GMC Sierra All Terrain X

X-trema

GMC tiene en la Sierra All Terrain X la pickup más radical de todo su portafolio, la cual combina una ruda estética con un impresionante desempeño todoterreno. Es una pickup ideal para todos aquellos que gustan de vivir la vida fuera del asfalto rodeados de la comodidad de las pickups del siglo XXI.

La GMC Sierra es una camioneta que, a menos que hayas estado viviendo bajo una piedra, has visto al menos una vez en la vida. Pero lo que no es tan común es ver la versión más todoterreno de la misma, la All Terrain X, la cual GMC presentó en el Auto Show de Houston el año pasado. Este modelo lleva las capacidades fuera del asfalto de la Sierra All Terrain un paso más allá gracias a que lleva equipamiento funcional adicional (además de varios toques estéticos que la separan del resto de sus hermanas).

Si bien no es la primera edición especial que General Motors ha creado de una pickup, sí es la primera que le pone más potencia al motor. Sí, por fin los mandamases de la marca hicieron caso al clamor popular y le añadieron un sistema de escape de alto rendimiento. Ciertamente el incremento no es nada radical, apenas 10 HP que elevan la potencia del V8 de 5.3 litros a 365 caballos, el sonido que sale del escape te hará sentir que llevas mucho más bajo el cofre -además, si realmente quieres más potencia, te recomendamos instalar un supercargador-.

En cuanto al equipamiento off-road, tenemos llantas para lodo con unos rines exclusivos, una barra antivuelco con dos faros de LED, estribos laterales segmentados para facilitar el acceso a la cabina y, lo más importante, el kit de suspensión Z71. Además de todo, el negro es el color que predomina en la camioneta, nada de cromo por todos lados en la All Terrain X.

Diseño

Casi todo las diferencias de la All Terrain X se encuentran en el exterior, comenzando con una parrilla con unos ligeros toques de cromo, pero en acabado tintado para no desentonar. Las defensas también van al color de la carrocería y lo mismo pasa con los rines de 18 pulgadas envueltos en llantas Goodyear Wrangler DuraTrac MT 265/65. Según GMC, estas llantas ofrecen un buen balance entre desempeño off-road -incluso sobre la nieve- y comodidad en la carretera; aunque obviamente resultan más ruidosas en el asfalto que unas llantas tradicionales.

Entre el equipamiento de serie de la All Terrain X encontrarás escalones todoterreno -que GM ofrece en otras camionetas como equipamiento opcional- que te ayudan a entrar o salir de la cabina. También está ahí la infaltable barra antivuelco con una placa en los costados y dos faros de LED en la parte superior para alumbrar tu camino, muy necesarios si consideras que los senderos que esta camioneta está destinada a transitar no suelen contar con iluminación. Además, esta Sierra lleva faros de LED de alto rendimiento, caja con recubrimiento en aerosol, asistente de reversa, así como manijas y espejos al color de la carrocería, entre otros.

Interior

La cabina de la All Terrain X no es tan diferente de la de otras Sierra. De hecho, solo hay tres cosas que la diferencian de una SLT: panel de instrumentos con logotipo de All Terrain, tapetes y la función de inclinómetro en la pantalla de información para el conductor. Hay piel forrando prácticamente todo el interior: tablero, volante, asientos, paneles de puertas y una pantalla de 8” que despliega la información del sistema de infotenimiento IntelliLink.

El volante ajustable en altura y profundidad, tiene controles para el sistema de control de crucero y el de sonido, como ya es costumbre en este segmento,. Los asientos son cómodos y otorgan un soporte lateral suficiente sin resultar asfixiante, como luego ocurre con los asientos deportivos. En la consola central hay dos tomas de corriente, dos puertos USB y dos posavasos en una charola corrediza que sirve como tapa para un compartimento para llevar el teléfono o cosas pequeñas.

Los instrumentos, en blanco y rojo, son de muy fácil lectura e incluyen una pantalla con información de la computadora de viaje y también del sistema de sonido. Y como en GMC saben que en esta época es imprescindible estar conectado, viene equipada en total con cinco puertos USB, un enchufe casero de 110 volts y al menos tres tomas de corriente de 12 volts para que nadie se quede sin batería.

Motor y transmisión

Bajo el cofre de esta Sierra encontrarás el familiar V8 EcoTec de 5.3 litros. Construido totalmente en aluminio, utiliza inyección directa, apertura variable de válvulas y Gestión Activa de Combustible para entregar tanto potencia como ahorro de gasolina. El resultado es una potencia de 365 HP a 5,600 rpm y un torque de 383 lb-pie a 4,100 vueltas gracias a la adición de un sistema de escape de alto flujo que además de liberar presión en el escape, le da un sonido bastante más grave a la pickup.

El motor está “casado” con una transmisión automática de seis cambios y una caja reductora de dos velocidades operada electrónicamente. Bajo condiciones normales de manejo, esta opera en modo 2WD, poniendo la potencia en el eje trasero. Pero cuando el terreno es más agreste, puedes elegir entre funcionar en modo 4×4 en alta o baja. Otro de los beneficios del paquete All Terrain X es llevar un diferencial autoblocante Eaton G80, el cual empieza a funcionar cuando una rueda gira 100 rpm más rápido que la opuesta en el eje trasero, mejorando la tracción en condiciones resbaladizas.

Por último pero no por ello menos importante, tenemos el paquete de suspensión Z71, el cual lleva amortiguadores Rancho monotubo que ofrecen un gran desempeño fuera del asfalto, un filtro especial que ayuda a mantener limpio el aire que entra al V8 en condiciones de mucho polvo y, por supuesto, protectores de cárter que evitan que las piedras hagan destrozos en el vano del motor. El Control de Descenso en Pendientes también forma parte de este paquete.

Sin duda, la Sierra All Terrain X es la más ruda que hemos visto por parte de GMC, pues no solo ofrece una apariencia dura, sino que la respalda con un excelente desempeño fuera del asfalto. Por otro lado, esto reduce el mercado a aquellos que aman la vida fuera del asfalto o a quienes buscan una camioneta bastante personalizada pero no quieren lidiar con el mercado secundario y de paso aprovechan que todo tiene el respaldo de la garantía de GM.

Ficha técnica
Motor
V8 de 5.3 litros con 365 HP y 383 lb-pie
Transmisión
Automática de 6 velocidades
Suspensión delantera
Independiente con amortiguadores monotubo Rancho
Suspensión trasera
Muelles parabólicos con amortiguadores monotubo Rancho

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
GMC Sierra All Terrain X

X-trema

GMC tiene en la Sierra All Terrain X la pickup más radical de todo su portafolio, la cual combina una ruda estética con un impresionante desempeño todoterreno. Es una pickup ideal para todos aquellos que gustan de vivir la vida fuera del asfalto rodeados de la comodidad de las pickups del siglo XXI.

La GMC Sierra es una camioneta que, a menos que hayas estado viviendo bajo una piedra, has visto al menos una vez en la vida. Pero lo que no es tan común es ver la versión más todoterreno de la misma, la All Terrain X, la cual GMC presentó en el Auto Show de Houston el año pasado. Este modelo lleva las capacidades fuera del asfalto de la Sierra All Terrain un paso más allá gracias a que lleva equipamiento funcional adicional (además de varios toques estéticos que la separan del resto de sus hermanas).

Si bien no es la primera edición especial que General Motors ha creado de una pickup, sí es la primera que le pone más potencia al motor. Sí, por fin los mandamases de la marca hicieron caso al clamor popular y le añadieron un sistema de escape de alto rendimiento. Ciertamente el incremento no es nada radical, apenas 10 HP que elevan la potencia del V8 de 5.3 litros a 365 caballos, el sonido que sale del escape te hará sentir que llevas mucho más bajo el cofre -además, si realmente quieres más potencia, te recomendamos instalar un supercargador-.

En cuanto al equipamiento off-road, tenemos llantas para lodo con unos rines exclusivos, una barra antivuelco con dos faros de LED, estribos laterales segmentados para facilitar el acceso a la cabina y, lo más importante, el kit de suspensión Z71. Además de todo, el negro es el color que predomina en la camioneta, nada de cromo por todos lados en la All Terrain X.

Diseño

Casi todo las diferencias de la All Terrain X se encuentran en el exterior, comenzando con una parrilla con unos ligeros toques de cromo, pero en acabado tintado para no desentonar. Las defensas también van al color de la carrocería y lo mismo pasa con los rines de 18 pulgadas envueltos en llantas Goodyear Wrangler DuraTrac MT 265/65. Según GMC, estas llantas ofrecen un buen balance entre desempeño off-road -incluso sobre la nieve- y comodidad en la carretera; aunque obviamente resultan más ruidosas en el asfalto que unas llantas tradicionales.

Entre el equipamiento de serie de la All Terrain X encontrarás escalones todoterreno -que GM ofrece en otras camionetas como equipamiento opcional- que te ayudan a entrar o salir de la cabina. También está ahí la infaltable barra antivuelco con una placa en los costados y dos faros de LED en la parte superior para alumbrar tu camino, muy necesarios si consideras que los senderos que esta camioneta está destinada a transitar no suelen contar con iluminación. Además, esta Sierra lleva faros de LED de alto rendimiento, caja con recubrimiento en aerosol, asistente de reversa, así como manijas y espejos al color de la carrocería, entre otros.

Interior

La cabina de la All Terrain X no es tan diferente de la de otras Sierra. De hecho, solo hay tres cosas que la diferencian de una SLT: panel de instrumentos con logotipo de All Terrain, tapetes y la función de inclinómetro en la pantalla de información para el conductor. Hay piel forrando prácticamente todo el interior: tablero, volante, asientos, paneles de puertas y una pantalla de 8” que despliega la información del sistema de infotenimiento IntelliLink.

El volante ajustable en altura y profundidad, tiene controles para el sistema de control de crucero y el de sonido, como ya es costumbre en este segmento,. Los asientos son cómodos y otorgan un soporte lateral suficiente sin resultar asfixiante, como luego ocurre con los asientos deportivos. En la consola central hay dos tomas de corriente, dos puertos USB y dos posavasos en una charola corrediza que sirve como tapa para un compartimento para llevar el teléfono o cosas pequeñas.

Los instrumentos, en blanco y rojo, son de muy fácil lectura e incluyen una pantalla con información de la computadora de viaje y también del sistema de sonido. Y como en GMC saben que en esta época es imprescindible estar conectado, viene equipada en total con cinco puertos USB, un enchufe casero de 110 volts y al menos tres tomas de corriente de 12 volts para que nadie se quede sin batería.

Motor y transmisión

Bajo el cofre de esta Sierra encontrarás el familiar V8 EcoTec de 5.3 litros. Construido totalmente en aluminio, utiliza inyección directa, apertura variable de válvulas y Gestión Activa de Combustible para entregar tanto potencia como ahorro de gasolina. El resultado es una potencia de 365 HP a 5,600 rpm y un torque de 383 lb-pie a 4,100 vueltas gracias a la adición de un sistema de escape de alto flujo que además de liberar presión en el escape, le da un sonido bastante más grave a la pickup.

El motor está “casado” con una transmisión automática de seis cambios y una caja reductora de dos velocidades operada electrónicamente. Bajo condiciones normales de manejo, esta opera en modo 2WD, poniendo la potencia en el eje trasero. Pero cuando el terreno es más agreste, puedes elegir entre funcionar en modo 4×4 en alta o baja. Otro de los beneficios del paquete All Terrain X es llevar un diferencial autoblocante Eaton G80, el cual empieza a funcionar cuando una rueda gira 100 rpm más rápido que la opuesta en el eje trasero, mejorando la tracción en condiciones resbaladizas.

Por último pero no por ello menos importante, tenemos el paquete de suspensión Z71, el cual lleva amortiguadores Rancho monotubo que ofrecen un gran desempeño fuera del asfalto, un filtro especial que ayuda a mantener limpio el aire que entra al V8 en condiciones de mucho polvo y, por supuesto, protectores de cárter que evitan que las piedras hagan destrozos en el vano del motor. El Control de Descenso en Pendientes también forma parte de este paquete.

Sin duda, la Sierra All Terrain X es la más ruda que hemos visto por parte de GMC, pues no solo ofrece una apariencia dura, sino que la respalda con un excelente desempeño fuera del asfalto. Por otro lado, esto reduce el mercado a aquellos que aman la vida fuera del asfalto o a quienes buscan una camioneta bastante personalizada pero no quieren lidiar con el mercado secundario y de paso aprovechan que todo tiene el respaldo de la garantía de GM.

Ficha técnica
Motor
V8 de 5.3 litros con 365 HP y 383 lb-pie
Transmisión
Automática de 6 velocidades
Suspensión delantera
Independiente con amortiguadores monotubo Rancho
Suspensión trasera
Muelles parabólicos con amortiguadores monotubo Rancho

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app