Mercedes Benz Metris

Nueva reina

Ser la única en el segmento con tracción trasera le confiere una capacidad y volumen de carga y arrastre que opaca a las de sus rivales. Además, el respaldo de una marca como Mercedes-Benz garantiza que tienes un vehículo de calidad en tus manos. Conoce a la nueva monarca entre las vans medianas de carga y pasajeros.

El alguna vez nada emocionante segmento de las vans de carga se ha convertido en uno bastante interesante en los últimos años, pues cada vez hay más modelos de dónde elegir. Y la más reciente adición es la Mercedes-Benz Metris, que si bien se vende solamente en Estados Unidos, no es un vehículo diseñado de cero para este país, sino que es una adaptación de la probada y comprobada Vito. Aún así, se trata de una van con un volumen interior grande en relación a sus reducidas dimensiones exteriores. Está disponible en versiones de pasajeros o de carga, en el primer caso hay capacidad hasta para ocho personas y en el segundo para dos palets tamaño estándar.

La Metris debutó en el NTEA Work Truck Show de Indianápolis, en el cual se reunió una gran cantidad de compañías de flotas, carroceros y dueños de negocios. Diseñada para ocupar un nicho de mercado un escalón debajo de la Sprinter en términos de tamaño y capacidades, la Metris compite directamente con la Ford Transit Connect, la Nissan NV200 y la Ram Promaster City y la Chevrolet City Express. Pero aunque parece muy similar a sus rivales, la Metris tiene varios ases bajo la manga, como una arquitectura orientada longitudinalmente, o una miríada de asistencias electrónicas.

Pero lo que realmente la pone en una liga aparte son sus capacidades. Mide sólo 1.6 pulgadas menos de 17 pies, es decir, más de un pié de ventaja sobre la Ford Transit Connect LWB (15.8 pies) o la Ram ProMaster City (15.6 pies); lo cual le confiere un mayor volumen de carga. Además, es la única del segmento con tracción trasera, diseñada antes que nada como un vehículo de trabajo. Con una capacidad de carga máxima de 2502 libras, puede mover 619 libras más de  herramientas, equipo o lo que quieras llevar que su rival más cercana, la ProMaster City.

Y cuando hablamos de capacidad de arrastre, la competencia es aún más dispareja, pues las 5,000 libras de la Metris son más del doble de las 2000 que pueden mover la Transit Connect o la Promaster (de la Nissan NV200 o la Chevrolet City mejor ni hablamos, pues los fabricantes no recomiendan usarlos para remolcar). Como cereza en el pastel, ahora existe una versión llamada Worker, que deja cualquier concesión al confort a un lado para ofrecer un atractivo precio de $25,995. Si quieres algo más de comodidad el precio se eleva a $28,950 para la versión Cargo y $32,500 para la de pasajeros.

Diseño

Claramente, la Metris no es el vehículo que le hará ganar concursos de diseño a Mercedes-Benz; pero dentro de su segmento, se trata de toda una belleza. Especialmente cuando hablamos de la versión de pasajeros, con defensas al color de la carrocería y rines de aleación. En cuanto a longitud, mide casi exactamente lo mismo que la Ram C/V Tradesman, pero es más angosta y más alta. Por otro lado, con sus casi 17 piés de largo, es un pié más larga que la Transit Connect y la NV200, lo cual le da una mayor capacidad de carga a pesar de sus contenidas dimensiones, algo que la hace ideal para moverse en la ciudad.

Las puertas laterales son corredizas y para la trasera puedes elegir entre puertas de doble hoja (que abren a 180 o a 270 grados) o una sola puerta que abre hacia arriba –la opción menos práctica, si nos preguntas-, ya que las de doble hoja que abren 270º quedan pegadas a los paneles laterales. Para hacerla más versátil está disponible un receptor de enganche de dos pulgadas que mantiene el ángulo de salida prácticamente sin cambios.

Interior

Como ya mencionamos con anterioridad, la Metris está disponible en versiones de pasajeros y de carga. Ésta viene equipada con un sistema de sujeción bastante práctico que recuerda a los rieles de carga de las pickups. Esto le da a los clientes posibilidades casi ilimitadas en cuanto a puntos de sujeción. Hay cuatro franjas en total, dos en las paredes y dos en el piso. Los paneles se insertan en los vacíos de la pared para fortalecer los costados y para evitar que haya daños por llevar la carga suelta. Algo muy útil es que el tamaño de las puertas permite que se puedan cargar y descargar palets usando la trasera o las laterales.

En cuanto a la versión de pasajeros, viene con dos filas de asientos con tres lugares cada una, además de los dos delanteros, lo cual da una capacidad de llevar hasta ocho pasajeros. Los cinturones de seguridad, además de ser de tres puntos, están montados en cada asiento, lo cual facilita el movimiento por la cabina al no tener que esquivar los cinturones colgantes de otros modelos americanos. Además, el acceso a la segunda fila de asientos es fácil gracias a que los asientos de la primera se doblan hacia delante. No tenemos cifras exactas, pero se ve que el espacio para las piernas es más que adecuado.

Como es de esperarse, el tablero es el mismo para cualquier versión y, aunque se trata de un Mercedes-Benz, evidentemente no encontramos algo similar al lujo de los modelos de pasajeros más asequibles. El tablero está hecho en plástico duro y lleva un diseño algo aburrido tratándose de la marca de la estrella. Eso sí, si eliges algunas opciones como el volante multifunción, toques de cromo y asientos de tartán le traerás una buena dosis de refinamiento –aunque no será precisamente barato-.  En la parte delantera hay dos posavasos en la consola central y un espacio de almacenamiento debajo de estos. Bueno, en realidad hay un tercer posavasos en el tablero, pero como está tallado en éste, no se ve muy práctico.

Sorprendentemente, a pesar de tener tracción trasera, el piso es plano en la parte posterior. E incluso en la parte delantera el túnel de la transmisión es prácticamente indetectable. Es impresionante cómo se las arreglaron los ingenieros de Mercedes para lograr esto. Algo que también vale la pena destacar es la cantidad de bolsas de aire. La versión de carga lleva seis y la de pasajeros ocho –incluyendo bolsas de cortina para las tres filas de asientos-.

Ambas versiones tienen buena capacidad de carga. Evidentemente, la de pasajeros tiene un cifras más contenidas: 38 pies cúbicos de espacio para las maletas y una carga útil máxima de 1,874 libras; la de carga alcanza los 186 pies cúbicos de espacio y puede llevar hasta 2,502 libras. Ambas tienen la misma capacidad de arrastre de 5,000 libras que, no nos cansaremos de decirlo, está en una liga aparte a sus rivales. Es como ver un partido de futbol americano colegial contra un equipo de la NFL.

Motor y transmisión

Bajo el cofre de esta van encontramos un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros que, como no podía ser de otra manera, está complementado por un turbocargador. Esto le da una potencia total de 208 caballos de fuerza y un torque de 258 libras-pie. Si te interesa sobremanera ahorrar combustible, está disponible de manera opcional un sistema start/stop que apaga automáticamente el motor cuando el auto se detiene y lo enciende en cuanto tocas el acelerador. En cuanto a la transmisión, una caja automática de siete cambios se encarga de poner la potencia en el piso.

Si bien no se trata de la más asequible de su segmento –de hecho todo lo contrario-, el precio resulta sorprendentemente contenido para una van mediana de Mercedes-Benz. La de carga comienza en $28,950 y la de pasajeros en $32,500, a los cuales hay que sumarle un cargo de destino de 950 dólares. Sí, no es barato, pero hay que tomar en cuenta que además del tamaño, calidad y capacidades, cuenta con ayudas electrónicas de serie como un control de estabilidad que se adapta al peso de la carga, un sistema que combate la fatiga y otro que asiste cuando hay vientos cruzados. Por supuesto, están disponibles muchas otras asistencias como el Asistente Activo de Estacionamiento, de Abandono de Carril, de Prevención de Colisiones, de Punto Ciego y una cámara de reversa que pueden hacer que el precio suba una barbaridad.

En resumen, esta nueva van de Mercedes-Benz ofrece una impresionante versatilidad y grandes capacidades en un diseño llamativo. Si bien el precio de partida es casi igual al final del de sus competidores, el espacio interior y la capacidad de carga y arrastre podría compensar la diferencia en el precio gracias a que podrás llevar una carga más grande (o pasajeros más cómodos). Por supuesto, los clientes tendrán la última palabra sobre qué tan bien se venderá esta van, pero ten por seguro que el resto de fabricante estarán muy atentos de las ventas de la Metris.

Ficha técnica
Motor
4 en línea de 2.0 litros con 208 HP y 258 lb-pie
Transmisión
Automática de 7 velocidades
Suspensión delantera
Independiente
Suspensión trasera
Independiente
Precio 
Desde $25,995

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Mercedes Benz Metris

Nueva reina

Ser la única en el segmento con tracción trasera le confiere una capacidad y volumen de carga y arrastre que opaca a las de sus rivales. Además, el respaldo de una marca como Mercedes-Benz garantiza que tienes un vehículo de calidad en tus manos. Conoce a la nueva monarca entre las vans medianas de carga y pasajeros.

El alguna vez nada emocionante segmento de las vans de carga se ha convertido en uno bastante interesante en los últimos años, pues cada vez hay más modelos de dónde elegir. Y la más reciente adición es la Mercedes-Benz Metris, que si bien se vende solamente en Estados Unidos, no es un vehículo diseñado de cero para este país, sino que es una adaptación de la probada y comprobada Vito. Aún así, se trata de una van con un volumen interior grande en relación a sus reducidas dimensiones exteriores. Está disponible en versiones de pasajeros o de carga, en el primer caso hay capacidad hasta para ocho personas y en el segundo para dos palets tamaño estándar.

La Metris debutó en el NTEA Work Truck Show de Indianápolis, en el cual se reunió una gran cantidad de compañías de flotas, carroceros y dueños de negocios. Diseñada para ocupar un nicho de mercado un escalón debajo de la Sprinter en términos de tamaño y capacidades, la Metris compite directamente con la Ford Transit Connect, la Nissan NV200 y la Ram Promaster City y la Chevrolet City Express. Pero aunque parece muy similar a sus rivales, la Metris tiene varios ases bajo la manga, como una arquitectura orientada longitudinalmente, o una miríada de asistencias electrónicas.

Pero lo que realmente la pone en una liga aparte son sus capacidades. Mide sólo 1.6 pulgadas menos de 17 pies, es decir, más de un pié de ventaja sobre la Ford Transit Connect LWB (15.8 pies) o la Ram ProMaster City (15.6 pies); lo cual le confiere un mayor volumen de carga. Además, es la única del segmento con tracción trasera, diseñada antes que nada como un vehículo de trabajo. Con una capacidad de carga máxima de 2502 libras, puede mover 619 libras más de  herramientas, equipo o lo que quieras llevar que su rival más cercana, la ProMaster City.

Y cuando hablamos de capacidad de arrastre, la competencia es aún más dispareja, pues las 5,000 libras de la Metris son más del doble de las 2000 que pueden mover la Transit Connect o la Promaster (de la Nissan NV200 o la Chevrolet City mejor ni hablamos, pues los fabricantes no recomiendan usarlos para remolcar). Como cereza en el pastel, ahora existe una versión llamada Worker, que deja cualquier concesión al confort a un lado para ofrecer un atractivo precio de $25,995. Si quieres algo más de comodidad el precio se eleva a $28,950 para la versión Cargo y $32,500 para la de pasajeros.

Diseño

Claramente, la Metris no es el vehículo que le hará ganar concursos de diseño a Mercedes-Benz; pero dentro de su segmento, se trata de toda una belleza. Especialmente cuando hablamos de la versión de pasajeros, con defensas al color de la carrocería y rines de aleación. En cuanto a longitud, mide casi exactamente lo mismo que la Ram C/V Tradesman, pero es más angosta y más alta. Por otro lado, con sus casi 17 piés de largo, es un pié más larga que la Transit Connect y la NV200, lo cual le da una mayor capacidad de carga a pesar de sus contenidas dimensiones, algo que la hace ideal para moverse en la ciudad.

Las puertas laterales son corredizas y para la trasera puedes elegir entre puertas de doble hoja (que abren a 180 o a 270 grados) o una sola puerta que abre hacia arriba –la opción menos práctica, si nos preguntas-, ya que las de doble hoja que abren 270º quedan pegadas a los paneles laterales. Para hacerla más versátil está disponible un receptor de enganche de dos pulgadas que mantiene el ángulo de salida prácticamente sin cambios.

Interior

Como ya mencionamos con anterioridad, la Metris está disponible en versiones de pasajeros y de carga. Ésta viene equipada con un sistema de sujeción bastante práctico que recuerda a los rieles de carga de las pickups. Esto le da a los clientes posibilidades casi ilimitadas en cuanto a puntos de sujeción. Hay cuatro franjas en total, dos en las paredes y dos en el piso. Los paneles se insertan en los vacíos de la pared para fortalecer los costados y para evitar que haya daños por llevar la carga suelta. Algo muy útil es que el tamaño de las puertas permite que se puedan cargar y descargar palets usando la trasera o las laterales.

En cuanto a la versión de pasajeros, viene con dos filas de asientos con tres lugares cada una, además de los dos delanteros, lo cual da una capacidad de llevar hasta ocho pasajeros. Los cinturones de seguridad, además de ser de tres puntos, están montados en cada asiento, lo cual facilita el movimiento por la cabina al no tener que esquivar los cinturones colgantes de otros modelos americanos. Además, el acceso a la segunda fila de asientos es fácil gracias a que los asientos de la primera se doblan hacia delante. No tenemos cifras exactas, pero se ve que el espacio para las piernas es más que adecuado.

Como es de esperarse, el tablero es el mismo para cualquier versión y, aunque se trata de un Mercedes-Benz, evidentemente no encontramos algo similar al lujo de los modelos de pasajeros más asequibles. El tablero está hecho en plástico duro y lleva un diseño algo aburrido tratándose de la marca de la estrella. Eso sí, si eliges algunas opciones como el volante multifunción, toques de cromo y asientos de tartán le traerás una buena dosis de refinamiento –aunque no será precisamente barato-.  En la parte delantera hay dos posavasos en la consola central y un espacio de almacenamiento debajo de estos. Bueno, en realidad hay un tercer posavasos en el tablero, pero como está tallado en éste, no se ve muy práctico.

Sorprendentemente, a pesar de tener tracción trasera, el piso es plano en la parte posterior. E incluso en la parte delantera el túnel de la transmisión es prácticamente indetectable. Es impresionante cómo se las arreglaron los ingenieros de Mercedes para lograr esto. Algo que también vale la pena destacar es la cantidad de bolsas de aire. La versión de carga lleva seis y la de pasajeros ocho –incluyendo bolsas de cortina para las tres filas de asientos-.

Ambas versiones tienen buena capacidad de carga. Evidentemente, la de pasajeros tiene un cifras más contenidas: 38 pies cúbicos de espacio para las maletas y una carga útil máxima de 1,874 libras; la de carga alcanza los 186 pies cúbicos de espacio y puede llevar hasta 2,502 libras. Ambas tienen la misma capacidad de arrastre de 5,000 libras que, no nos cansaremos de decirlo, está en una liga aparte a sus rivales. Es como ver un partido de futbol americano colegial contra un equipo de la NFL.

Motor y transmisión

Bajo el cofre de esta van encontramos un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros que, como no podía ser de otra manera, está complementado por un turbocargador. Esto le da una potencia total de 208 caballos de fuerza y un torque de 258 libras-pie. Si te interesa sobremanera ahorrar combustible, está disponible de manera opcional un sistema start/stop que apaga automáticamente el motor cuando el auto se detiene y lo enciende en cuanto tocas el acelerador. En cuanto a la transmisión, una caja automática de siete cambios se encarga de poner la potencia en el piso.

Si bien no se trata de la más asequible de su segmento –de hecho todo lo contrario-, el precio resulta sorprendentemente contenido para una van mediana de Mercedes-Benz. La de carga comienza en $28,950 y la de pasajeros en $32,500, a los cuales hay que sumarle un cargo de destino de 950 dólares. Sí, no es barato, pero hay que tomar en cuenta que además del tamaño, calidad y capacidades, cuenta con ayudas electrónicas de serie como un control de estabilidad que se adapta al peso de la carga, un sistema que combate la fatiga y otro que asiste cuando hay vientos cruzados. Por supuesto, están disponibles muchas otras asistencias como el Asistente Activo de Estacionamiento, de Abandono de Carril, de Prevención de Colisiones, de Punto Ciego y una cámara de reversa que pueden hacer que el precio suba una barbaridad.

En resumen, esta nueva van de Mercedes-Benz ofrece una impresionante versatilidad y grandes capacidades en un diseño llamativo. Si bien el precio de partida es casi igual al final del de sus competidores, el espacio interior y la capacidad de carga y arrastre podría compensar la diferencia en el precio gracias a que podrás llevar una carga más grande (o pasajeros más cómodos). Por supuesto, los clientes tendrán la última palabra sobre qué tan bien se venderá esta van, pero ten por seguro que el resto de fabricante estarán muy atentos de las ventas de la Metris.

Ficha técnica
Motor
4 en línea de 2.0 litros con 208 HP y 258 lb-pie
Transmisión
Automática de 7 velocidades
Suspensión delantera
Independiente
Suspensión trasera
Independiente
Precio 
Desde $25,995

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app