que pasa si la tarjeta es robada, se pierde, o es usada para transacciones no autorizadas, o si el banco que las respalda falla.

Un análisis de Consumer Reports sobre las tarjetas prepagadas ha encontrado que las tarjetas prepagadas están constantemente gravadas con cuotas y comisiones, de las cuales pocas son reveladas en el punto de venta. Algunas veces pueden encontrarse en el sitio web del emisor. Costumer Reports examinó estas cuotas en el artículo Tarjetas Prepagadas: Cargadas con cuotas, débiles en su protección (en inglés Prepaid cards: Loaded with fees, weak on protections)

Entre las cuotas a comparar si estás considerando una tarjeta prepagada se encuentran:

  • Comisión por activación o iniciación
  • Cuota mensual
  • Comisión por transacción en punto de venta
  • Comisión por consulta de saldo
  • Cuota para recibir estado de cuenta en papel
  • Cuota para llamar a servicio a clientes
  • Comisión por pagos de facturas
  • Cuota para agregar o “cargar” fondos
  • Cuota por inactividad, al no usar la tarjeta
  • Cuotas para recuperar tus fondos en caso de cerrar la cuenta
  • Cuota por sobregiro o falta de fondos

Los usuarios de tarjetas prepagadas pueden llevar a cabo acciones para evitar algunas de estas cuotas, empezando por comprender todos los diferentes cargos que pueden aplicarse. Tus costos pueden variar dependiendo de qué tarjeta elijas y cómo la uses, así que asegúrate de entender estos costos antes de escoger una tarjeta. Con algunas tarjetas podrías reducir las cuotas y comisiones al hacer depósitos directos para cargar dinero en la tarjeta y podrías evitar los cargos por retiros en cajeros no pertenecientes a la red, haciendo retiros junto con tus compras y revisando tu saldo en línea o por teléfono.

En conclusión

Ya que las tarjetas prepagadas tienen una multitud de cuotas y sus garantías de seguridad son pobres, una tarjeta de débito normal de una institución bancaria o de crédito es probablemente una mejor opción, como una tarjeta de crédito o de debito, si calificas para una.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: