5 pasos para salir de deudas

La pregunta más común que aparece cuando te encuentras qué tienes una deuda de miles de dólares es muy simple “¿cómo hago para reducir mi deuda?”. Sin duda alguna, el reto puede parecer insuperable, pero con disciplina y dedicación podrás  poner tus finanzas en orden.

Seguramente has visto esos anuncios en la televisión que te prometen Remedios rápidos para reducir la deuda en tus tarjetas de créditos o planes de reducción de deuda que te ayudarán a pagar el dinero que debes en la “mejor” forma y de la manera “más rápida”. Pero la realidad es que con un poco de dedicación y planeación es posible que reduzcas tu deuda por ti mismo. Sólo necesitas saber por dónde empezar. Piénsalo bien, ¿por qué pagarle a consejeros de deuda o agencias de consolidación por cosas que puedes hacer tú mismo? Para ello, sigue este plan de cinco pasos y verás como poco a poco regresas a números negros.

1.- Evalúa tus deudas

De acuerdo a información presentada por la Reserva Federal, los ciudadanos estadounidenses tienen una deuda en tarjeta de crédito superior a los 945 mil millones de dólares. Esto quiere decir que, si tomamos en cuenta los datos del censo de población más reciente, cada persona tiene en promedio una deuda en tarjetas de crédito de $4,000. Es importante saber en qué situación te encuentras antes de comenzar a reducir tu deuda, ya que el tamaño de la misma y el tipo de deuda que sea tendrán un impacto en las opciones disponibles.

Reúne todos tus documentos financieros e imprime tus reportes de crédito anuales gratuitos (tienes derecho a uno al año y lo puedes encontrar en AnnualCreditReport.com). Revisa tus calificaciones crediticias para saber exactamente cuál es tu situación (algunos bancos te la dan de manera gratuita o también hay sitios como Credit.com o CreditKarma.com. Este es un paso clave para salir de deudas, pero es uno que muchas veces la gente tiene miedo de tomar.

En una hoja de papel, escribe el saldo, tasa de interés y la cantidad mensual debida para cada una de tus deudas. Incluye los préstamos para tu coche, personales, sobre el sueldo, tarjetas de crédito y otras deudas. También anota las cuotas anuales de tus tarjetas de crédito. Por ahora no hace falta que incluyas tu hipoteca o préstamos estudiantiles ya que estos préstamos suelen ser un plazo más largo y con tasas de interés más bajas, por lo cual es mejor enfocarte primero en pagar tus otras deudas.

2.- Revisa tu presupuesto

Después de que hayas reunido la información sobre tus deudas, deberías echarle un vistazo a tu presupuesto mensual. Escribe tus ingresos mensuales después de impuestos y resta de esta cantidad el pago de tu renta/hipoteca, así como otros gastos mensuales como la guardería, pagos de préstamos estudiantiles, seguros, servicios y alimentos. Una vez que hayas restado todos tus gastos, calcula cuánto dinero te sobra para pagar tus deudas. Si esta cantidad es muy pequeña, busca formas de reducir tus gastos. Considera cancelar tu suscripción a la televisión por cable o compartir el coche de manera temporal. Mientras más dinero destines cada mes para pagar tus deudas, más pronto estarás libre de ellas.

3.- Haz un plan

Ya que tienes una idea más clara de tu situación financiera, es tiempo de crear un plan para reducir tus deudas. Utiliza la información obtenida en los pasos 1 y 2 para llenar la siguiente ficha. Resta los pagos mínimos de tu deuda (Paso 1) y tus gastos mensuales (Paso 2) de tus ingresos mensuales después de impuestos. La cantidad restante debe usarse para pagar la deuda que tenga la tasa de interés más alta y el mayor saldo pendiente.

Ejemplo

Tu Plan

Ingreso mensual después de impuestos (1)

$2,800

$

Pagos mínimos de deuda (2)

-$1,800

-$

Gastos mensuales

-$400

-$

Cantidad sobrante que va a la deuda con la tasa y saldo más altos

$600

=$

Continúa este ciclo cada mes hasta que la deuda haya sido pagada y repítelo con la siguiente cuenta con la tasa y saldo más altos. Quizá te parezca un proceso extraño, pero es la manera más rápida de reducir tus deudas y limitar la cantidad de intereses que debes. Durante este tiempo no debes añadir ningún cargo extra a tus tarjetas de crédito. Además, trata de incrementar la cantidad que pagas cada mes hacia la deuda más cara. Registra tus avances en una tabla como esta:

Mes 1

Mes 2

Mes 3

Mes 4

Mes 5

Mes 6

Pago meta

$600

$600

$625

$625

$650

$650

Pago real

$625

4.- Comienza negociaciones

Mientras sigues tu plan de pagos desde el paso 3, deberías contactar a tus acreedores para ver si puedes mejorar los términos de tus deudas. Tal vez puedas reducir las tasas de interés o negociar un acuerdo por una cantidad menor en algunas deudas si hablas con el departamento de servicio a clientes. Las deudas que han sido calificadas por el acreedor como incobrables o que han sido pasadas a una agencia de cobranzas son especialmente fáciles de renegociar.

Considera cambiar la deuda de alguna de tus tarjetas de crédito a una cuenta que tenga una menor tasa de interés. Cambiar el saldo a una tarjeta de crédito que tenga una tasa de interés inicial del 0% durante 6 o 12 meses puede ayudarte a ahorrar una buena cantidad en pago de intereses. Sólo asegúrate de que el saldo de cada una de tus tarjetas de crédito sea menor al 30% del límite de crédito para evitar dañar tu calificación crediticia. Durante este tiempo, investiga si no te conviene consolidar tus deudas como un préstamo personal o uno de vivienda.


5.- Sigue con tu plan de reducción de deuda

Haz tu mejor esfuerzo para cumplir con tus metas de pago mensuales. No pasa nada si la cantidad que destinas para pagar la deuda más cara varía cada mes. Sólo trata de destinar la mayor cantidad posible a tus deudas de manera consistente. Enrolarte en un sistema automático de pagos y llevar un registro de tus avances en el refrigerador puede ayudarte a mantener el curso. Cuando alcances logros importantes, celébralos. Verás como estarás libre de deudas más pronto de lo que crees.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
5 pasos para salir de deudas

La pregunta más común que aparece cuando te encuentras qué tienes una deuda de miles de dólares es muy simple “¿cómo hago para reducir mi deuda?”. Sin duda alguna, el reto puede parecer insuperable, pero con disciplina y dedicación podrás  poner tus finanzas en orden.

Seguramente has visto esos anuncios en la televisión que te prometen Remedios rápidos para reducir la deuda en tus tarjetas de créditos o planes de reducción de deuda que te ayudarán a pagar el dinero que debes en la “mejor” forma y de la manera “más rápida”. Pero la realidad es que con un poco de dedicación y planeación es posible que reduzcas tu deuda por ti mismo. Sólo necesitas saber por dónde empezar. Piénsalo bien, ¿por qué pagarle a consejeros de deuda o agencias de consolidación por cosas que puedes hacer tú mismo? Para ello, sigue este plan de cinco pasos y verás como poco a poco regresas a números negros.

1.- Evalúa tus deudas

De acuerdo a información presentada por la Reserva Federal, los ciudadanos estadounidenses tienen una deuda en tarjeta de crédito superior a los 945 mil millones de dólares. Esto quiere decir que, si tomamos en cuenta los datos del censo de población más reciente, cada persona tiene en promedio una deuda en tarjetas de crédito de $4,000. Es importante saber en qué situación te encuentras antes de comenzar a reducir tu deuda, ya que el tamaño de la misma y el tipo de deuda que sea tendrán un impacto en las opciones disponibles.

Reúne todos tus documentos financieros e imprime tus reportes de crédito anuales gratuitos (tienes derecho a uno al año y lo puedes encontrar en AnnualCreditReport.com). Revisa tus calificaciones crediticias para saber exactamente cuál es tu situación (algunos bancos te la dan de manera gratuita o también hay sitios como Credit.com o CreditKarma.com. Este es un paso clave para salir de deudas, pero es uno que muchas veces la gente tiene miedo de tomar.

En una hoja de papel, escribe el saldo, tasa de interés y la cantidad mensual debida para cada una de tus deudas. Incluye los préstamos para tu coche, personales, sobre el sueldo, tarjetas de crédito y otras deudas. También anota las cuotas anuales de tus tarjetas de crédito. Por ahora no hace falta que incluyas tu hipoteca o préstamos estudiantiles ya que estos préstamos suelen ser un plazo más largo y con tasas de interés más bajas, por lo cual es mejor enfocarte primero en pagar tus otras deudas.

2.- Revisa tu presupuesto

Después de que hayas reunido la información sobre tus deudas, deberías echarle un vistazo a tu presupuesto mensual. Escribe tus ingresos mensuales después de impuestos y resta de esta cantidad el pago de tu renta/hipoteca, así como otros gastos mensuales como la guardería, pagos de préstamos estudiantiles, seguros, servicios y alimentos. Una vez que hayas restado todos tus gastos, calcula cuánto dinero te sobra para pagar tus deudas. Si esta cantidad es muy pequeña, busca formas de reducir tus gastos. Considera cancelar tu suscripción a la televisión por cable o compartir el coche de manera temporal. Mientras más dinero destines cada mes para pagar tus deudas, más pronto estarás libre de ellas.

3.- Haz un plan

Ya que tienes una idea más clara de tu situación financiera, es tiempo de crear un plan para reducir tus deudas. Utiliza la información obtenida en los pasos 1 y 2 para llenar la siguiente ficha. Resta los pagos mínimos de tu deuda (Paso 1) y tus gastos mensuales (Paso 2) de tus ingresos mensuales después de impuestos. La cantidad restante debe usarse para pagar la deuda que tenga la tasa de interés más alta y el mayor saldo pendiente.

Ejemplo

Tu Plan

Ingreso mensual después de impuestos (1)

$2,800

$

Pagos mínimos de deuda (2)

-$1,800

-$

Gastos mensuales

-$400

-$

Cantidad sobrante que va a la deuda con la tasa y saldo más altos

$600

=$

Continúa este ciclo cada mes hasta que la deuda haya sido pagada y repítelo con la siguiente cuenta con la tasa y saldo más altos. Quizá te parezca un proceso extraño, pero es la manera más rápida de reducir tus deudas y limitar la cantidad de intereses que debes. Durante este tiempo no debes añadir ningún cargo extra a tus tarjetas de crédito. Además, trata de incrementar la cantidad que pagas cada mes hacia la deuda más cara. Registra tus avances en una tabla como esta:

Mes 1

Mes 2

Mes 3

Mes 4

Mes 5

Mes 6

Pago meta

$600

$600

$625

$625

$650

$650

Pago real

$625

4.- Comienza negociaciones

Mientras sigues tu plan de pagos desde el paso 3, deberías contactar a tus acreedores para ver si puedes mejorar los términos de tus deudas. Tal vez puedas reducir las tasas de interés o negociar un acuerdo por una cantidad menor en algunas deudas si hablas con el departamento de servicio a clientes. Las deudas que han sido calificadas por el acreedor como incobrables o que han sido pasadas a una agencia de cobranzas son especialmente fáciles de renegociar.

Considera cambiar la deuda de alguna de tus tarjetas de crédito a una cuenta que tenga una menor tasa de interés. Cambiar el saldo a una tarjeta de crédito que tenga una tasa de interés inicial del 0% durante 6 o 12 meses puede ayudarte a ahorrar una buena cantidad en pago de intereses. Sólo asegúrate de que el saldo de cada una de tus tarjetas de crédito sea menor al 30% del límite de crédito para evitar dañar tu calificación crediticia. Durante este tiempo, investiga si no te conviene consolidar tus deudas como un préstamo personal o uno de vivienda.


5.- Sigue con tu plan de reducción de deuda

Haz tu mejor esfuerzo para cumplir con tus metas de pago mensuales. No pasa nada si la cantidad que destinas para pagar la deuda más cara varía cada mes. Sólo trata de destinar la mayor cantidad posible a tus deudas de manera consistente. Enrolarte en un sistema automático de pagos y llevar un registro de tus avances en el refrigerador puede ayudarte a mantener el curso. Cuando alcances logros importantes, celébralos. Verás como estarás libre de deudas más pronto de lo que crees.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app