Scania Streamline

Cortando el viento

La Serie Streamline representa los esfuerzos de Scania para aumentar la economía de combustible, tiempo efectivo de trabajo, rendimiento y comodidad del conductor, la cual se basa en reducir la resistencia al viento y está diseñada para los camiones de reparto de larga distancia de esta reputada firma sueca.

Se llama Streamline a los camiones Scania de larga distancia de las series G y R optimizados para un bajo consumo y dotados de un diseño de baja resistencia aerodinámica y un paquete de deflectores de aire. El Streamline vio la luz en 1991 y desde el primer momento fue el vehículo con el que Scania le enseñó al mundo de lo que eran capaces de hacer en los temas como consumo de combustible, confiabilidad y comodidad.

En aquel entonces Scania celebraba sus primeros 100 años de existencia y el primer Streamline fue un camión Serie 3 con mejoras aerodinámicas y de diseño que ofrecía ahorros de combustible de cuatro o cinco por ciento comparado con la versión normal. Otras características que se introdujeron en aquel tiempo fueron un motor turbocargado de 11 litros y 400 HP, un V8 de 500 HP y una nueva generación de cajas de cambio de 8, 9, 12 y 14 velocidades. Más adelante llegaron un retardador con frenado integrado y control de velocidad al descender pendientes en 1993; el sistema Opticruise de transmisión automática llegaría dos años más tarde, en 1995.

El nuevo Streamline sitúa el ahorro de combustible en unos niveles insuperables gracias a una aerodinámica perfeccionada y a que mejoraron el sistema Scania Opticruise. Además, ofrece motores muy eficientes, con la más amplia de soluciones de motor que cumplen con la norma Euro 6 disponibles, incluido el Scania V8. Y es que con la implementación de la norma de emisiones contaminantes Euro 6 para todos los camiones nuevos, era inevitable que este sector vea una gran actividad este año; en pocos meses hemos visto cómo Mercedes-Benz renovó por completo su gama Continental del Atego hacia arriba, y tanto Volvo como Paccar están haciendo lo propio. Pero hoy es el turno de la serie Streamline de Scania, la cual lleva los tracto-camiones de larga distancia de las series G y R a la era de la norma Euro 6.

Con el nuevo Streamline, Scania trabajó fuertemente para satisfacer las expectativas de los operadores sobre las cada vez más estrictas normas de regulación ambiental, que podrían estar acompañadas de multas relativas al consumo de combustible. Por ello, Scania asegura que estos nuevos modelos ofrecerán ahorros de hasta un 8% en el consumo de combustible en el formato Euro 6, o hasta un cinco por ciento con las normas Euro 3, 4 y 5. Aunque su apariencia no es radicalmente diferente de la de sus predecesores, los nuevos Streamline combinan motores más eficientes con una versión mejorada del sistema Opticruise, la cual tiene nuevas funciones, así como una considerable cantidad de ajustes aerodinámicos para alcanzar la economía de combustible deseada. Las mejoras aerodinámicas incluyen suavizar las orillas de la cabina, un deflector de viento y un conducto arriba de los faros que disminuye la acumulación de basura, y una visera para el sol rediseñada.

Motores y transmisión

La oferta de propulsores diesel Euro 6 incluyen un 5 cilindros de 9 litros, un 6 cilindros de 13 y un V8 de 16 litros, con una amplia gama de rangos de potencia que van de los 250 a los 580 HP; en cuanto al torque, oscila entre las 921 y las 2,175 lb-pie. El motor tope de gama de Scania, el V8 de 730 HP estará disponible como un Euro 6 más adelante. Para cumplir con la nueva normativa europea, el Streamline utiliza tecnologías como la recirculación de gases de escape (EGR por sus siglas en inglés) y reducción catalítica selectiva (SCR por sus siglas en inglés), aunque hay un motor de 13 litros y 410 HP que solo emplea el SCR, el cual ha sido específicamente diseñado para tener una óptima economía de combustible.

Los propulsores V8 están equipados con el sistema de inyección de riel común XPI de Scania, además de un turbocargador de geometría variable montado en la parte trasera, el cual se desconecta automáticamente cuando no es necesario que “inyecte” más aire al motor. Además de los que utilizan diesel, Scania ofrece dos propulsores de cinco cilindros y 9 litros adaptados para utilizar biogás, gas natural comprimido o gas natural licuado, con lo que el portafolio de motores es más que variado, con muchas opciones para elegir.

El sistema Opticruise incorpora un control de crucero predictivo que utiliza datos del sistema de posicionamiento global (GPS) y de mapas topográficos para regular la velocidad de crucero, así como diferentes modos de funcionamiento para ajustarse mejor a las necesidades de operación: Standard, Economy, Power y Off-road. Las diversas funcionalidades contenidas en estos modos de funcionamiento mejoran grandemente la capacidad del vehículo para optimizar el desempeño y la economía de combustible en una amplia gama de diferentes condiciones de operación.

Interior

Entre lo más destacable están los nuevos asientos que pueden ordenarse con ventilación de dos fases y que se ajustan en todas direcciones, una cama retráctil y un sistema de sonido con navegación y conectividad Bluetooth disponible como opción. Los paneles de las paredes y del techo están fabricados en un material de excelente calidad. Las paredes y la zona dormitorio son más oscuras para proporcionar un ambiente más tenue. Las características estándar incluyen el tapizado Streamline especial y una nueva repisa; asimismo, la litera extraíble de Scania con un colchón extragrueso de resortes recubiertos también se incluye de serie en las cabinas dormitorio de la serie R.

Novedades

Entre las novedades del equipamiento está un control remoto para regular la suspensión neumática que puedes operar con una sola mano, tanques AdBlue de diferentes capacidades, un eje trasero mejorado y un sistema de batería dual. Este último garantiza el suministro eléctrico con un sistema de batería de alta potencia utilizado exclusivamente para el arranque y otro sistema de batería independiente destinado a alimentar los sistemas de confort del conductor y los equipos personales. Los nuevos faros incluyen biseles, indicadores LED y luces diurnas. Entre las opciones de luces se incluyen H4, H7 y faros de xenón, con H7 de serie en las cabinas dormitorio de las series G y R. Las luces de largo alcance opcionales proporcionan haces de luz más amplios y una completa iluminación de la carretera.

En resumen, la más reciente serie Streamline ha adoptado un enfoque integral y efectivo para solucionar los retos ambientales que va mucho más allá de simplemente añadir dispositivos de control de emisiones. Aunque el grado de intervención de la electrónica en el funcionamiento de un vehículo puede ser un motivo de preocupación para algunos operadores, la verdad es que se ha convertido en una herramienta tan útil en el tema de gestión de combustible, que simplemente no se vislumbra un futuro menos tecnológico. Especialmente porque las normas ambientales en Europa y Estados Unidos son cada vez más estrictas.

Ficha Técnica
Motores
5 cilindros de 9.3 litros, 250 a 360 HP y 920 a 1,250 lb-pie
5 cilindros CNG de 9.3 litros, 280-360 HP y 995-1,180 lb-pie
6 cilindros de 13 litros, 410 a 490 HP y 1,585 a 1,880 lb-pie 
8 cilindros de 16 litros, 520-580 HP y 1,990-2,175 lb-pie
Transmisión
Automática de 14 velocidades con Opticruise
Suspensión delantera
Muelles parabólicos
Suspensión neumática
Suspensión trasera
Suspensión neumática

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Scania Streamline

Cortando el viento

La Serie Streamline representa los esfuerzos de Scania para aumentar la economía de combustible, tiempo efectivo de trabajo, rendimiento y comodidad del conductor, la cual se basa en reducir la resistencia al viento y está diseñada para los camiones de reparto de larga distancia de esta reputada firma sueca.

Se llama Streamline a los camiones Scania de larga distancia de las series G y R optimizados para un bajo consumo y dotados de un diseño de baja resistencia aerodinámica y un paquete de deflectores de aire. El Streamline vio la luz en 1991 y desde el primer momento fue el vehículo con el que Scania le enseñó al mundo de lo que eran capaces de hacer en los temas como consumo de combustible, confiabilidad y comodidad.

En aquel entonces Scania celebraba sus primeros 100 años de existencia y el primer Streamline fue un camión Serie 3 con mejoras aerodinámicas y de diseño que ofrecía ahorros de combustible de cuatro o cinco por ciento comparado con la versión normal. Otras características que se introdujeron en aquel tiempo fueron un motor turbocargado de 11 litros y 400 HP, un V8 de 500 HP y una nueva generación de cajas de cambio de 8, 9, 12 y 14 velocidades. Más adelante llegaron un retardador con frenado integrado y control de velocidad al descender pendientes en 1993; el sistema Opticruise de transmisión automática llegaría dos años más tarde, en 1995.

El nuevo Streamline sitúa el ahorro de combustible en unos niveles insuperables gracias a una aerodinámica perfeccionada y a que mejoraron el sistema Scania Opticruise. Además, ofrece motores muy eficientes, con la más amplia de soluciones de motor que cumplen con la norma Euro 6 disponibles, incluido el Scania V8. Y es que con la implementación de la norma de emisiones contaminantes Euro 6 para todos los camiones nuevos, era inevitable que este sector vea una gran actividad este año; en pocos meses hemos visto cómo Mercedes-Benz renovó por completo su gama Continental del Atego hacia arriba, y tanto Volvo como Paccar están haciendo lo propio. Pero hoy es el turno de la serie Streamline de Scania, la cual lleva los tracto-camiones de larga distancia de las series G y R a la era de la norma Euro 6.

Con el nuevo Streamline, Scania trabajó fuertemente para satisfacer las expectativas de los operadores sobre las cada vez más estrictas normas de regulación ambiental, que podrían estar acompañadas de multas relativas al consumo de combustible. Por ello, Scania asegura que estos nuevos modelos ofrecerán ahorros de hasta un 8% en el consumo de combustible en el formato Euro 6, o hasta un cinco por ciento con las normas Euro 3, 4 y 5. Aunque su apariencia no es radicalmente diferente de la de sus predecesores, los nuevos Streamline combinan motores más eficientes con una versión mejorada del sistema Opticruise, la cual tiene nuevas funciones, así como una considerable cantidad de ajustes aerodinámicos para alcanzar la economía de combustible deseada. Las mejoras aerodinámicas incluyen suavizar las orillas de la cabina, un deflector de viento y un conducto arriba de los faros que disminuye la acumulación de basura, y una visera para el sol rediseñada.

Motores y transmisión

La oferta de propulsores diesel Euro 6 incluyen un 5 cilindros de 9 litros, un 6 cilindros de 13 y un V8 de 16 litros, con una amplia gama de rangos de potencia que van de los 250 a los 580 HP; en cuanto al torque, oscila entre las 921 y las 2,175 lb-pie. El motor tope de gama de Scania, el V8 de 730 HP estará disponible como un Euro 6 más adelante. Para cumplir con la nueva normativa europea, el Streamline utiliza tecnologías como la recirculación de gases de escape (EGR por sus siglas en inglés) y reducción catalítica selectiva (SCR por sus siglas en inglés), aunque hay un motor de 13 litros y 410 HP que solo emplea el SCR, el cual ha sido específicamente diseñado para tener una óptima economía de combustible.

Los propulsores V8 están equipados con el sistema de inyección de riel común XPI de Scania, además de un turbocargador de geometría variable montado en la parte trasera, el cual se desconecta automáticamente cuando no es necesario que “inyecte” más aire al motor. Además de los que utilizan diesel, Scania ofrece dos propulsores de cinco cilindros y 9 litros adaptados para utilizar biogás, gas natural comprimido o gas natural licuado, con lo que el portafolio de motores es más que variado, con muchas opciones para elegir.

El sistema Opticruise incorpora un control de crucero predictivo que utiliza datos del sistema de posicionamiento global (GPS) y de mapas topográficos para regular la velocidad de crucero, así como diferentes modos de funcionamiento para ajustarse mejor a las necesidades de operación: Standard, Economy, Power y Off-road. Las diversas funcionalidades contenidas en estos modos de funcionamiento mejoran grandemente la capacidad del vehículo para optimizar el desempeño y la economía de combustible en una amplia gama de diferentes condiciones de operación.

Interior

Entre lo más destacable están los nuevos asientos que pueden ordenarse con ventilación de dos fases y que se ajustan en todas direcciones, una cama retráctil y un sistema de sonido con navegación y conectividad Bluetooth disponible como opción. Los paneles de las paredes y del techo están fabricados en un material de excelente calidad. Las paredes y la zona dormitorio son más oscuras para proporcionar un ambiente más tenue. Las características estándar incluyen el tapizado Streamline especial y una nueva repisa; asimismo, la litera extraíble de Scania con un colchón extragrueso de resortes recubiertos también se incluye de serie en las cabinas dormitorio de la serie R.

Novedades

Entre las novedades del equipamiento está un control remoto para regular la suspensión neumática que puedes operar con una sola mano, tanques AdBlue de diferentes capacidades, un eje trasero mejorado y un sistema de batería dual. Este último garantiza el suministro eléctrico con un sistema de batería de alta potencia utilizado exclusivamente para el arranque y otro sistema de batería independiente destinado a alimentar los sistemas de confort del conductor y los equipos personales. Los nuevos faros incluyen biseles, indicadores LED y luces diurnas. Entre las opciones de luces se incluyen H4, H7 y faros de xenón, con H7 de serie en las cabinas dormitorio de las series G y R. Las luces de largo alcance opcionales proporcionan haces de luz más amplios y una completa iluminación de la carretera.

En resumen, la más reciente serie Streamline ha adoptado un enfoque integral y efectivo para solucionar los retos ambientales que va mucho más allá de simplemente añadir dispositivos de control de emisiones. Aunque el grado de intervención de la electrónica en el funcionamiento de un vehículo puede ser un motivo de preocupación para algunos operadores, la verdad es que se ha convertido en una herramienta tan útil en el tema de gestión de combustible, que simplemente no se vislumbra un futuro menos tecnológico. Especialmente porque las normas ambientales en Europa y Estados Unidos son cada vez más estrictas.

Ficha Técnica
Motores
5 cilindros de 9.3 litros, 250 a 360 HP y 920 a 1,250 lb-pie
5 cilindros CNG de 9.3 litros, 280-360 HP y 995-1,180 lb-pie
6 cilindros de 13 litros, 410 a 490 HP y 1,585 a 1,880 lb-pie 
8 cilindros de 16 litros, 520-580 HP y 1,990-2,175 lb-pie
Transmisión
Automática de 14 velocidades con Opticruise
Suspensión delantera
Muelles parabólicos
Suspensión neumática
Suspensión trasera
Suspensión neumática

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app