Cómo obtener un préstamo para un camión

¡Muéstrame el dinero!

Hay varias alternativas para obtener el financiamiento necesario para comprar un camión, todas ellas con ventajas y desventajas. Por eso, es importante que las conozcas y sepas cuál es la mejor para ti, de modo que puedas llegar a un distribuidor de camiones con la ventaja de tener el dinero bajo el brazo y obtener así el mejor precio posible por tu nuevo camión.

Si eres como la mayoría de dueños de un negocio, comprar un camión nuevo y pagarlo de contado simplemente no es una opción. No importa si las cosas marchan tan bien que tienen el efectivo suficiente para hacerlo, la mayoría de los dueños no quieren utilizar sus ganancias solo para comprar un nuevo camión u otro equipamiento para sus negocios.

En enero pasados hablamos sobre las diferencias que existen entre comprar y arrendar (lease), pero este mes nos enfocaremos en el financiamiento de un camión. Para obtener el mejor trato posible tendrás que “hacer la tarea”, es decir, investigar por internet y hablar con diferentes empresas, de modo que tu nuevo camión o equipo no tengan un sobreprecio. Si tienes en la mano dinero contante y sonante para comprar un camión de contado, considera si es la mejor opción y si va en el mejor interés de tu negocio.

 Compara precios

No importa que oferta especial te ofrezcan los prestamistas, siempre compara precios y negocia fuerte. Internet es una gran herramienta para encontrar información sobre préstamos y encontrar los tratos más atractivos. Hay varias maneras de obtener un financiamiento para un camión:

  • A través del distribuidor

Obtener un financiamiento a través de un distribuidor de camiones es rápido y fácil, pero hay mucha presión en aras de impulsar las ventas. Muchos distribuidores tienen calculadoras en línea que te ayudarán a darte una idea de cuánto tendrías que pagar cada mes, dependiendo del precio del camión, el pago inicial, el impuesto de ventas federal y estatal, plazo, etcétera.

  • Mediante un agente de finanzas de equipamiento

Conseguir el financiamiento mediante esta opción es un método tradicional. Ofrecen tasas competitivas sin presión de ventas para los clientes. Los bancos también pueden ofrecer una variedad de opciones financieras, ofrecen seguros y usualmente se estructuran como un préstamo. Eso sí, los bancos quizá no sean tan convenientes como los distribuidores.

  • Préstamos en línea

Algunos prestamistas en línea publicitan el proceso de préstamo como algo rápido y fácil, pero hay que tener cuidado. Algunas de estas empresas no ofrecen un servicio personalizado y esto puede hacer sentir nerviosas a muchas personas. La realidad es que hacer operaciones financieras de esta magnitud por internet da algo de desconfianza.

  • Financiamiento de un familiar o amigo

Esta es una opción que muy pocas personas tienen, pero es una alternativa fácil y rápida, en la cual ambas partes acuerdan los términos. Sin embargo, si el trato sale mal puede afectar seriamente tu relación con esa persona.

Fijando las tasas del préstamo

Una de las cosas que más influyen en la tasa de interés que obtendrás para tu préstamos es el tiempo que éste dure. Usualmente, mientras más largo sea el plazo, más alta será la tasa de interés. SIn embargo, mientras más corto sea el plazo, más grandes serán los pagos que tengas que hacer.

Revisa el contrato del préstamo tantas veces como sea necesario, resiste la tentación de firmar hasta que estés satisfecho y convencido de que todo está en orden. Asegúrate de que la tasa de interés convenida no vaya a cambiar y pregunta sobre las penalizaciones (a veces te “castigan” por hacer pagos prematuros). Puedes obtener una tasa de amortización muy baja, solamente considera cuánto tiempo te llevará pagar el préstamo.

Cómo negociar con el vendedor

Ya consultaste en internet el tamaño, peso, tipo, gasto de combustible, etcétera, y tienes claro qué tipo de camión necesitas (que no es lo mismo que cuál quieres). Tienes una idea clara de cuánto estás dispuesto a gastar y ya encontraste una empresa de confianza que te ayude con el financiamiento. Conoces los gastos mensuales del mismo, incluyendo el pago del préstamo, los gastos corrientes, seguro y mantenimiento. El siguiente paso es ir a un distribuidor y dejar que el vendedor te ayude a encontrar cuál es el ideal para ti.

¡Infórmate!

Explora el mercado y compara los precios de los camiones nuevos y usados. Necesitas saber cuánto te costaría cualquiera de estas opciones, incluyendo cuánto dinero tendrás que dejar como depósito, si puedes dar a cambio tu camión actual, de qué tamaño serán los pagos del préstamo y durante cuánto tiempo deberás hacerlos.

Compara los precios de venta al por mayor en línea con las ofertas de los distribuidores después de que hayan añadido sus márgenes. Ten claro que el camión con el mejor precio no siempre es la mejor opción; es importante tomar en cuenta cuánto caerá el precio de tu camión cuando se convierta en uno usado, es decir, su valor de reventa.

Piensa en grande

Cuando has hecho tu tarea y estás listo para visitar distribuidores, es una buena idea comenzar por los que tienen una buena reputación, pues tienen una mayor variedad de camiones para ofrecerte. Suelen ser más flexibles debido a que el mayor tamaño de su negocio les deja lugar para negociar; y es que las empresas grandes puede operar con menores márgenes de ganancia que las pequeñas, ya que las primeras tienen mayor poder adquisitivo. Procura visitar dos o tres distribuidores para que te asegures de conocer todas las opciones disponibles.

Establece tus propios términos

Cuando estés en el distribuidor, mira todo lo que quieras: abre las puertas, asómate al interior, prueba si el asiento del conductor es cómodo, inspecciona los diseños y espera a que un vendedor se te acerque. Como ya tienes el financiamiento para el camión, tienes la ventaja.

Deja que el vendedor sepa que puedes comprar el camión inmediatamente, pero que quieres conocer todas tus opciones antes de hacerlo. No les digas cuánto estás dispuesto a pagar y pregunta por su mejor oferta, entonces es cuando empiezas a negociar. Esto te dará mejores opciones y podrás bajar más el precio, ya que el precio que te dicen al principio no suele ser el mejor que pueden darte (curso de ventas 101), por lo cual podrás hacer una contraoferta.

El vendedor debe lograr un trato que permita que el distribuidor y el agente ganen lo más que puedan. Para obtener el mejor trato tu tienes que hacer lo opuesto. No temas irte del lugar si no estás satisfecho con la oferta, y recuérdale al vendedor que puedes comprar inmediatamente si el trato de convence. Como ellos tienen que vender el camión pero tu no tienes que comprarlo, tienes toda la ventaja. Para obtener el mejor trato tendrás que ser inflexible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app
app
app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Cómo obtener un préstamo para un camión

¡Muéstrame el dinero!

Hay varias alternativas para obtener el financiamiento necesario para comprar un camión, todas ellas con ventajas y desventajas. Por eso, es importante que las conozcas y sepas cuál es la mejor para ti, de modo que puedas llegar a un distribuidor de camiones con la ventaja de tener el dinero bajo el brazo y obtener así el mejor precio posible por tu nuevo camión.

Si eres como la mayoría de dueños de un negocio, comprar un camión nuevo y pagarlo de contado simplemente no es una opción. No importa si las cosas marchan tan bien que tienen el efectivo suficiente para hacerlo, la mayoría de los dueños no quieren utilizar sus ganancias solo para comprar un nuevo camión u otro equipamiento para sus negocios.

En enero pasados hablamos sobre las diferencias que existen entre comprar y arrendar (lease), pero este mes nos enfocaremos en el financiamiento de un camión. Para obtener el mejor trato posible tendrás que “hacer la tarea”, es decir, investigar por internet y hablar con diferentes empresas, de modo que tu nuevo camión o equipo no tengan un sobreprecio. Si tienes en la mano dinero contante y sonante para comprar un camión de contado, considera si es la mejor opción y si va en el mejor interés de tu negocio.

 Compara precios

No importa que oferta especial te ofrezcan los prestamistas, siempre compara precios y negocia fuerte. Internet es una gran herramienta para encontrar información sobre préstamos y encontrar los tratos más atractivos. Hay varias maneras de obtener un financiamiento para un camión:

  • A través del distribuidor

Obtener un financiamiento a través de un distribuidor de camiones es rápido y fácil, pero hay mucha presión en aras de impulsar las ventas. Muchos distribuidores tienen calculadoras en línea que te ayudarán a darte una idea de cuánto tendrías que pagar cada mes, dependiendo del precio del camión, el pago inicial, el impuesto de ventas federal y estatal, plazo, etcétera.

  • Mediante un agente de finanzas de equipamiento

Conseguir el financiamiento mediante esta opción es un método tradicional. Ofrecen tasas competitivas sin presión de ventas para los clientes. Los bancos también pueden ofrecer una variedad de opciones financieras, ofrecen seguros y usualmente se estructuran como un préstamo. Eso sí, los bancos quizá no sean tan convenientes como los distribuidores.

  • Préstamos en línea

Algunos prestamistas en línea publicitan el proceso de préstamo como algo rápido y fácil, pero hay que tener cuidado. Algunas de estas empresas no ofrecen un servicio personalizado y esto puede hacer sentir nerviosas a muchas personas. La realidad es que hacer operaciones financieras de esta magnitud por internet da algo de desconfianza.

  • Financiamiento de un familiar o amigo

Esta es una opción que muy pocas personas tienen, pero es una alternativa fácil y rápida, en la cual ambas partes acuerdan los términos. Sin embargo, si el trato sale mal puede afectar seriamente tu relación con esa persona.

Fijando las tasas del préstamo

Una de las cosas que más influyen en la tasa de interés que obtendrás para tu préstamos es el tiempo que éste dure. Usualmente, mientras más largo sea el plazo, más alta será la tasa de interés. SIn embargo, mientras más corto sea el plazo, más grandes serán los pagos que tengas que hacer.

Revisa el contrato del préstamo tantas veces como sea necesario, resiste la tentación de firmar hasta que estés satisfecho y convencido de que todo está en orden. Asegúrate de que la tasa de interés convenida no vaya a cambiar y pregunta sobre las penalizaciones (a veces te “castigan” por hacer pagos prematuros). Puedes obtener una tasa de amortización muy baja, solamente considera cuánto tiempo te llevará pagar el préstamo.

Cómo negociar con el vendedor

Ya consultaste en internet el tamaño, peso, tipo, gasto de combustible, etcétera, y tienes claro qué tipo de camión necesitas (que no es lo mismo que cuál quieres). Tienes una idea clara de cuánto estás dispuesto a gastar y ya encontraste una empresa de confianza que te ayude con el financiamiento. Conoces los gastos mensuales del mismo, incluyendo el pago del préstamo, los gastos corrientes, seguro y mantenimiento. El siguiente paso es ir a un distribuidor y dejar que el vendedor te ayude a encontrar cuál es el ideal para ti.

¡Infórmate!

Explora el mercado y compara los precios de los camiones nuevos y usados. Necesitas saber cuánto te costaría cualquiera de estas opciones, incluyendo cuánto dinero tendrás que dejar como depósito, si puedes dar a cambio tu camión actual, de qué tamaño serán los pagos del préstamo y durante cuánto tiempo deberás hacerlos.

Compara los precios de venta al por mayor en línea con las ofertas de los distribuidores después de que hayan añadido sus márgenes. Ten claro que el camión con el mejor precio no siempre es la mejor opción; es importante tomar en cuenta cuánto caerá el precio de tu camión cuando se convierta en uno usado, es decir, su valor de reventa.

Piensa en grande

Cuando has hecho tu tarea y estás listo para visitar distribuidores, es una buena idea comenzar por los que tienen una buena reputación, pues tienen una mayor variedad de camiones para ofrecerte. Suelen ser más flexibles debido a que el mayor tamaño de su negocio les deja lugar para negociar; y es que las empresas grandes puede operar con menores márgenes de ganancia que las pequeñas, ya que las primeras tienen mayor poder adquisitivo. Procura visitar dos o tres distribuidores para que te asegures de conocer todas las opciones disponibles.

Establece tus propios términos

Cuando estés en el distribuidor, mira todo lo que quieras: abre las puertas, asómate al interior, prueba si el asiento del conductor es cómodo, inspecciona los diseños y espera a que un vendedor se te acerque. Como ya tienes el financiamiento para el camión, tienes la ventaja.

Deja que el vendedor sepa que puedes comprar el camión inmediatamente, pero que quieres conocer todas tus opciones antes de hacerlo. No les digas cuánto estás dispuesto a pagar y pregunta por su mejor oferta, entonces es cuando empiezas a negociar. Esto te dará mejores opciones y podrás bajar más el precio, ya que el precio que te dicen al principio no suele ser el mejor que pueden darte (curso de ventas 101), por lo cual podrás hacer una contraoferta.

El vendedor debe lograr un trato que permita que el distribuidor y el agente ganen lo más que puedan. Para obtener el mejor trato tu tienes que hacer lo opuesto. No temas irte del lugar si no estás satisfecho con la oferta, y recuérdale al vendedor que puedes comprar inmediatamente si el trato de convence. Como ellos tienen que vender el camión pero tu no tienes que comprarlo, tienes toda la ventaja. Para obtener el mejor trato tendrás que ser inflexible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app
app
app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app