Pagar por rodar

Pagar por rodarLey en la Casa de Representantes podría elevar impuestos a combustible; la Casa Blanca busca poner casetas de pago en carreteras interestatales.

La búsqueda de financiamiento para el Fondo Fiduciario Carretero ha sido un tema candente de un tiempo a la fecha, pues el Congreso lleva ya tres años intentando encontrar una solución al problema y aún no logran ponerse de acuerdo. Ahora, existe una propuesto que elevaría los impuestos al combustible y otra que podría obligar a la gente a pagar por circular en las carreteras interestatales.

La Casa de Representantes presentó recientemente una propuesta de ley que podría atar el actual impuesto al combustible a la inflación como una medida de financiamiento a largo plazo para el sistema carretero; además de la asignación de un paquete de 12 billones de dólares para que el Fondo Fiduciario Carretero no se quede sin fondos a corto plazo. La propuesta, cuyo nombre es Puente para una Infraestructura Sustentable, también establecería un equipo de trabajo que supervisaría el Fondo Fiduciario Carretero, su solvencia y tomaría medidas para elevar los impuestos al combustible si el Congreso no logra prevenir carencias en este fondo a comienzos de 2017 y 2020.

Cómo funcionaría

Pagar por rodarEl primer ajuste a los impuestos al combustible tendría lugar inmediatamente al cambiar la letra de la ley que actualmente ata los precios del combustible al costo de la vida de 1992 por el de 2014, es decir, simplemente cambiando un número. Los incrementos subsecuentes ocurrirían si el Fondo Fiduciario Carretero tuviera un déficit y entrarían en vigor en 2017 y 2020, de ser necesarios.

Esta propuesta ha encontrado apoyo entre republicanos y demócratas, pues de hecho fue presentada por siete representantes de los primeros y 10 de los segundos. Además, tiene el apoyo de las Asociaciones de Transportistas Americanos (ATA), la Cámara de Comercio, la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA por sus siglas en inglés), la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO por sus siglas en inglés) y muchos otros.

La propuesta no incluye ningún cambio regulatorio ni mandatos y tiene una extensión de apenas 35 páginas, centrándose únicamente en conseguir recursos para el Fondo Fiduciario Carretero. Al momento de escribir esto, quedaba cada vez menos tiempo para que el Congreso aprobara alguna medida para encontrar dinero para este fondo (la fecha límite era el 31 de mayo); pero de no hallar ninguna, ocurriría lo mismo que en 2012, cuando se terminó la vigencia de la ley MAP-21, es decir, aprobarían una medida provisional –un parche, dirían algunos-, en lo que logran ponerse de acuerdo en un sistema que garantice fondos a largo plazo para sostener la infraestructura carretera del país.

Qué dice la Casa Blanca

Pagar por rodarPor supuesto, la administración del país no ha estado ociosa a este respecto y el presidente Obama presentó una propuesta de ley carretera –que el Secretario del Transporte Anthony Foxx hizo llegar al Congreso- muy en la línea de lo que hemos venido presenciando de las propuestas del presidente. El punto clave de la propuesta del presidente para conseguir fondos es un impuesto de repatriación a las ganancias en el extranjero, el cual ha encontrado apoyo en ambos partidos, pero no el suficiente como para ser aprobado por el Congreso. Su propuesta clave para la industria camionera fue exigir que los transportistas paguen a los conductores al menos el salario mínimo por horas laborales en las que no estén manejando.

Peaje en interestatales

Pero lo más controversial de la propuesta no es algo que afecta solamente a la industria del transporte. Se trata de una previsión que eliminaría la actual prohibición sobre el cobro de peaje en las carreteras interestatales existentes. Esta provisión formó parte también de la edición 2014 de la Ley América Crece de la Casa Blanca, que encontró una fuerte oposición entre los transportistas. Hace poco la Alianza por Interestatales Libres de Peaje (ATFI por sus siglas en inglés) llamó a esta medida “el peor acercamiento posible para recaudar fondos para el transporte” y aseguró que no encontraría mucho apoyo.

Pagar por rodarJulian Walker, vocero de la AFTI, emitió esta declaración después de que el Departamento del Transporte diera a conocer la propuesta América Crece. “La idea ha sido rechazada por legisladores, el público y los líderes de la comunidad en los pocos estados que tienen una excepción a la prohibición federal al cobro de peaje. Además, el peaje hace que el tráfico pesado de las carreteras se vaya hacia calles secundarias, lo cual lleva a una degradación prematura del camino que le cuesta a los contribuyentes, además de poner en peligro la seguridad pública cuando los trabajadores de rescate se retrasan al responder a una llamada de emergencia. Este plan también dejaría que los estados utilizaran los ingresos por peaje a proyectos que no tienen nada que ver con las carreteras, abusando de la confianza del público y explotando a quienes manejan por carretera con un impuesto en las interestatales para pagar por tranvías, transporte público y proyectos medioambientales no específicos, todo ello sin resolver de fondo el problema del financiamiento carretero”.

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Pagar por rodar

Pagar por rodarLey en la Casa de Representantes podría elevar impuestos a combustible; la Casa Blanca busca poner casetas de pago en carreteras interestatales.

La búsqueda de financiamiento para el Fondo Fiduciario Carretero ha sido un tema candente de un tiempo a la fecha, pues el Congreso lleva ya tres años intentando encontrar una solución al problema y aún no logran ponerse de acuerdo. Ahora, existe una propuesto que elevaría los impuestos al combustible y otra que podría obligar a la gente a pagar por circular en las carreteras interestatales.

La Casa de Representantes presentó recientemente una propuesta de ley que podría atar el actual impuesto al combustible a la inflación como una medida de financiamiento a largo plazo para el sistema carretero; además de la asignación de un paquete de 12 billones de dólares para que el Fondo Fiduciario Carretero no se quede sin fondos a corto plazo. La propuesta, cuyo nombre es Puente para una Infraestructura Sustentable, también establecería un equipo de trabajo que supervisaría el Fondo Fiduciario Carretero, su solvencia y tomaría medidas para elevar los impuestos al combustible si el Congreso no logra prevenir carencias en este fondo a comienzos de 2017 y 2020.

Cómo funcionaría

Pagar por rodarEl primer ajuste a los impuestos al combustible tendría lugar inmediatamente al cambiar la letra de la ley que actualmente ata los precios del combustible al costo de la vida de 1992 por el de 2014, es decir, simplemente cambiando un número. Los incrementos subsecuentes ocurrirían si el Fondo Fiduciario Carretero tuviera un déficit y entrarían en vigor en 2017 y 2020, de ser necesarios.

Esta propuesta ha encontrado apoyo entre republicanos y demócratas, pues de hecho fue presentada por siete representantes de los primeros y 10 de los segundos. Además, tiene el apoyo de las Asociaciones de Transportistas Americanos (ATA), la Cámara de Comercio, la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA por sus siglas en inglés), la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO por sus siglas en inglés) y muchos otros.

La propuesta no incluye ningún cambio regulatorio ni mandatos y tiene una extensión de apenas 35 páginas, centrándose únicamente en conseguir recursos para el Fondo Fiduciario Carretero. Al momento de escribir esto, quedaba cada vez menos tiempo para que el Congreso aprobara alguna medida para encontrar dinero para este fondo (la fecha límite era el 31 de mayo); pero de no hallar ninguna, ocurriría lo mismo que en 2012, cuando se terminó la vigencia de la ley MAP-21, es decir, aprobarían una medida provisional –un parche, dirían algunos-, en lo que logran ponerse de acuerdo en un sistema que garantice fondos a largo plazo para sostener la infraestructura carretera del país.

Qué dice la Casa Blanca

Pagar por rodarPor supuesto, la administración del país no ha estado ociosa a este respecto y el presidente Obama presentó una propuesta de ley carretera –que el Secretario del Transporte Anthony Foxx hizo llegar al Congreso- muy en la línea de lo que hemos venido presenciando de las propuestas del presidente. El punto clave de la propuesta del presidente para conseguir fondos es un impuesto de repatriación a las ganancias en el extranjero, el cual ha encontrado apoyo en ambos partidos, pero no el suficiente como para ser aprobado por el Congreso. Su propuesta clave para la industria camionera fue exigir que los transportistas paguen a los conductores al menos el salario mínimo por horas laborales en las que no estén manejando.

Peaje en interestatales

Pero lo más controversial de la propuesta no es algo que afecta solamente a la industria del transporte. Se trata de una previsión que eliminaría la actual prohibición sobre el cobro de peaje en las carreteras interestatales existentes. Esta provisión formó parte también de la edición 2014 de la Ley América Crece de la Casa Blanca, que encontró una fuerte oposición entre los transportistas. Hace poco la Alianza por Interestatales Libres de Peaje (ATFI por sus siglas en inglés) llamó a esta medida “el peor acercamiento posible para recaudar fondos para el transporte” y aseguró que no encontraría mucho apoyo.

Pagar por rodarJulian Walker, vocero de la AFTI, emitió esta declaración después de que el Departamento del Transporte diera a conocer la propuesta América Crece. “La idea ha sido rechazada por legisladores, el público y los líderes de la comunidad en los pocos estados que tienen una excepción a la prohibición federal al cobro de peaje. Además, el peaje hace que el tráfico pesado de las carreteras se vaya hacia calles secundarias, lo cual lleva a una degradación prematura del camino que le cuesta a los contribuyentes, además de poner en peligro la seguridad pública cuando los trabajadores de rescate se retrasan al responder a una llamada de emergencia. Este plan también dejaría que los estados utilizaran los ingresos por peaje a proyectos que no tienen nada que ver con las carreteras, abusando de la confianza del público y explotando a quienes manejan por carretera con un impuesto en las interestatales para pagar por tranvías, transporte público y proyectos medioambientales no específicos, todo ello sin resolver de fondo el problema del financiamiento carretero”.

Comments are closed.

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: