Mercedes-Benz Sprinter [2015]

Marcando el futuro

Para el modelo 2015, la Sprinter de Mercedes ahora viene de fábrica con un motor I-4, de cuatro cilindros, con opción a un V-6 a diesel, sistema Crosswind Stability, un add-on para su programa electrónico de estabilidad (ESP) y especialmente para los compradores con requerimientos dentro y fuera de la carretera, o para su operación en condiciones invernales, existe ahora una opción 4×4 con alto y bajo rango.

Edición: Steve Sturgess

Mercedes-Benz SprinteCrosswind Stability es una nueva función estándar en todas las Sprinters 2015. Es una excelente adición al control ESP que proporciona estabilidad en línea recta durante la exposición repentina a vientos laterales extremos o inestabilidad causada por el paso de un camión pesado a velocidad alta.

Otras mejoras incluyen un nuevo intervalo de servicio de 20,000 millas, para reducir aún más el costo de propiedad. Sprinter ha ganado por cuatro años el prestigioso premio Vincentric al costo de propiedad de flota más bajo, y el intervalo de servicio extendido deberá traducirse en una ganancia mayor. El nuevo toldo más alto permite un interior con siete pies de espacio hacia arriba, para una máxima capacidad cúbica, mientras que el nuevo motor SULEV de bajas emisiones ofrece mejorar la huella ecológica de flotas para el usuario final.

Motores a diesel

El cuatro cilindros de 2.1 litros, ofrece 161 hp con 266 libras-pie de torque máximo, mientras que el V6 de 3 litros tiene 188 hp y 325 libras-pie. Ambos cuentan con la tecnología de reducción catalítica de emisiones diesel BlueTEC de Daimler.

Al acoplar el I-4 con una transmisión automática de siete velocidades, esta combinación ofrece un desempeño muy cercano al del V-6 con cinco velocidades. El cuatro cilindros con tiene el potencial de producir 30 mgs en una aplicación de servicio ligero.

El nuevo motor I-4 viene del Mercedes-Benz GLK de pasajeros, pero con una potencia más apropiada para las aplicaciones comerciales en Sprinter. Ambos motores en los modelos 2015 tienen niveles significativamente más bajos de ruido, vibración y dureza, de tal manera que el I-4 ofrece virtualmente el mismo nivel que el V-6. La supresión del ruido es tan buena que es difícil determinar que se trata de hecho de motores diesel y no a gasolina.

Mercedes-Benz SprinteEn una ruta corta de prueba en la planta de Sprinter, en Ladson, resultó muy evidente que aun las vans de carga ofrecen un avance muy silencioso y civilizado; con muy poco ruido proveniente del tren motriz y un recorrido excepcional con una suspensión muy silenciosa, aun en los caminos de segunda de la ruta.

Nos pareció particularmente interesante la excelente visibilidad delantera a través del enorme parabrisas y de las ventanillas que permiten una vista completa de los espejos retrovisores, tanto en el lado del conductor como en el del pasajero. Los frenos también son notables, pues son de disco en todas las ruedas. Los frenos ofrecen una excelente modulación para un frenado rápido y poderoso, y la asistencia al frenado es una función de seguridad muy importante que ayuda al conductor a aplicar suficiente fuerza de frenado para evitar una colisión inminente cuando es alertado por el monitoreo anticolisión del ESP.

Como nota final sobre las características de conducción, el viraje de la Sprinter es muy preciso. Esto es posible gracias al diseño de la suspensión delantera que cuenta con una sola ballesta, dejando suficiente espacio para los muñones de dirección. Esto permite un viraje excepcional, para las vueltas más apretadas, incluso para un vehículo tan grande.

Crosswind Stability

Presentado el año pasado en Europa, la actualización del sistema Crosswind Stability, para el control de estabilidad ESP, ahora viene de fábrica en las Sprinters producidas en Norteamérica. Una modificación al sensor de balanceo y derrape permite la detección de movimiento lateral mientras que una elegante corrección en el software del control de estabilidad principal detecta el impacto de vientos laterales que, de otra manera, podrían causar un cambio de carril. Los controles necesitan frenado en el otro lado de la van cuando ésta es golpeada por una ráfaga de viento cruzado. Esto jala el vehículo hacia el interior de la ráfaga, evitando así el viraje potencial hacia el carril vecino.

En una demostración en la planta, el viento fue generado por tres botes de aire para pantanos, con posiblemente 2,000 hp, generando una ráfaga de 90 mph. Se hizo marchar a dos de las vans a 60 mph (el sistema Crosswind Stability se activa arriba de las 50 mph) y la van de una generación previa exhibió una mayor desviación al pasar los botes. La Sprinter con Crosswind Stability se movió tan solo unas pulgadas, sin ninguna clase de drama.

Subrayando el valor del programa ESP evitando accidentes, otra demostración incluyó un cambio repentino de carril en una van muy pesada.

Mercedes-Benz SprinteEn el compartimiento de carga de una Sprinter con cabina doble se acomodaron tres tanques de agua que llegaban hasta el toldo. Junto con los pasajeros, la carga de la van sumaba cerca de 3,000 libras colocadas de tal manera que el centro de gravedad se elevaba significativamente. Se completaron tres recorridos: dos con el ESP deshabilitado y un último con el control de estabilidad activado (ésta opción no está disponible en los vehículos Sprinter no demostrativos ya que el ESP está activado permanentemente).

En el primer recorrido con un cambio de carril a 20 mph, sin ESP, se presentó un balanceo significativo, pero sin ningún otro peligro importante. Sin embargo, un aumento de tan solo 10 mph, a 30 mph, causó que la van se inclinara y el estabilizador hiciera contacto con el camino para prevenir una volcadura. El recorrido final se realizó a 40 mph, pero con el ESP activado, el cambio de carril se llevó a cabo sin eventualidades, probando el valor del ESP en una maniobra para evitar accidentes.

4×4 altamente articulado

Las demostraciones con la Sprinter 4×4 también fueron altamente convincentes. Después de subir una pendiente muy inclinada para llegar a un borde lleno césped, para después bajar por otra pendiente y subir de nuevo a donde una excavadora había hecho una zanja todavía más grande. Todo lo anterior fue suficiente para que las ruedas traseras, un lado a la vez, se levantaran varios pies en el aire. Pero con el control de frenado variable, las vans fueron capaces de pasar este curso de obstáculos, aunque con una aceleración muy cuidadosa, velocidades bajas y señales del personal de Mercedes-Benz, procurando un avance seguro. Como el personal señaló, ningún operador en su sano juicio llevaría un vehículo por esta clase de trayecto en circunstancias normales, pero se demostró admirablemente la capacidad excepcional de esta opción de tracción en cuatro ruedas.

El sistema es completamente diferente al del automóvil de pasajeros 4-Matic ofrecido por Mercedes-Benz en sus autos de lujo y también es diferente de aquél en el G-Wagen. Se trata de un diseño de engranaje de distribución desarrollado por Mercedes-Benz para ser lo suficientemente resistente para los rigores del uso de una van comercial, al máximo de la GW de hasta 11,330 libras en las Sprinters más grandes.

En operación, el conductor debe seleccionar la tracción total con un botón a velocidades por debajo de las 6 mph; entonces la alta tracción de la van toma efecto. El sistema no entra en marcha si se selecciona a una velocidad alta.

Mercedes-Benz SprinteLa opción es barata, a $6,500, pero para contratistas y otros compradores que necesitan capacidad fuera de la carretera, o quizás para su operación en hielo y nieve, puede ser la única alternativa disponible. Sin embargo, tendría que ser una situación extrema. Condujimos la Sprinter en la nieve y hielo de enero, dentro del Círculo Ártico en Alaska, hace dos años. En este caso, los frenos ABS y el sistema de prevención de patinado de las ruedas ASR nos dieron un control y tracción notables, aun cuando los vehículos se encontraban en carreteras cubiertas de hielo.

Estas mejoras para el modelo 2015 demostraron la capacidad y seguridad ingeniadas para la Sprinter. De acuerdo con el jefe de producción, Mathias Geisen, los desarrollos están diseñados basados en la inspiración más que en las demandas del consumidos, pero dice que no le queda duda que estos avances se suman a la diferenciación entre los vehículos Mercedes-Benz y otras vans nuevas con estilo europeo que acaban de entrar al mercado o que lo harán en un futuro cercano. Él dijo que es una capacidad que tiene Mercedes-Benz y otros podrían no tenerla, y que puede garantizar que Sprinter mantenga el liderato en el segmento de las vans.

Producción y reensamblaje de Sprinter

En las presentaciones y en las instalaciones de la planta de ensamblaje de Sprinter, es evidente que existen planes para ampliar el rango de vans Mercedes-Benz, añadiendo la van europea Vito de tamaño medio a la oferta de productos norteamericanos.

No hay pista alguna de qué vehículo será llamado cuando se presente aquí, o para el caso, cuándo será la presentación. Sin embargo, en un recorrido por la planta de Ladson, SC., en la estación de llenado de combustible de la línea de producción había tanques para diesel, para los modelos Sprinter actuales,  y de gasolina para un “modelo futuro en planeación.” Solo puede tratarse de la van mediana de carga Vito

En Europa, la Vito tiene más el tamaño de una minivan familiar, similar al de vans de carga como la Ford Serie E y la Savannah Chevy/GMC.

Mercedes-Benz SprinteLa línea de reensamblaje es necesaria para evitar el impuesto llamado “Chicken Tax” del 25% sobre las vans de carga. Las vans Sprinter de carga están construidas completamente en la planta de producción de Dusseldorf, Alemania y desmontadas después para enviarlas a los Estados Unidos. Las carrocerías totalmente pintadas y acabadas se cargan en un contenedor, mientras que sus trenes motrices, ejes, escapes y tanques de combustible, junto con la estructura delantera se cargan en otro. Las partes son reensambladas en Ladson, en un proceso que toma alrededor de cuatro horas.

Las vans tienen las mismas partes que tenían en el montaje original, el cual se lleva a cabo completamente antes del desarmado parcial para los kits parciales (SKD). Para otros mercados, las Sprinters pueden ser transportadas totalmente desarmadas (CKD) para ensamblaje local.

El montaje en los Estados Unidos emplea todas las partes provenientes de Dusseldorf, con la excepción de la batería, la cual viene de México. En los planes a futuro se están considerando fuentes locales para los componentes de la van.

Las vans de pasajeros y con cabina recortada no están sujetas al impuesto de importación del 25%, por lo tanto son traídas de Alemania en buques para cargamentos rodados, completamente armadas y operativas.

Mercedes-Benz SprinteActualmente, la planta de South Carolina está operando un turno y puede producir 76 vans al día. El jefe de operaciones, Claus Tripp, dice que, basados en los números del año pasado y en el total del año hasta la fecha, las ventas de Sprinter muestran un aumento estable con cerca del 10% de participación en el mercado de las grandes vans hoy día. Aun con la nueva competencia de Ford (Transit), Ram/Dodge (Promaster), GM (van grande de Peugeot sin nombre) y Nissan (NV300), Tripp dice que confía que Sprinter venderá 1,000 vans más este año, para un total de 23,000 unidades en Norteamérica.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Mercedes-Benz Sprinter [2015]

Marcando el futuro

Para el modelo 2015, la Sprinter de Mercedes ahora viene de fábrica con un motor I-4, de cuatro cilindros, con opción a un V-6 a diesel, sistema Crosswind Stability, un add-on para su programa electrónico de estabilidad (ESP) y especialmente para los compradores con requerimientos dentro y fuera de la carretera, o para su operación en condiciones invernales, existe ahora una opción 4×4 con alto y bajo rango.

Edición: Steve Sturgess

Mercedes-Benz SprinteCrosswind Stability es una nueva función estándar en todas las Sprinters 2015. Es una excelente adición al control ESP que proporciona estabilidad en línea recta durante la exposición repentina a vientos laterales extremos o inestabilidad causada por el paso de un camión pesado a velocidad alta.

Otras mejoras incluyen un nuevo intervalo de servicio de 20,000 millas, para reducir aún más el costo de propiedad. Sprinter ha ganado por cuatro años el prestigioso premio Vincentric al costo de propiedad de flota más bajo, y el intervalo de servicio extendido deberá traducirse en una ganancia mayor. El nuevo toldo más alto permite un interior con siete pies de espacio hacia arriba, para una máxima capacidad cúbica, mientras que el nuevo motor SULEV de bajas emisiones ofrece mejorar la huella ecológica de flotas para el usuario final.

Motores a diesel

El cuatro cilindros de 2.1 litros, ofrece 161 hp con 266 libras-pie de torque máximo, mientras que el V6 de 3 litros tiene 188 hp y 325 libras-pie. Ambos cuentan con la tecnología de reducción catalítica de emisiones diesel BlueTEC de Daimler.

Al acoplar el I-4 con una transmisión automática de siete velocidades, esta combinación ofrece un desempeño muy cercano al del V-6 con cinco velocidades. El cuatro cilindros con tiene el potencial de producir 30 mgs en una aplicación de servicio ligero.

El nuevo motor I-4 viene del Mercedes-Benz GLK de pasajeros, pero con una potencia más apropiada para las aplicaciones comerciales en Sprinter. Ambos motores en los modelos 2015 tienen niveles significativamente más bajos de ruido, vibración y dureza, de tal manera que el I-4 ofrece virtualmente el mismo nivel que el V-6. La supresión del ruido es tan buena que es difícil determinar que se trata de hecho de motores diesel y no a gasolina.

Mercedes-Benz SprinteEn una ruta corta de prueba en la planta de Sprinter, en Ladson, resultó muy evidente que aun las vans de carga ofrecen un avance muy silencioso y civilizado; con muy poco ruido proveniente del tren motriz y un recorrido excepcional con una suspensión muy silenciosa, aun en los caminos de segunda de la ruta.

Nos pareció particularmente interesante la excelente visibilidad delantera a través del enorme parabrisas y de las ventanillas que permiten una vista completa de los espejos retrovisores, tanto en el lado del conductor como en el del pasajero. Los frenos también son notables, pues son de disco en todas las ruedas. Los frenos ofrecen una excelente modulación para un frenado rápido y poderoso, y la asistencia al frenado es una función de seguridad muy importante que ayuda al conductor a aplicar suficiente fuerza de frenado para evitar una colisión inminente cuando es alertado por el monitoreo anticolisión del ESP.

Como nota final sobre las características de conducción, el viraje de la Sprinter es muy preciso. Esto es posible gracias al diseño de la suspensión delantera que cuenta con una sola ballesta, dejando suficiente espacio para los muñones de dirección. Esto permite un viraje excepcional, para las vueltas más apretadas, incluso para un vehículo tan grande.

Crosswind Stability

Presentado el año pasado en Europa, la actualización del sistema Crosswind Stability, para el control de estabilidad ESP, ahora viene de fábrica en las Sprinters producidas en Norteamérica. Una modificación al sensor de balanceo y derrape permite la detección de movimiento lateral mientras que una elegante corrección en el software del control de estabilidad principal detecta el impacto de vientos laterales que, de otra manera, podrían causar un cambio de carril. Los controles necesitan frenado en el otro lado de la van cuando ésta es golpeada por una ráfaga de viento cruzado. Esto jala el vehículo hacia el interior de la ráfaga, evitando así el viraje potencial hacia el carril vecino.

En una demostración en la planta, el viento fue generado por tres botes de aire para pantanos, con posiblemente 2,000 hp, generando una ráfaga de 90 mph. Se hizo marchar a dos de las vans a 60 mph (el sistema Crosswind Stability se activa arriba de las 50 mph) y la van de una generación previa exhibió una mayor desviación al pasar los botes. La Sprinter con Crosswind Stability se movió tan solo unas pulgadas, sin ninguna clase de drama.

Subrayando el valor del programa ESP evitando accidentes, otra demostración incluyó un cambio repentino de carril en una van muy pesada.

Mercedes-Benz SprinteEn el compartimiento de carga de una Sprinter con cabina doble se acomodaron tres tanques de agua que llegaban hasta el toldo. Junto con los pasajeros, la carga de la van sumaba cerca de 3,000 libras colocadas de tal manera que el centro de gravedad se elevaba significativamente. Se completaron tres recorridos: dos con el ESP deshabilitado y un último con el control de estabilidad activado (ésta opción no está disponible en los vehículos Sprinter no demostrativos ya que el ESP está activado permanentemente).

En el primer recorrido con un cambio de carril a 20 mph, sin ESP, se presentó un balanceo significativo, pero sin ningún otro peligro importante. Sin embargo, un aumento de tan solo 10 mph, a 30 mph, causó que la van se inclinara y el estabilizador hiciera contacto con el camino para prevenir una volcadura. El recorrido final se realizó a 40 mph, pero con el ESP activado, el cambio de carril se llevó a cabo sin eventualidades, probando el valor del ESP en una maniobra para evitar accidentes.

4×4 altamente articulado

Las demostraciones con la Sprinter 4×4 también fueron altamente convincentes. Después de subir una pendiente muy inclinada para llegar a un borde lleno césped, para después bajar por otra pendiente y subir de nuevo a donde una excavadora había hecho una zanja todavía más grande. Todo lo anterior fue suficiente para que las ruedas traseras, un lado a la vez, se levantaran varios pies en el aire. Pero con el control de frenado variable, las vans fueron capaces de pasar este curso de obstáculos, aunque con una aceleración muy cuidadosa, velocidades bajas y señales del personal de Mercedes-Benz, procurando un avance seguro. Como el personal señaló, ningún operador en su sano juicio llevaría un vehículo por esta clase de trayecto en circunstancias normales, pero se demostró admirablemente la capacidad excepcional de esta opción de tracción en cuatro ruedas.

El sistema es completamente diferente al del automóvil de pasajeros 4-Matic ofrecido por Mercedes-Benz en sus autos de lujo y también es diferente de aquél en el G-Wagen. Se trata de un diseño de engranaje de distribución desarrollado por Mercedes-Benz para ser lo suficientemente resistente para los rigores del uso de una van comercial, al máximo de la GW de hasta 11,330 libras en las Sprinters más grandes.

En operación, el conductor debe seleccionar la tracción total con un botón a velocidades por debajo de las 6 mph; entonces la alta tracción de la van toma efecto. El sistema no entra en marcha si se selecciona a una velocidad alta.

Mercedes-Benz SprinteLa opción es barata, a $6,500, pero para contratistas y otros compradores que necesitan capacidad fuera de la carretera, o quizás para su operación en hielo y nieve, puede ser la única alternativa disponible. Sin embargo, tendría que ser una situación extrema. Condujimos la Sprinter en la nieve y hielo de enero, dentro del Círculo Ártico en Alaska, hace dos años. En este caso, los frenos ABS y el sistema de prevención de patinado de las ruedas ASR nos dieron un control y tracción notables, aun cuando los vehículos se encontraban en carreteras cubiertas de hielo.

Estas mejoras para el modelo 2015 demostraron la capacidad y seguridad ingeniadas para la Sprinter. De acuerdo con el jefe de producción, Mathias Geisen, los desarrollos están diseñados basados en la inspiración más que en las demandas del consumidos, pero dice que no le queda duda que estos avances se suman a la diferenciación entre los vehículos Mercedes-Benz y otras vans nuevas con estilo europeo que acaban de entrar al mercado o que lo harán en un futuro cercano. Él dijo que es una capacidad que tiene Mercedes-Benz y otros podrían no tenerla, y que puede garantizar que Sprinter mantenga el liderato en el segmento de las vans.

Producción y reensamblaje de Sprinter

En las presentaciones y en las instalaciones de la planta de ensamblaje de Sprinter, es evidente que existen planes para ampliar el rango de vans Mercedes-Benz, añadiendo la van europea Vito de tamaño medio a la oferta de productos norteamericanos.

No hay pista alguna de qué vehículo será llamado cuando se presente aquí, o para el caso, cuándo será la presentación. Sin embargo, en un recorrido por la planta de Ladson, SC., en la estación de llenado de combustible de la línea de producción había tanques para diesel, para los modelos Sprinter actuales,  y de gasolina para un “modelo futuro en planeación.” Solo puede tratarse de la van mediana de carga Vito

En Europa, la Vito tiene más el tamaño de una minivan familiar, similar al de vans de carga como la Ford Serie E y la Savannah Chevy/GMC.

Mercedes-Benz SprinteLa línea de reensamblaje es necesaria para evitar el impuesto llamado “Chicken Tax” del 25% sobre las vans de carga. Las vans Sprinter de carga están construidas completamente en la planta de producción de Dusseldorf, Alemania y desmontadas después para enviarlas a los Estados Unidos. Las carrocerías totalmente pintadas y acabadas se cargan en un contenedor, mientras que sus trenes motrices, ejes, escapes y tanques de combustible, junto con la estructura delantera se cargan en otro. Las partes son reensambladas en Ladson, en un proceso que toma alrededor de cuatro horas.

Las vans tienen las mismas partes que tenían en el montaje original, el cual se lleva a cabo completamente antes del desarmado parcial para los kits parciales (SKD). Para otros mercados, las Sprinters pueden ser transportadas totalmente desarmadas (CKD) para ensamblaje local.

El montaje en los Estados Unidos emplea todas las partes provenientes de Dusseldorf, con la excepción de la batería, la cual viene de México. En los planes a futuro se están considerando fuentes locales para los componentes de la van.

Las vans de pasajeros y con cabina recortada no están sujetas al impuesto de importación del 25%, por lo tanto son traídas de Alemania en buques para cargamentos rodados, completamente armadas y operativas.

Mercedes-Benz SprinteActualmente, la planta de South Carolina está operando un turno y puede producir 76 vans al día. El jefe de operaciones, Claus Tripp, dice que, basados en los números del año pasado y en el total del año hasta la fecha, las ventas de Sprinter muestran un aumento estable con cerca del 10% de participación en el mercado de las grandes vans hoy día. Aun con la nueva competencia de Ford (Transit), Ram/Dodge (Promaster), GM (van grande de Peugeot sin nombre) y Nissan (NV300), Tripp dice que confía que Sprinter venderá 1,000 vans más este año, para un total de 23,000 unidades en Norteamérica.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: