Kenworth K370

Puede con todo

El Kenworth K370 es una excelente opción para quienes tienen que mover mercancía en espacios urbanos, pues tiene una buena capacidad de carga, dos configuraciones de chasis, gran maniobrabilidad y un excelente rendimiento de combustible.

Presentado en el 2011, el Kenworth K370 es un Clase 7 con un peso bruto vehicular de 33,000 libras diseñado para compañías que realizan diversas funciones, ya sea operaciones de reparto, transporte de muebles, jardinería, limpieza y pintado de calles o compañías de bebidas, entre otras aplicaciones. Es un cabover ideal para aplicaciones urbanas y de vecindario, donde es importante tener un camión corto que pueda girar en espacios reducidos, pues además de un reducido radio de giro, la distancia de defensa al fondo de la cabina (BBC, por sus siglas en inglés) es de apenas 63.4 pulgadas.

Recibido con entusiasmo por la industria del transporte desde su lanzamiento, en 2014 recibió una ligera renovada en el aspecto exterior, un nuevo tablero y panel de instrumentos, frenos de disco de aire en el eje delantero, módulo de frenado electrónico, transmisión automática Allison de 6 cambios, cambios por botones en lugar de palanca –algo muy curioso-, y ejes Dana en la parte trasera.

Diseño

El K370 está basado en el DAF LF que circula en Europa, pues ambas compañías forman parte del portafolio de Paccar, pero está ensamblado en suelo norteamericano, pensado para las necesidades de este país. El frente del K370 resulta amigable a la vista, quizá porque está pensado para vivir en la ciudad; pero eso no quiere decir que no tenga un toque de robustez. Pero lo importante no es que sea un camión atractivo, sino que te ayudará a realizar tu trabajo de manera eficiente, a tiempo, de manera cómoda y segura.

Uno de los puntos más fuertes del K370 -además de su excelente maniobrabilidad-, es la visibilidad que le otorga su inmenso parabrisas, el cual te da una visión casi total de lo que ocurre frente a ti hasta unas pocas pulgadas de distancia. Además, la forma de las ventanas, que se hacen más amplias hacia el poste A, te dan una muy buena idea de lo que pasa a los costados, y si eso le sumas los grandes retrovisores, tienes una clara visión sobre todo lo que ocurre alrededor del camión.

Otro aspecto muy conveniente es que la cabina se inclina 55 grados hacia delante utilizando un mecanismo hidráulico que hace muy fácil la apertura, permitiéndote acceso al motor, transmisión, filtro de aire y el depósito del líquido de la dirección. Para revisar otros niveles, como el del aceite, anticongelante y líquido limpiaparabrisas, basta con abrir el panel frontal.

Interior

Entrar y salir de la cabina del K370 es realmente fácil y cómodo gracias a los dos escalones. El interior es espacioso y con una buena ergonomía pensada para pasar largas jornadas al volante. El tablero está ligeramente girado hacia el conductor y tiene interruptores fáciles de operar incluso con guantes. El panel de instrumentos presenta un acomodo de medidores que lo hacen muy fácil de leer, además la pantalla a colores de 5 pulgadas que muestra información como consumo de combustible, nivel de aceite, códigos de errores y temperatura exterior.

El volante multifunción es realmente útil para mantener tu atención centrada en el camino, y al ser ajustable en altura y profundidad te permite encontrar una posición de manejo cómoda. También encontrarás espejos y ventanas eléctricos, control de crucero, sistema de sonido para conectar tu teléfono vía Bluetooth y, como ya mencionamos, botones para controlar la transmisión Allison.

Una solución que nos parece muy atinada es el respaldo abatible del pasajero, que se convierte así en una mesa de trabajo que incluye dos posavasos y un compartimento para guardar cosas bajo llave. Pero ahí no acaba la cosa, porque abajo del asiento del pasajero otro compartimento donde podrás guardar cosas valiosas fuera del alcance de los amigos de lo ajeno. Además, gracias a que el asiento es una banca, podrás llevar hasta tres pasajeros a bordo.

En cuanto a comodidad en el viaje, el K370 hará las delicias de los conductores, pues el trayecto resulta bastante silencioso incluso cuando el camión no va cargado -ni tampoco hay sobreviraje en este caso-.

Motor y transmisión

De mover este incansable caballo de batalla se encarga un propulsor Paccar PX-7 de 6.7 litros con un rango de potencia que va de 220 a 250 HP y un par motor de 520 a 660 lb-pie. La transmisión Allison automática de 5 velocidades es ideal para los recorridos urbanos, pues es eficiente y no tienes que estar batallando para hacer los cambios.

El K370 es un camión con una base muy sólida, pues los rieles del chasis están construidos en acero de 10 ¼ pulgadas y 120,000 PSI. En cuanto a la distancia entre ejes, puede variar de 166 a 214 pulgadas, dependiendo del largo del camión, que va de 16 a 28 pies de defensa a defensa. Otras características son suspensión trasera mecánica, tanque de combustible de 45 galones y un sistema de tratamiento de gases horizontal con un tanque para fluido de escape de diesel (DEF por sus siglas en inglés) de 6.6 galones.

Si deseas configurarlo para un aplicación muy específica, como una barredora, por ejemplo, Kenworth ofrece un nuevo paquete de “rieles libres” el cual reubica los tanques de aire, de DEF, la caja de las baterías y el sistema de escape de tratamiento de gases detrás de la cabina.

Ficha técnica
Motor
Paccar PX-7 de 6.7 litros, 220 a 250 HP y 520 a 660 lb-pie
Transmisión 
Allison 2500 HS automática de 5 velocidades
Suspensión delantera
Muelles parabólicos
Suspensión trasera
Reyco mecánica
Hendrickson neumática

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app
app
app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Kenworth K370

Puede con todo

El Kenworth K370 es una excelente opción para quienes tienen que mover mercancía en espacios urbanos, pues tiene una buena capacidad de carga, dos configuraciones de chasis, gran maniobrabilidad y un excelente rendimiento de combustible.

Presentado en el 2011, el Kenworth K370 es un Clase 7 con un peso bruto vehicular de 33,000 libras diseñado para compañías que realizan diversas funciones, ya sea operaciones de reparto, transporte de muebles, jardinería, limpieza y pintado de calles o compañías de bebidas, entre otras aplicaciones. Es un cabover ideal para aplicaciones urbanas y de vecindario, donde es importante tener un camión corto que pueda girar en espacios reducidos, pues además de un reducido radio de giro, la distancia de defensa al fondo de la cabina (BBC, por sus siglas en inglés) es de apenas 63.4 pulgadas.

Recibido con entusiasmo por la industria del transporte desde su lanzamiento, en 2014 recibió una ligera renovada en el aspecto exterior, un nuevo tablero y panel de instrumentos, frenos de disco de aire en el eje delantero, módulo de frenado electrónico, transmisión automática Allison de 6 cambios, cambios por botones en lugar de palanca –algo muy curioso-, y ejes Dana en la parte trasera.

Diseño

El K370 está basado en el DAF LF que circula en Europa, pues ambas compañías forman parte del portafolio de Paccar, pero está ensamblado en suelo norteamericano, pensado para las necesidades de este país. El frente del K370 resulta amigable a la vista, quizá porque está pensado para vivir en la ciudad; pero eso no quiere decir que no tenga un toque de robustez. Pero lo importante no es que sea un camión atractivo, sino que te ayudará a realizar tu trabajo de manera eficiente, a tiempo, de manera cómoda y segura.

Uno de los puntos más fuertes del K370 -además de su excelente maniobrabilidad-, es la visibilidad que le otorga su inmenso parabrisas, el cual te da una visión casi total de lo que ocurre frente a ti hasta unas pocas pulgadas de distancia. Además, la forma de las ventanas, que se hacen más amplias hacia el poste A, te dan una muy buena idea de lo que pasa a los costados, y si eso le sumas los grandes retrovisores, tienes una clara visión sobre todo lo que ocurre alrededor del camión.

Otro aspecto muy conveniente es que la cabina se inclina 55 grados hacia delante utilizando un mecanismo hidráulico que hace muy fácil la apertura, permitiéndote acceso al motor, transmisión, filtro de aire y el depósito del líquido de la dirección. Para revisar otros niveles, como el del aceite, anticongelante y líquido limpiaparabrisas, basta con abrir el panel frontal.

Interior

Entrar y salir de la cabina del K370 es realmente fácil y cómodo gracias a los dos escalones. El interior es espacioso y con una buena ergonomía pensada para pasar largas jornadas al volante. El tablero está ligeramente girado hacia el conductor y tiene interruptores fáciles de operar incluso con guantes. El panel de instrumentos presenta un acomodo de medidores que lo hacen muy fácil de leer, además la pantalla a colores de 5 pulgadas que muestra información como consumo de combustible, nivel de aceite, códigos de errores y temperatura exterior.

El volante multifunción es realmente útil para mantener tu atención centrada en el camino, y al ser ajustable en altura y profundidad te permite encontrar una posición de manejo cómoda. También encontrarás espejos y ventanas eléctricos, control de crucero, sistema de sonido para conectar tu teléfono vía Bluetooth y, como ya mencionamos, botones para controlar la transmisión Allison.

Una solución que nos parece muy atinada es el respaldo abatible del pasajero, que se convierte así en una mesa de trabajo que incluye dos posavasos y un compartimento para guardar cosas bajo llave. Pero ahí no acaba la cosa, porque abajo del asiento del pasajero otro compartimento donde podrás guardar cosas valiosas fuera del alcance de los amigos de lo ajeno. Además, gracias a que el asiento es una banca, podrás llevar hasta tres pasajeros a bordo.

En cuanto a comodidad en el viaje, el K370 hará las delicias de los conductores, pues el trayecto resulta bastante silencioso incluso cuando el camión no va cargado -ni tampoco hay sobreviraje en este caso-.

Motor y transmisión

De mover este incansable caballo de batalla se encarga un propulsor Paccar PX-7 de 6.7 litros con un rango de potencia que va de 220 a 250 HP y un par motor de 520 a 660 lb-pie. La transmisión Allison automática de 5 velocidades es ideal para los recorridos urbanos, pues es eficiente y no tienes que estar batallando para hacer los cambios.

El K370 es un camión con una base muy sólida, pues los rieles del chasis están construidos en acero de 10 ¼ pulgadas y 120,000 PSI. En cuanto a la distancia entre ejes, puede variar de 166 a 214 pulgadas, dependiendo del largo del camión, que va de 16 a 28 pies de defensa a defensa. Otras características son suspensión trasera mecánica, tanque de combustible de 45 galones y un sistema de tratamiento de gases horizontal con un tanque para fluido de escape de diesel (DEF por sus siglas en inglés) de 6.6 galones.

Si deseas configurarlo para un aplicación muy específica, como una barredora, por ejemplo, Kenworth ofrece un nuevo paquete de “rieles libres” el cual reubica los tanques de aire, de DEF, la caja de las baterías y el sistema de escape de tratamiento de gases detrás de la cabina.

Ficha técnica
Motor
Paccar PX-7 de 6.7 litros, 220 a 250 HP y 520 a 660 lb-pie
Transmisión 
Allison 2500 HS automática de 5 velocidades
Suspensión delantera
Muelles parabólicos
Suspensión trasera
Reyco mecánica
Hendrickson neumática

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app
app
app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app