Reparar con seguridad / Siete pasos para levantar con seguridad un vehículo

Elevar un vehículo pesado no es algo que deba tomarse a la ligera, pues un accidente puede tener consecuencias muy graves. Por eso te presentamos siete pasos para que levantes de manera segura tu camión.

Por: Transporte Latino / Tadeo Huazo

Siete pasos para levantar con seguridad un vehículo Levantar un automóvil para cambiar una llanta es una de las cosas que casi todo el mundo aprende al mismo tiempo que conducir, o al menos esa sería una situación ideal que ahorraría algunos malos ratos y sustos. Pero cuando se trata de un vehículo de uso rudo, no podemos dar nada por sentado, de hecho, como afirma Jean DellAmore, presidente de Stertil-Koni y quien acaba de finalizar un proyecto de investigación sobre el uso seguro de elevadores para vehículos, “cuando se trata de utilizar elevadores para vehículos comerciales pesados, la seguridad es importantísima. Por eso recomendamos un acercamiento disciplinado para asegurar un desempeño óptimo y la seguridad del operador en todo momento”. Evidentemente, hay mucho que hablar sobre este tema, pero hay siete aspectos clave que cualquiera que trabaje con vehículos comerciales debe tomar en cuenta antes de levantar uno para darle mantenimiento.

  • Pon atención a la capacidad. Siempre verifica dos veces el peso del vehículo más pesado que pretendas levantar. Asegúrate completamente de que el elevador que elegiste está certificado para levantar ese peso, o incluso para uno mayor.
  • Mide con cuidado la altura del techo. Antes de que vayas a comprar un elevador, sin importar de qué tipo se trate –de columnas móviles, de dos o cuatro postes, de tijera o de pistón- mide la altura del techo del lugar donde harás las reparaciones y también toma en cuenta la del vehículo más alto que pienses levantar con el elevador. No quieres darle un golpe al techo, ¿o si? Además, de esta manera podrás saber si hay espacio suficiente para levantar el vehículo a una altura de servicio que le permita al técnico trabajar de una manera cómoda debajo del camión.
  • Considera la posición del elevador. Con los de columnas móviles, antes de que empieces, asegúrate de que lo haces sobre una base firme en una superficie plana. Además, cuando trabajes en exteriores, toma en cuenta la fuerza del viento. También asegúrate de que todo el personal esté alejado del vehículo y que las ruedas del camión que vas a levantar estén aseguradas en las horquillas de los elevadores de columnas móviles. Si utilizas los de pistón, los operadores deberán checar que los puntos de contacto están correctamente posicionados.
  • Elige un sistema de elevación que evite que alguien no autorizado lo utilice. Esto podría tan sencillo como tener bajo llave la caja de controles, hacer necesario el uso de una llave de seguridad o algún otro elemento antes de poder comenzar a utilizar el elevador.
  • Escoge un sistema de elevación que asegure la estabilidad. Busca que trabaje de manera sincronizada en cuanto el elevador empieza a moverse y que se mantenga así durante todo el recorrido, asegurando que tanto al subir como bajar lo hará de forma segura y progresiva, especialmente en casos cuando la distribución de peso del vehículo es desigual, como ocurre con los camiones de bomberos de tres ejes. Además examina el sistema mecánico de cierre y asegúrate de que empiece cerca del piso y continúe durante toda la altura del elevador.
  • Conviértete en inalámbrico. Para una mayor seguridad, cuando utilices elevadores de columnas móviles, considera comprar uno que ofrezca operación a control remoto. Algunos de estos utilizan un sistema de corriente directa de 24 voltios y no requieren cables de interconexión. De este modo tendrás un acceso total al vehículo sin riesgo de tropezarte, ya que no necesitas una fuente de energía externa para operar el elevador.
  • Selecciona elevadores para vehículos de uso rudo probados y validados por un tercero. De hecho, asegúrate de que todos los elevadores están sujetos a un programa regular de mantenimiento de acuerdo a lo que sugiere el fabricante y haz que un inspector certificado de elevadores realice una inspección anual.

Siguiendo estos siete pasos, no solo tendrás un ambiente de trabajo más seguro; además ayudarás a los técnicos de servicio a que realicen su trabajo de manera más fácil, incrementando la vida útil tanto de los vehículos como del equipo de trabajo.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Reparar con seguridad / Siete pasos para levantar con seguridad un vehículo

Elevar un vehículo pesado no es algo que deba tomarse a la ligera, pues un accidente puede tener consecuencias muy graves. Por eso te presentamos siete pasos para que levantes de manera segura tu camión.

Por: Transporte Latino / Tadeo Huazo

Siete pasos para levantar con seguridad un vehículo Levantar un automóvil para cambiar una llanta es una de las cosas que casi todo el mundo aprende al mismo tiempo que conducir, o al menos esa sería una situación ideal que ahorraría algunos malos ratos y sustos. Pero cuando se trata de un vehículo de uso rudo, no podemos dar nada por sentado, de hecho, como afirma Jean DellAmore, presidente de Stertil-Koni y quien acaba de finalizar un proyecto de investigación sobre el uso seguro de elevadores para vehículos, “cuando se trata de utilizar elevadores para vehículos comerciales pesados, la seguridad es importantísima. Por eso recomendamos un acercamiento disciplinado para asegurar un desempeño óptimo y la seguridad del operador en todo momento”. Evidentemente, hay mucho que hablar sobre este tema, pero hay siete aspectos clave que cualquiera que trabaje con vehículos comerciales debe tomar en cuenta antes de levantar uno para darle mantenimiento.

  • Pon atención a la capacidad. Siempre verifica dos veces el peso del vehículo más pesado que pretendas levantar. Asegúrate completamente de que el elevador que elegiste está certificado para levantar ese peso, o incluso para uno mayor.
  • Mide con cuidado la altura del techo. Antes de que vayas a comprar un elevador, sin importar de qué tipo se trate –de columnas móviles, de dos o cuatro postes, de tijera o de pistón- mide la altura del techo del lugar donde harás las reparaciones y también toma en cuenta la del vehículo más alto que pienses levantar con el elevador. No quieres darle un golpe al techo, ¿o si? Además, de esta manera podrás saber si hay espacio suficiente para levantar el vehículo a una altura de servicio que le permita al técnico trabajar de una manera cómoda debajo del camión.
  • Considera la posición del elevador. Con los de columnas móviles, antes de que empieces, asegúrate de que lo haces sobre una base firme en una superficie plana. Además, cuando trabajes en exteriores, toma en cuenta la fuerza del viento. También asegúrate de que todo el personal esté alejado del vehículo y que las ruedas del camión que vas a levantar estén aseguradas en las horquillas de los elevadores de columnas móviles. Si utilizas los de pistón, los operadores deberán checar que los puntos de contacto están correctamente posicionados.
  • Elige un sistema de elevación que evite que alguien no autorizado lo utilice. Esto podría tan sencillo como tener bajo llave la caja de controles, hacer necesario el uso de una llave de seguridad o algún otro elemento antes de poder comenzar a utilizar el elevador.
  • Escoge un sistema de elevación que asegure la estabilidad. Busca que trabaje de manera sincronizada en cuanto el elevador empieza a moverse y que se mantenga así durante todo el recorrido, asegurando que tanto al subir como bajar lo hará de forma segura y progresiva, especialmente en casos cuando la distribución de peso del vehículo es desigual, como ocurre con los camiones de bomberos de tres ejes. Además examina el sistema mecánico de cierre y asegúrate de que empiece cerca del piso y continúe durante toda la altura del elevador.
  • Conviértete en inalámbrico. Para una mayor seguridad, cuando utilices elevadores de columnas móviles, considera comprar uno que ofrezca operación a control remoto. Algunos de estos utilizan un sistema de corriente directa de 24 voltios y no requieren cables de interconexión. De este modo tendrás un acceso total al vehículo sin riesgo de tropezarte, ya que no necesitas una fuente de energía externa para operar el elevador.
  • Selecciona elevadores para vehículos de uso rudo probados y validados por un tercero. De hecho, asegúrate de que todos los elevadores están sujetos a un programa regular de mantenimiento de acuerdo a lo que sugiere el fabricante y haz que un inspector certificado de elevadores realice una inspección anual.

Siguiendo estos siete pasos, no solo tendrás un ambiente de trabajo más seguro; además ayudarás a los técnicos de servicio a que realicen su trabajo de manera más fácil, incrementando la vida útil tanto de los vehículos como del equipo de trabajo.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: