Guía para convertirte en Propietario-Operador parte 3

Hora de decidir

Dar el paso para convertirte en un Propietario-Operador independiente no es cosa fácil, por eso te presentamos algunas consideraciones que te ayudarán a tomar la mejor decisión para ti en la tercera y última entrega de la serie que dedicamos a este tema.

Propietario-Operador¿Independizarse o trabajar para alguien? Esta es una de las preguntas más importantes que deberás hacerte: “¿Realmente quiero ser independiente o prefiero rentarle mi camión y tiempo a un transportista?”. La respuesta no es fácil o rápida, pero afortunadamente hay una correcta. Lo malo es que nadie puede tomar esta decisión por ti, ya que no hay dos camioneros que sean iguales, por lo que tendrás que sopesar en una balanza las ventajas y desventajas para tomar la mejor decisión para ti y tu negocio de transporte. Hay muchas personas, no solo camioneros, que preferirían perder un brazo antes que su independencia al trabajar para una compañía, mientras que otros prefieren la seguridad de saber que tendrán una base más consistente de cargas entre las cuales elegir. Por eso, a continuación mencionaremos los pros y contras de ser un propietario-operador independiente.

Los mayores beneficios de trabajar por tu cuenta son que puedes:

•Decidir cuándo trabajas.

•Elegir las cargas y carreteras que mejor se adapten a ti y tu estilo de vida.

•Te haces responsable por la carga que eliges y no enfrentas posibles represalias de un despachador por no querer llevar una carga que no te agrada.

•No tienes que lidiar con políticas empresariales, favoritismo de quien reparte las cargas ni reglas con las que puedes no estar de acuerdo.

Por supuesto, trabajar para un transportista también tiene sus ventajas:

•Mayor consistencia de carga y transporte (y más millas llevando algo).

•En muchos casos, la compañía paga o te reembolsa peajes, placas y permisos.

•Acceso (usualmente) a tarjetas de combustible de la empresa, adelantos de paga y sistemas de transferencia de dinero.

•Los tráileres los provee la compañía.

•Acceso en la mayoría de las ocasiones a tarifas de flota en el seguro que deberás pagar para operar tu camión.

•No te tienes que preocupar por obtener tu autorización de operación.

Propietario-OperadorSin duda estos factores serán decisivos para el proceso de toma de decisiones porque también impactarán el dinero que puedas generar con tu camión. Trabajar para un transportista grande usualmente quiere decir que ganarás menos dinero por milla con tu camión, pero en muchas ocasiones ese déficit será compensado porque pasarás menos tiempo conduciendo un camión vacío, esperando cargamentos y tendrás descuentos de compañía para ciertos artículos como llantas, combustible y refacciones. Pero la única manera en la que podrás saber cuál te conviene más es sentarte y hacer cuentas para ver qué te resulta mejor. Como decíamos en un principio, no hay dos conductores iguales, por eso deberás decidir si para ti vale o no la pena trabajar por tu cuenta.

Pero hay otros tres rubros que deberás tomar en cuenta antes de tomar esta decisión, referentes al equipo, factores legales y de contabilidad, y cómo comprar tu camión. El tipo de equipo que elijas operar, la clase de operaciones que lleves a cabo y la manera en la que manejas serán un factor determinante para tu rentabilidad. Sí, quizá te guste más estéticamente una marca determinada, pero ¿puede tu negocio permitir que la estética esté por encima de la rentabilidad y la economía de combustible?

Otros factores a considerar sobre el camión que adquirirás son:

•La edad del camión (incluyendo millaje, garantía y equipamiento).

•Tu área de operaciones.

•Qué tanto estarás fuera de casa, pues si no vas a pasar mucho tiempo en el camino quizá puedas obtener un buen precio si buscas un camión sin muchas amenidades.

•Rendimiento de combustible.

No hay reglas escritas en piedra sobre cómo convertirse en propietario-operador y elegir el equipo que operarás. Potencia, torque, transmisión, motor, estilo de manejo, etcétera, todos son factores que incidirán en tu contabilidad, tanto a favor como en contra.

En cuanto a los aspectos legales y contables, para convertirte en un propietario-operador deberás elegir una estructura de negocio para tu empresa y planear el pago de impuestos. Hay tanto que decir de este tema y es tan relativo dependiendo específicamente de a qué te dediques, que te sugerimos conseguir asesoría profesional a este respecto.

Por último, antes de que salgas corriendo a comprar tu camión, esta serie de artículos ha tiene como finalidad ayudarte a través de las muchas decisiones que deberás tomar para tener éxito como un propietario-operador. Y si bien existen muchos camioneros hablando pestes sobre esta posibilidad, diciendo incluso que es una tontería mayúscula, hay miles de camioneros que han encontrado la manera de mantenerse rentables, a pesar de una economía decaída, bajas tasas en las cargas y altos costos de combustible. El transporte es una industria donde es posible hacer dinero si tomas decisiones de negocios con sentido común, planeas con sensatez y, para qué negarlo, si la diosa fortuna de sonríe, puede que logres el sueño de tu vida sin que tus finanzas sufran.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Guía para convertirte en Propietario-Operador parte 3

Hora de decidir

Dar el paso para convertirte en un Propietario-Operador independiente no es cosa fácil, por eso te presentamos algunas consideraciones que te ayudarán a tomar la mejor decisión para ti en la tercera y última entrega de la serie que dedicamos a este tema.

Propietario-Operador¿Independizarse o trabajar para alguien? Esta es una de las preguntas más importantes que deberás hacerte: “¿Realmente quiero ser independiente o prefiero rentarle mi camión y tiempo a un transportista?”. La respuesta no es fácil o rápida, pero afortunadamente hay una correcta. Lo malo es que nadie puede tomar esta decisión por ti, ya que no hay dos camioneros que sean iguales, por lo que tendrás que sopesar en una balanza las ventajas y desventajas para tomar la mejor decisión para ti y tu negocio de transporte. Hay muchas personas, no solo camioneros, que preferirían perder un brazo antes que su independencia al trabajar para una compañía, mientras que otros prefieren la seguridad de saber que tendrán una base más consistente de cargas entre las cuales elegir. Por eso, a continuación mencionaremos los pros y contras de ser un propietario-operador independiente.

Los mayores beneficios de trabajar por tu cuenta son que puedes:

•Decidir cuándo trabajas.

•Elegir las cargas y carreteras que mejor se adapten a ti y tu estilo de vida.

•Te haces responsable por la carga que eliges y no enfrentas posibles represalias de un despachador por no querer llevar una carga que no te agrada.

•No tienes que lidiar con políticas empresariales, favoritismo de quien reparte las cargas ni reglas con las que puedes no estar de acuerdo.

Por supuesto, trabajar para un transportista también tiene sus ventajas:

•Mayor consistencia de carga y transporte (y más millas llevando algo).

•En muchos casos, la compañía paga o te reembolsa peajes, placas y permisos.

•Acceso (usualmente) a tarjetas de combustible de la empresa, adelantos de paga y sistemas de transferencia de dinero.

•Los tráileres los provee la compañía.

•Acceso en la mayoría de las ocasiones a tarifas de flota en el seguro que deberás pagar para operar tu camión.

•No te tienes que preocupar por obtener tu autorización de operación.

Propietario-OperadorSin duda estos factores serán decisivos para el proceso de toma de decisiones porque también impactarán el dinero que puedas generar con tu camión. Trabajar para un transportista grande usualmente quiere decir que ganarás menos dinero por milla con tu camión, pero en muchas ocasiones ese déficit será compensado porque pasarás menos tiempo conduciendo un camión vacío, esperando cargamentos y tendrás descuentos de compañía para ciertos artículos como llantas, combustible y refacciones. Pero la única manera en la que podrás saber cuál te conviene más es sentarte y hacer cuentas para ver qué te resulta mejor. Como decíamos en un principio, no hay dos conductores iguales, por eso deberás decidir si para ti vale o no la pena trabajar por tu cuenta.

Pero hay otros tres rubros que deberás tomar en cuenta antes de tomar esta decisión, referentes al equipo, factores legales y de contabilidad, y cómo comprar tu camión. El tipo de equipo que elijas operar, la clase de operaciones que lleves a cabo y la manera en la que manejas serán un factor determinante para tu rentabilidad. Sí, quizá te guste más estéticamente una marca determinada, pero ¿puede tu negocio permitir que la estética esté por encima de la rentabilidad y la economía de combustible?

Otros factores a considerar sobre el camión que adquirirás son:

•La edad del camión (incluyendo millaje, garantía y equipamiento).

•Tu área de operaciones.

•Qué tanto estarás fuera de casa, pues si no vas a pasar mucho tiempo en el camino quizá puedas obtener un buen precio si buscas un camión sin muchas amenidades.

•Rendimiento de combustible.

No hay reglas escritas en piedra sobre cómo convertirse en propietario-operador y elegir el equipo que operarás. Potencia, torque, transmisión, motor, estilo de manejo, etcétera, todos son factores que incidirán en tu contabilidad, tanto a favor como en contra.

En cuanto a los aspectos legales y contables, para convertirte en un propietario-operador deberás elegir una estructura de negocio para tu empresa y planear el pago de impuestos. Hay tanto que decir de este tema y es tan relativo dependiendo específicamente de a qué te dediques, que te sugerimos conseguir asesoría profesional a este respecto.

Por último, antes de que salgas corriendo a comprar tu camión, esta serie de artículos ha tiene como finalidad ayudarte a través de las muchas decisiones que deberás tomar para tener éxito como un propietario-operador. Y si bien existen muchos camioneros hablando pestes sobre esta posibilidad, diciendo incluso que es una tontería mayúscula, hay miles de camioneros que han encontrado la manera de mantenerse rentables, a pesar de una economía decaída, bajas tasas en las cargas y altos costos de combustible. El transporte es una industria donde es posible hacer dinero si tomas decisiones de negocios con sentido común, planeas con sensatez y, para qué negarlo, si la diosa fortuna de sonríe, puede que logres el sueño de tu vida sin que tus finanzas sufran.

Tags:

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: