Recomendaciones para viajar seguro

Rueda sin percances

Lamentablemente, el robo de mercancía es una actividad tan antigua como el comercio y, aunque estar en la carretera es un placer, también un riesgo, especialmente cuando remolcas mercancía que vale miles o millones de dólares. Por eso, en esta edición les traemos algunos consejos para que no sean víctimas de los “amigos de lo ajeno”.

Edición: Pablo Olavarrieta

Rueda sin percancesQuienes formamos parte del negocio del transporte sabemos que simplemente por pasar mucho tiempo en carretera corremos mayores riesgos que el grueso de la población, pues no es lo mismo dormir en casa todos los días que pasar temporadas enteras fuera de ella durmiendo en un lugar diferente cada noche; y si a esto le sumas el hecho de que transportamos mercancías cuyo valor es de cientos de miles de dólares, el riesgo no hace mas que subir y subir.

De hecho, de acuerdo a un reporte de 2013 de FreightWatch International, en el 2012 hubo 946 robos de carga en Estados Unidos, lo cual representó la cifra más alta que se haya registrado. Esto quiere decir que, en promedio, hay casi 79 robos mensuales, o 2.5 por día. De estos, el 80 por ciento fueron a robos de contenedores o de camiones completamente cargados, mientras que el 4.% fueron a vehículos que no iban a toda su capacidad.

Esto nos dice que los ladrones saben qué es lo que están haciendo. De hecho, aunque sin duda muchos robos son de los llamados “de oportunidad”, en los que el conductor no es un objetivo, sino que simplemente está en el lugar equivocado en el momento equivocado; la estadística anterior nos deja ver que una buena parte de los robos son perpetrados por grupos organizados, que van desde una pequeña banda de ladrones a pandillas, e incluso ramas del crimen organizado.

Suplantación de identidad

Otra de las observaciones del reporte de FreightWatch fue que existe una tendencia muy evidente en el aumento de los que llaman enganches engañosos. En estos robos, los ladrones asumen la identidad de un transportista legítimo con el fin hacerse con la carga, disminuyendo el nivel de riesgo para los perpetradores sobre los robos tradicionales remolque.

Hay varias formas “típicas” en las que se lleva a cabo un este robo, en una de ellas un grupo de entre 6 a 30 personas, entra a sitios de internet y oferta precios muy razonables, e incluso baratos, para llevar una carga. El expedidor de la mercancía piensa que ha hecho un buen negocio, hace una cita y uno de los miembros de la banda conduce un camión a la bodega del expedidor, donde carga la mercancía y se va con las cosas.

Otra forma de suplantación de identidad involucra obtener información acerca de las cargas que van a ser recogidas en una bodega,  ya sea mediante un informante o, con el creciente uso de tecnología, infiltrando la red informática de la compañía. Teniendo la información, se pueden presentar a las 11 de la mañana por una carga que está programada para las 3 de la tarde y convencer al gerente de cargas de que les de la mercancía temprano.

Pero el engaño no se limita al momento de recoger la mercancía. Otro escenario posible es hacer que el conductor dañe el motor y deje la mercancía en un lugar sin supervisión, como una parada de descanso, mientras lleva el tractor a un taller. Mientras éste es reparado, la banda de ladrones engancha el tráiler y se marcha. Así, el conductor tiene la coartada de la avería y de ese modo el trabajo parece obra de gente ajena a la compañía.

De moda

Rueda sin percancesEsta forma de robo aumentó de 8 en 2009 a 61 en 2012, un incremento del 763%. Aunque representan sólo un 6.4% del total de robo de carga general, el aumento de enganches engañosos (y el declive de los métodos violentos, como secuestros) representa una evolución en el robo de carga. En otras palabras, ha cambiado de ser ladrones siguiendo una carga esperando una oportunidad para robarla, a prácticamente establecer una cita para robarlo.

Aún así, la suplantación de identidad es una cifra relativamente baja del total de robos, por lo que te traemos cinco consejos para que no seas víctima de los asaltos más típicos.

1.    Usa lo que te rodea a tu favor.

El lugar que elijas para estacionarte es clave, pero la forma en la que estacionas tu camión también lo es. Por ejemplo, si lo haces de reversa contra una pared, reja o incluso otro camión, será prácticamente imposible que alguien abra la caja de tu tráiler. Por supuesto, trata de elegir lugares en paradas de camiones bien iluminados y con mucho tránsito, como los que están cerca de las bombas de combustible, edificios o restaurantes. Además, busca si hay cámaras de seguridad e intenta estacionarte dentro de su rango de visión.

2.    Mantente alerta todo el tiempo.

Como en años recientes ha habido un incremento de crímenes contra transportistas siguiéndolos, es más importante que nunca que los operadores sean conscientes en todo momento de la situación y lo que los rodea, tanto en movimiento como estacionados. Esto incluye fijarte si te están siguiendo o señalando.

3.    Cuida lo que dices.

Dicen por ahí que en “boca cerrada no entran moscas”, o bien, “que las bocas flojas hunden barcos” y esto aplica también para prevenir el robo de tu carga. Ten cuidado sobre lo que dices acerca de la mercancía que llevas y cuál es tu destino. Esto se extiende a las pláticas vía radio en banda civil e incluso redes sociales como Facebook o Twitter. Si te han elegido como víctima, es probable que los ladrones revisarán tu información en internet para tratar de reunir información sobre tu siguiente parada o el destino final de tu carga.

4.    Si te están siguiendo.

Si crees que alguien te está siguiendo, baja la velocidad y cambia de carriles para ver si el vehículo te rebasa. En este momento no puedes avisar a la policía porque seguir a alguien no es un delito. Sin embargo, si el vehículo te rebasa intenta tomar su número de placa. Si reducir la velocidad no funciona y el mismo vehículo aún te sigue, toma la siguiente salida de la carretera para ver si hace lo mismo. Si después de esto tienes la certeza de que te están siguiendo, pide ayuda a tu base, si eres parte de una flota, y busca un lugar seguro para estacionarte.

5.    Usa un candado en la puertas de la caja.

Puede sonar obvio, simple y elemental, pero funciona. Asegúrate de usar un candado de nivel profesional. Además, si tu presupuesto lo permite, puedes instalar medidas de seguridad adicionales como pernos de seguridad controlados vía satélite en el interior de las puertas de tu tráiler, marcos y puertas con pernos Huck o pasadores horizontales para reforzar las puertas del remolque trasero. También es buena idea utilizar un recubrimiento brillante en el piso del camión, lo cual te ayudará a detectar si hay rupturas en él.

¿Trabajar armados?

Hace poco tiempo, la Coalición de Pequeños Negocios del Transporte, presidida por James Lamb, comenzó a circular una petición para recabar firmas con el objetivo de demostrar que hay quienes apoyan la idea de que los conductores interestatales puedan trabajar portando un arma de fuego. La legislación actual es poco clara y varía de estado a estado, pero la petición dice que “los ciudadanos americanos deben estar protegidos por ley federal de acuerdo a la cláusula de Comercio Interestatal y en el espíritu de la Segunda Enmienda. La cláusula de ‘Poderes Reservados’, la cual da a los estados el derecho a regular la portación de armas dentro de su territorio, no debería a aplicar a instancias relativas al comercio interestatal porque el arma de fuego está siendo portada a través de un estado…”.

Para leer el texto completo y firmar la petición visiten la página: http://ow.ly/BWJ16

La petición cobró mayor impulso debido al reciente asesinato de Michael Boeglin, en Detroit, que ocurrió de la madrugada mientras Boeglin descansaba esperando que fuera la hora de hacer su entrega matutina. Lamb centra mucho de su discurso sobre la necesidad de una mayor atención federal al tema de estacionamientos seguros, (para más información, lee el blog AskTheTrucker.com), lo cual, dice, hubiera evitado la tragedia de la familia Boeglin. Ustedes, amigos lectores, ¿qué opinan?

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Recomendaciones para viajar seguro

Rueda sin percances

Lamentablemente, el robo de mercancía es una actividad tan antigua como el comercio y, aunque estar en la carretera es un placer, también un riesgo, especialmente cuando remolcas mercancía que vale miles o millones de dólares. Por eso, en esta edición les traemos algunos consejos para que no sean víctimas de los “amigos de lo ajeno”.

Edición: Pablo Olavarrieta

Rueda sin percancesQuienes formamos parte del negocio del transporte sabemos que simplemente por pasar mucho tiempo en carretera corremos mayores riesgos que el grueso de la población, pues no es lo mismo dormir en casa todos los días que pasar temporadas enteras fuera de ella durmiendo en un lugar diferente cada noche; y si a esto le sumas el hecho de que transportamos mercancías cuyo valor es de cientos de miles de dólares, el riesgo no hace mas que subir y subir.

De hecho, de acuerdo a un reporte de 2013 de FreightWatch International, en el 2012 hubo 946 robos de carga en Estados Unidos, lo cual representó la cifra más alta que se haya registrado. Esto quiere decir que, en promedio, hay casi 79 robos mensuales, o 2.5 por día. De estos, el 80 por ciento fueron a robos de contenedores o de camiones completamente cargados, mientras que el 4.% fueron a vehículos que no iban a toda su capacidad.

Esto nos dice que los ladrones saben qué es lo que están haciendo. De hecho, aunque sin duda muchos robos son de los llamados “de oportunidad”, en los que el conductor no es un objetivo, sino que simplemente está en el lugar equivocado en el momento equivocado; la estadística anterior nos deja ver que una buena parte de los robos son perpetrados por grupos organizados, que van desde una pequeña banda de ladrones a pandillas, e incluso ramas del crimen organizado.

Suplantación de identidad

Otra de las observaciones del reporte de FreightWatch fue que existe una tendencia muy evidente en el aumento de los que llaman enganches engañosos. En estos robos, los ladrones asumen la identidad de un transportista legítimo con el fin hacerse con la carga, disminuyendo el nivel de riesgo para los perpetradores sobre los robos tradicionales remolque.

Hay varias formas “típicas” en las que se lleva a cabo un este robo, en una de ellas un grupo de entre 6 a 30 personas, entra a sitios de internet y oferta precios muy razonables, e incluso baratos, para llevar una carga. El expedidor de la mercancía piensa que ha hecho un buen negocio, hace una cita y uno de los miembros de la banda conduce un camión a la bodega del expedidor, donde carga la mercancía y se va con las cosas.

Otra forma de suplantación de identidad involucra obtener información acerca de las cargas que van a ser recogidas en una bodega,  ya sea mediante un informante o, con el creciente uso de tecnología, infiltrando la red informática de la compañía. Teniendo la información, se pueden presentar a las 11 de la mañana por una carga que está programada para las 3 de la tarde y convencer al gerente de cargas de que les de la mercancía temprano.

Pero el engaño no se limita al momento de recoger la mercancía. Otro escenario posible es hacer que el conductor dañe el motor y deje la mercancía en un lugar sin supervisión, como una parada de descanso, mientras lleva el tractor a un taller. Mientras éste es reparado, la banda de ladrones engancha el tráiler y se marcha. Así, el conductor tiene la coartada de la avería y de ese modo el trabajo parece obra de gente ajena a la compañía.

De moda

Rueda sin percancesEsta forma de robo aumentó de 8 en 2009 a 61 en 2012, un incremento del 763%. Aunque representan sólo un 6.4% del total de robo de carga general, el aumento de enganches engañosos (y el declive de los métodos violentos, como secuestros) representa una evolución en el robo de carga. En otras palabras, ha cambiado de ser ladrones siguiendo una carga esperando una oportunidad para robarla, a prácticamente establecer una cita para robarlo.

Aún así, la suplantación de identidad es una cifra relativamente baja del total de robos, por lo que te traemos cinco consejos para que no seas víctima de los asaltos más típicos.

1.    Usa lo que te rodea a tu favor.

El lugar que elijas para estacionarte es clave, pero la forma en la que estacionas tu camión también lo es. Por ejemplo, si lo haces de reversa contra una pared, reja o incluso otro camión, será prácticamente imposible que alguien abra la caja de tu tráiler. Por supuesto, trata de elegir lugares en paradas de camiones bien iluminados y con mucho tránsito, como los que están cerca de las bombas de combustible, edificios o restaurantes. Además, busca si hay cámaras de seguridad e intenta estacionarte dentro de su rango de visión.

2.    Mantente alerta todo el tiempo.

Como en años recientes ha habido un incremento de crímenes contra transportistas siguiéndolos, es más importante que nunca que los operadores sean conscientes en todo momento de la situación y lo que los rodea, tanto en movimiento como estacionados. Esto incluye fijarte si te están siguiendo o señalando.

3.    Cuida lo que dices.

Dicen por ahí que en “boca cerrada no entran moscas”, o bien, “que las bocas flojas hunden barcos” y esto aplica también para prevenir el robo de tu carga. Ten cuidado sobre lo que dices acerca de la mercancía que llevas y cuál es tu destino. Esto se extiende a las pláticas vía radio en banda civil e incluso redes sociales como Facebook o Twitter. Si te han elegido como víctima, es probable que los ladrones revisarán tu información en internet para tratar de reunir información sobre tu siguiente parada o el destino final de tu carga.

4.    Si te están siguiendo.

Si crees que alguien te está siguiendo, baja la velocidad y cambia de carriles para ver si el vehículo te rebasa. En este momento no puedes avisar a la policía porque seguir a alguien no es un delito. Sin embargo, si el vehículo te rebasa intenta tomar su número de placa. Si reducir la velocidad no funciona y el mismo vehículo aún te sigue, toma la siguiente salida de la carretera para ver si hace lo mismo. Si después de esto tienes la certeza de que te están siguiendo, pide ayuda a tu base, si eres parte de una flota, y busca un lugar seguro para estacionarte.

5.    Usa un candado en la puertas de la caja.

Puede sonar obvio, simple y elemental, pero funciona. Asegúrate de usar un candado de nivel profesional. Además, si tu presupuesto lo permite, puedes instalar medidas de seguridad adicionales como pernos de seguridad controlados vía satélite en el interior de las puertas de tu tráiler, marcos y puertas con pernos Huck o pasadores horizontales para reforzar las puertas del remolque trasero. También es buena idea utilizar un recubrimiento brillante en el piso del camión, lo cual te ayudará a detectar si hay rupturas en él.

¿Trabajar armados?

Hace poco tiempo, la Coalición de Pequeños Negocios del Transporte, presidida por James Lamb, comenzó a circular una petición para recabar firmas con el objetivo de demostrar que hay quienes apoyan la idea de que los conductores interestatales puedan trabajar portando un arma de fuego. La legislación actual es poco clara y varía de estado a estado, pero la petición dice que “los ciudadanos americanos deben estar protegidos por ley federal de acuerdo a la cláusula de Comercio Interestatal y en el espíritu de la Segunda Enmienda. La cláusula de ‘Poderes Reservados’, la cual da a los estados el derecho a regular la portación de armas dentro de su territorio, no debería a aplicar a instancias relativas al comercio interestatal porque el arma de fuego está siendo portada a través de un estado…”.

Para leer el texto completo y firmar la petición visiten la página: http://ow.ly/BWJ16

La petición cobró mayor impulso debido al reciente asesinato de Michael Boeglin, en Detroit, que ocurrió de la madrugada mientras Boeglin descansaba esperando que fuera la hora de hacer su entrega matutina. Lamb centra mucho de su discurso sobre la necesidad de una mayor atención federal al tema de estacionamientos seguros, (para más información, lee el blog AskTheTrucker.com), lo cual, dice, hubiera evitado la tragedia de la familia Boeglin. Ustedes, amigos lectores, ¿qué opinan?

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: