Ford F-250 Super Duty 2017

Una rigurosa dieta de aluminio complementada con unos suplementos de libras-pie hacen de la F-250 Super Duty la pickup más potente del camino, capaz de remolcar más de 32,500 libras en medio de un lujo sin igual en una silenciosa cabina. ¡Lo mejor de dos mundos!

Una de las mayores novedades de la Ford F-250 Super Duty 2017 es la utilización de paneles de aluminio en la carrocería, lo cual la ayuda a reducir el peso para obtener un mejor consumo de combustible. El cambio a esta ligera aleación no es ninguna sorpresa, Ford solamente llevó un paso más adelante lo que ya ocurrió con su hermana menor, la F-150. Aunque es lo mismo, no es igual, pues si bien la segunda bajó 700 libras con este cambio, la F-250 “solamente” perdió 350. Y es que los ingenieros de Dearborn utilizaron algunos de los potenciales ahorros de peso en reforzar la camioneta allí donde es más necesario. El resultado es lo que Ford llama “la Super Duty más fuerte, inteligente y capaz de la historia”.

El nuevo bastidor está hecho en un 95 por ciento de acero de alta resistencia, lo cual es seis veces más que el modelo anterior. Con rieles 1.5 pulgadas más altos (vistos transversalmente) en el punto más angosto, la F-250 Super Duty 2017 es 24 veces más rígida. Los dos enganches de remolque, convencional y quinta rueda, pueden cargar peso y están integradas directamente al bastidor. Además, en la F-250 se utiliza 14 por ciento más aluminio que en la F-150, debido principalmente a que la base de la caja, los paneles internos y los postes D son más anchos.

Como no podía ser de otra manera, las modificaciones incluyen también una buena cantidad de características electrónicas, algunas de las cuales debutaron en la F-150. Otras, como una cámara de reversa remota que se monta detrás de un tráiler son novedades para el segmento. La lista es larga y en ella encuentras cosas como control de crucero adaptativo con atenuación de colisiones, iluminación de LEDs en la caja y la parte inferior de los espejos retrovisores, además del nuevo sistema de infotenimiento Sync 3.

Casi todo en la Ford Super Duty 2017 está hecho pensando en remolcar, como los frenos y los ejes, que son más grandes. Algo que nos gustó mucho es cómo trabaja el sistema para evitar puntos ciegos. Éste utiliza las cámaras en los espejos retrovisores (que son parte del sistema de visión de 360º) para ver hacia atrás de la camioneta, de modo que el sistema funciona incluso cuando hay un remolque enganchado. Las cámaras están ubicadas en la base de los espejos, para que funcionen incluso cuando estos están doblados. En total hay siete cámaras en la Super Duty, incluyendo una en la parte superior del parabrisas que se usa con el sistema de aviso de abandono de carril y uno que apaga automáticamente las luces altas al detectar que un vehículo viene hacia ti en la carretera.

Diseño

El parecido con la F-150 es innegable, pero la versión de uso rudo tiene un tema más horizontal, contrario a las líneas verticales de la F-150. En la parte central de cualquiera de las cinco parrillas disponibles se encuentra un logotipo del óvalo azul de casi 13 pulgadas de ancho (la discreción no es su fuerte). La parrilla está flanqueada por faros con luces de LED (opcionales) que, de acuerdo a Ford, fueron inspirados por abrazaderas tipo C. Entre las novedades para la 2017 está la palabra “Super Duty” en bajo relieve en el cofre –justo encima de la parrilla-. Como antes, la caja se ofrecerá en dos longitudes, seis pies y ocho pulgadas, y ocho pies; lo cual  da un total de más de 30 combinaciones de caja y cabina.

Interior

La F-250 Super Duty no solamente es la más capaz que hayan construido, también es la más confortable, pues tiene disponibles asientos delanteros con masaje. ¿Quieres un quemacocos panorámico? Solo tienes que pedirlo. Efectivamente, el interior de la F-250 le resultará familiar a cualquiera familiarizado con la F-150, aunque los componentes de la primera son únicos debido a que es más grande.

Los asientos delanteros pueden ser dos individuales o una banca con divisiones, la cual lleva un compartimento de carga en el asiento central. Los pasajeros de atrás ahora llevan cinturones de seguridad con bolsas de aire integradas en los asientos de los extremos. Además, el piso plano bajo estos puede convertirse en un compartimento para almacenar cosas bajo llave.

Si bien el interior de la F-150 y la F-250 Super Duty es parecido, sí existen algunas diferencias, como la segunda guantera, que en la Super Duty tiene un acabado en aluminio. Otra son los interruptores auxiliares opcionales, que han sido colocados en la parte superior de la consola. Finalmente, tenemos el control de freno del tráiler, el cual está ubicado unas cuantas pulgadas más adelante, lo que hace más fácil su operación.

Por supuesto, Ford dotó a la Super Duty de una miríada de gadgets electrónicos que te ayudarán a evitar problemas. Entre ellos están siete cámaras (sí, ¡siete!) que te dan una visión de 360º de lo que sucede alrededor de la camioneta con un ángulo de visión elevado, además de la clásica vista de la cámara de reversa.  Además, lleva otra cámara en la luz de freno que va en la parte de atrás de la cabina, la cual hará que enganchar un trailer con quinta rueda o cuello de ganso sea pan comido.

Por último, hay otra cámara más que, si bien no le da ninguna imagen al conductor, sí permite que la computadora opere los sistemas de Abandono de Carril y Control de Crucero Adaptativo. Claro que si sientes que te vendría bien otra cámara, Ford ofrece una inalámbrica como opción que te dará una gran vista de lo que ocurre detrás del remolque, si decides colocarla ahí. Y si sueles remolcar con frecuencia, te encantará el sistema de monitoreo de presión de aire en las llantas del remolque que está integrado directamente al tablero. Como no podía ser de otra manera, el infotenimiento corre a cargo del sistema SYNC 3 con pantalla de 8 pulgadas, el cual tiene un mejor desempeño, mejor reconocimiento de voz y una interfaz más intuitiva.

Motores y transmisiones 

Bajo el cofre de la F-250 Super Duty hay dos posibles motores. El primero de ellos es un V8 de 6.2 litros que se mantiene con 385 caballos de fuerza, pero para 2017 ganó 25 libras-pie de torque para un total de 430 lb-pie. La carta fuerte es el V8 turbodiésel de 6.7 litros de 440 caballos y 925 monstruosas libras pie de par motor, más que ninguna de sus rivales, lo cual le da la capacidad de cargar 7,630 libras en la caja o remolcar 32,500 libras en un tráiler. ¿Cómo le quedó el ojo? Además, no requiere de un paquete “de alto rendimiento” para alcanzar esa cifra, el motor a diesel tiene tanta candela en la F-250 como en la todopoderosa F-450.

Las transmisiones también fueron mejoradas, la F-250 de gasolina utiliza la transmisión automática de seis cambios TorqShift-G, la cual Ford asegura que mejora en consumo de combustible sin afectar la capacidad de remolque y tracción. La de diesel, por su parte, también utiliza una caja de seis, pero en este caso es la TorqShift SelectShift, que claramente es más robusta. Por supuesto, existen versiones de tracción en un solo eje o de doble tracción.

Ficha técnica
Motores 
V8 de 6.2 litros, con 385 HP y 430 lb-pie
V8 de 6.7 litros, con 440 HP y 925 lb-pie
Transmisión
Automáticas de 6 velocidades
Suspensión delantera
Independiente 
Suspensión trasera
Muelles parabólicos con amortiguadores de gas de uso rudo
Precio 
Desde $32,535

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Ford F-250 Super Duty 2017

Una rigurosa dieta de aluminio complementada con unos suplementos de libras-pie hacen de la F-250 Super Duty la pickup más potente del camino, capaz de remolcar más de 32,500 libras en medio de un lujo sin igual en una silenciosa cabina. ¡Lo mejor de dos mundos!

Una de las mayores novedades de la Ford F-250 Super Duty 2017 es la utilización de paneles de aluminio en la carrocería, lo cual la ayuda a reducir el peso para obtener un mejor consumo de combustible. El cambio a esta ligera aleación no es ninguna sorpresa, Ford solamente llevó un paso más adelante lo que ya ocurrió con su hermana menor, la F-150. Aunque es lo mismo, no es igual, pues si bien la segunda bajó 700 libras con este cambio, la F-250 “solamente” perdió 350. Y es que los ingenieros de Dearborn utilizaron algunos de los potenciales ahorros de peso en reforzar la camioneta allí donde es más necesario. El resultado es lo que Ford llama “la Super Duty más fuerte, inteligente y capaz de la historia”.

El nuevo bastidor está hecho en un 95 por ciento de acero de alta resistencia, lo cual es seis veces más que el modelo anterior. Con rieles 1.5 pulgadas más altos (vistos transversalmente) en el punto más angosto, la F-250 Super Duty 2017 es 24 veces más rígida. Los dos enganches de remolque, convencional y quinta rueda, pueden cargar peso y están integradas directamente al bastidor. Además, en la F-250 se utiliza 14 por ciento más aluminio que en la F-150, debido principalmente a que la base de la caja, los paneles internos y los postes D son más anchos.

Como no podía ser de otra manera, las modificaciones incluyen también una buena cantidad de características electrónicas, algunas de las cuales debutaron en la F-150. Otras, como una cámara de reversa remota que se monta detrás de un tráiler son novedades para el segmento. La lista es larga y en ella encuentras cosas como control de crucero adaptativo con atenuación de colisiones, iluminación de LEDs en la caja y la parte inferior de los espejos retrovisores, además del nuevo sistema de infotenimiento Sync 3.

Casi todo en la Ford Super Duty 2017 está hecho pensando en remolcar, como los frenos y los ejes, que son más grandes. Algo que nos gustó mucho es cómo trabaja el sistema para evitar puntos ciegos. Éste utiliza las cámaras en los espejos retrovisores (que son parte del sistema de visión de 360º) para ver hacia atrás de la camioneta, de modo que el sistema funciona incluso cuando hay un remolque enganchado. Las cámaras están ubicadas en la base de los espejos, para que funcionen incluso cuando estos están doblados. En total hay siete cámaras en la Super Duty, incluyendo una en la parte superior del parabrisas que se usa con el sistema de aviso de abandono de carril y uno que apaga automáticamente las luces altas al detectar que un vehículo viene hacia ti en la carretera.

Diseño

El parecido con la F-150 es innegable, pero la versión de uso rudo tiene un tema más horizontal, contrario a las líneas verticales de la F-150. En la parte central de cualquiera de las cinco parrillas disponibles se encuentra un logotipo del óvalo azul de casi 13 pulgadas de ancho (la discreción no es su fuerte). La parrilla está flanqueada por faros con luces de LED (opcionales) que, de acuerdo a Ford, fueron inspirados por abrazaderas tipo C. Entre las novedades para la 2017 está la palabra “Super Duty” en bajo relieve en el cofre –justo encima de la parrilla-. Como antes, la caja se ofrecerá en dos longitudes, seis pies y ocho pulgadas, y ocho pies; lo cual  da un total de más de 30 combinaciones de caja y cabina.

Interior

La F-250 Super Duty no solamente es la más capaz que hayan construido, también es la más confortable, pues tiene disponibles asientos delanteros con masaje. ¿Quieres un quemacocos panorámico? Solo tienes que pedirlo. Efectivamente, el interior de la F-250 le resultará familiar a cualquiera familiarizado con la F-150, aunque los componentes de la primera son únicos debido a que es más grande.

Los asientos delanteros pueden ser dos individuales o una banca con divisiones, la cual lleva un compartimento de carga en el asiento central. Los pasajeros de atrás ahora llevan cinturones de seguridad con bolsas de aire integradas en los asientos de los extremos. Además, el piso plano bajo estos puede convertirse en un compartimento para almacenar cosas bajo llave.

Si bien el interior de la F-150 y la F-250 Super Duty es parecido, sí existen algunas diferencias, como la segunda guantera, que en la Super Duty tiene un acabado en aluminio. Otra son los interruptores auxiliares opcionales, que han sido colocados en la parte superior de la consola. Finalmente, tenemos el control de freno del tráiler, el cual está ubicado unas cuantas pulgadas más adelante, lo que hace más fácil su operación.

Por supuesto, Ford dotó a la Super Duty de una miríada de gadgets electrónicos que te ayudarán a evitar problemas. Entre ellos están siete cámaras (sí, ¡siete!) que te dan una visión de 360º de lo que sucede alrededor de la camioneta con un ángulo de visión elevado, además de la clásica vista de la cámara de reversa.  Además, lleva otra cámara en la luz de freno que va en la parte de atrás de la cabina, la cual hará que enganchar un trailer con quinta rueda o cuello de ganso sea pan comido.

Por último, hay otra cámara más que, si bien no le da ninguna imagen al conductor, sí permite que la computadora opere los sistemas de Abandono de Carril y Control de Crucero Adaptativo. Claro que si sientes que te vendría bien otra cámara, Ford ofrece una inalámbrica como opción que te dará una gran vista de lo que ocurre detrás del remolque, si decides colocarla ahí. Y si sueles remolcar con frecuencia, te encantará el sistema de monitoreo de presión de aire en las llantas del remolque que está integrado directamente al tablero. Como no podía ser de otra manera, el infotenimiento corre a cargo del sistema SYNC 3 con pantalla de 8 pulgadas, el cual tiene un mejor desempeño, mejor reconocimiento de voz y una interfaz más intuitiva.

Motores y transmisiones 

Bajo el cofre de la F-250 Super Duty hay dos posibles motores. El primero de ellos es un V8 de 6.2 litros que se mantiene con 385 caballos de fuerza, pero para 2017 ganó 25 libras-pie de torque para un total de 430 lb-pie. La carta fuerte es el V8 turbodiésel de 6.7 litros de 440 caballos y 925 monstruosas libras pie de par motor, más que ninguna de sus rivales, lo cual le da la capacidad de cargar 7,630 libras en la caja o remolcar 32,500 libras en un tráiler. ¿Cómo le quedó el ojo? Además, no requiere de un paquete “de alto rendimiento” para alcanzar esa cifra, el motor a diesel tiene tanta candela en la F-250 como en la todopoderosa F-450.

Las transmisiones también fueron mejoradas, la F-250 de gasolina utiliza la transmisión automática de seis cambios TorqShift-G, la cual Ford asegura que mejora en consumo de combustible sin afectar la capacidad de remolque y tracción. La de diesel, por su parte, también utiliza una caja de seis, pero en este caso es la TorqShift SelectShift, que claramente es más robusta. Por supuesto, existen versiones de tracción en un solo eje o de doble tracción.

Ficha técnica
Motores 
V8 de 6.2 litros, con 385 HP y 430 lb-pie
V8 de 6.7 litros, con 440 HP y 925 lb-pie
Transmisión
Automáticas de 6 velocidades
Suspensión delantera
Independiente 
Suspensión trasera
Muelles parabólicos con amortiguadores de gas de uso rudo
Precio 
Desde $32,535

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app