Ram ProMaster City

Con genes europeos

El mejor volumen de carga del segmento, énfasis en la economía de combustible, espacio y varias características que harán tu vida más fácil hacen que la Ram ProMaster City sea una de las mejores opciones para quien busca una van de carga pequeña.

Si alguien sabe cómo hacer vehículos de reparto pequeños, esos son los fabricantes de coches europeos, pues los reducidos espacios de las ciudades del Viejo Continente hacen muy poco práctico -y a veces imposible- surcar las calles para repartir mercancía. Por ello, no sorprende que la Ram ProMaster City, basada en la Fiat Doblò, sea una de las alternativas más interesantes del segmento.

Como no podía ser de otra manera en un vehículo utilitario, no encontrarás mayores concesiones al lujo en la ProMaster City, nada de alfombras mullidas o escapes cromados; aquí lo que importa es la capacidad de carga, volumen interior, economía de combustible y el costo total de propiedad. Ciertamente, no fue ninguna sorpresa la decisión de la división de Ram de incursionar en este segmento, que actualmente tiene otros cuatro integrantes: la Chevrolet City Express, la Ford Transit Connect, la Nissan NV200 y la recientemente llegada Mercedes-Benz Metris.

La ProMaster City está disponible en versiones de carga, que ahora se llaman Tradesman, y de pasajeros, nombradas Wagon, con dos niveles de equipamiento en cada una, dando un total de cuatro configuraciones posibles. El precio arranca en $23,495 para las Tradesman y en $24,595 para las Wagon.

Diseño

El frente está dominado por una voluminosa defensa y un cofre inclinado; pero una de las características que más llama la atención es la elevada posición de los faros, la cual los mantiene protegidos en choques a baja velocidad; y es que los años de experiencia en Europa le enseñaron a los ingenieros que estos vehículos tendrán muchos impactos delanteros suaves a lo largo de su vida. Es lógico suponer que reemplazar solamente la defensa y la parrilla debe ser mucho más barato que hacerlo con los faros. Es un hecho que la apariencia no es el punto fuerte de la ProMaster City, pero tampoco lo es de ninguno de sus rivales.

El acceso a la zona de carga por la parte posterior es mediante dos puertas abatibles de tipo 60/40, las cuales abren a 90 o 180 grados; también hay dos puertas corredizas en los costados que hacen que cargar o descargar algo sea muy sencillo. Aún no nos hemos puesto al volante, pero el amplio parabrisas y el cofre inclinado deben brindar una buena visibilidad, a la cual también contribuyen los espejos retrovisores.

Interior

Es evidente que la directriz que guió a los ingenieros de Ram al diseñar el habitáculo era funcionalidad, pues todo lo que hay en la cabina de la ProMaster City cumple una función. El tablero tiene varios espacios para almacenar objetos y una consola central grande, donde está colocado el sistema de infotenimiento Uconnect. Por su parte, el volante tiene varios botones para controlar dicho sistema y para modificar la información que se despliega en la pantalla del panel de instrumentos. Pero pasemos al tema realmente importante: el área de carga.

La parte posterior está diseñada para llevar mercancía y equipo de todo tipo, desde herramientas para soldar hasta un pastel de bodas. Los 131.7 pies cúbicos del área de carga son bastante prácticos gracias a que la longitud, altura del techo y la baja altura del piso (87.2, 51.8 y 48.4 pulgadas, respectivamente) facilitan el trabajo, pues es lo suficientemente ancha como para alojar un pallet. La capacidad de carga máxima es de 1,883 libras

En cuanto a configuraciones, la Ram ProMaster City está disponible en versiones de carga y de pasajeros. En otras palabras, lo que la segunda representa es la posibilidad de llevar a cinco personas, con un muy respetable espacio restante de cuatro pies de carga atrás. Sin duda, será una opción muy interesante para quien esté pensando comprar un vehículo como taxi. La versión de carga está lista para trabajar, pues Ram tiene varias repisas y racks para herramientas hechos a la medida –además de equipamiento personalizado Mopar-.

Motor y transmisión

Ram apostó por un motor conocido –y solamente uno-, el Tigershark de cuatro cilindros y 2.4 litros que tiene 178 HP y 174 lb-pie. En el segmento comercial la cifra que más importa es la del consumo de combustible y, aunque sus 21 mpg se quedan algo lejos de las 24 de la Nissan NV200 –la reina del segmento-, las 29 millas por galón en carretera igualan la cifra de la Ford Transit Connect con motor 2.5 litros y quedan apenas 1 milla por debajo de las 30 mpg de la que lleva el propulsor EcoBoost. En cuanto a la transmisión, se trata de una caja automática de nueve velocidades, que si bien parecen demasiadas para un vehículo de estas características, ayudan a mejorar las cifras de consumo de combustible.

Manejo

Ram dice que la ProMaster City tiene un manejo “ágil urbano” y, si tomamos en cuenta que la suspensión trasera es independiente -y no rígida como la de sus rivales-, además del hecho de que lleva dirección asistida de piñón y cremallera (en lugar de los sistemas eléctricos de Nissan y Ford), tienen algo de razón. más aún si consideramos su reducido diámetro de giro de 32 pies, el cual es especialmente útil en el congestionado espacio citadino.

Sin embargo, ágil es una palabra demasiado optimista para un vehículo más alto que ancho, por lo que competente nos parece una elección más adecuada. Como es de esperarse, hay algo de balanceo al tomar curvas cerradas o cambiar rápidamente de carril. Eso sí, hay que reconocer que la sensación de manejo resulta bastante agradable para un vehículo comercial.

Ficha técnica
Motor
4 cilindros de 2.4 litros, 178 HP y 174 lb-pie
Transmisión
Automática de 9 velocidades
Suspensión delantera
Independiente McPherson
Suspensión trasera
Independiente de doble brazo
Precio
Desde 23,495 dólares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Ram ProMaster City

Con genes europeos

El mejor volumen de carga del segmento, énfasis en la economía de combustible, espacio y varias características que harán tu vida más fácil hacen que la Ram ProMaster City sea una de las mejores opciones para quien busca una van de carga pequeña.

Si alguien sabe cómo hacer vehículos de reparto pequeños, esos son los fabricantes de coches europeos, pues los reducidos espacios de las ciudades del Viejo Continente hacen muy poco práctico -y a veces imposible- surcar las calles para repartir mercancía. Por ello, no sorprende que la Ram ProMaster City, basada en la Fiat Doblò, sea una de las alternativas más interesantes del segmento.

Como no podía ser de otra manera en un vehículo utilitario, no encontrarás mayores concesiones al lujo en la ProMaster City, nada de alfombras mullidas o escapes cromados; aquí lo que importa es la capacidad de carga, volumen interior, economía de combustible y el costo total de propiedad. Ciertamente, no fue ninguna sorpresa la decisión de la división de Ram de incursionar en este segmento, que actualmente tiene otros cuatro integrantes: la Chevrolet City Express, la Ford Transit Connect, la Nissan NV200 y la recientemente llegada Mercedes-Benz Metris.

La ProMaster City está disponible en versiones de carga, que ahora se llaman Tradesman, y de pasajeros, nombradas Wagon, con dos niveles de equipamiento en cada una, dando un total de cuatro configuraciones posibles. El precio arranca en $23,495 para las Tradesman y en $24,595 para las Wagon.

Diseño

El frente está dominado por una voluminosa defensa y un cofre inclinado; pero una de las características que más llama la atención es la elevada posición de los faros, la cual los mantiene protegidos en choques a baja velocidad; y es que los años de experiencia en Europa le enseñaron a los ingenieros que estos vehículos tendrán muchos impactos delanteros suaves a lo largo de su vida. Es lógico suponer que reemplazar solamente la defensa y la parrilla debe ser mucho más barato que hacerlo con los faros. Es un hecho que la apariencia no es el punto fuerte de la ProMaster City, pero tampoco lo es de ninguno de sus rivales.

El acceso a la zona de carga por la parte posterior es mediante dos puertas abatibles de tipo 60/40, las cuales abren a 90 o 180 grados; también hay dos puertas corredizas en los costados que hacen que cargar o descargar algo sea muy sencillo. Aún no nos hemos puesto al volante, pero el amplio parabrisas y el cofre inclinado deben brindar una buena visibilidad, a la cual también contribuyen los espejos retrovisores.

Interior

Es evidente que la directriz que guió a los ingenieros de Ram al diseñar el habitáculo era funcionalidad, pues todo lo que hay en la cabina de la ProMaster City cumple una función. El tablero tiene varios espacios para almacenar objetos y una consola central grande, donde está colocado el sistema de infotenimiento Uconnect. Por su parte, el volante tiene varios botones para controlar dicho sistema y para modificar la información que se despliega en la pantalla del panel de instrumentos. Pero pasemos al tema realmente importante: el área de carga.

La parte posterior está diseñada para llevar mercancía y equipo de todo tipo, desde herramientas para soldar hasta un pastel de bodas. Los 131.7 pies cúbicos del área de carga son bastante prácticos gracias a que la longitud, altura del techo y la baja altura del piso (87.2, 51.8 y 48.4 pulgadas, respectivamente) facilitan el trabajo, pues es lo suficientemente ancha como para alojar un pallet. La capacidad de carga máxima es de 1,883 libras

En cuanto a configuraciones, la Ram ProMaster City está disponible en versiones de carga y de pasajeros. En otras palabras, lo que la segunda representa es la posibilidad de llevar a cinco personas, con un muy respetable espacio restante de cuatro pies de carga atrás. Sin duda, será una opción muy interesante para quien esté pensando comprar un vehículo como taxi. La versión de carga está lista para trabajar, pues Ram tiene varias repisas y racks para herramientas hechos a la medida –además de equipamiento personalizado Mopar-.

Motor y transmisión

Ram apostó por un motor conocido –y solamente uno-, el Tigershark de cuatro cilindros y 2.4 litros que tiene 178 HP y 174 lb-pie. En el segmento comercial la cifra que más importa es la del consumo de combustible y, aunque sus 21 mpg se quedan algo lejos de las 24 de la Nissan NV200 –la reina del segmento-, las 29 millas por galón en carretera igualan la cifra de la Ford Transit Connect con motor 2.5 litros y quedan apenas 1 milla por debajo de las 30 mpg de la que lleva el propulsor EcoBoost. En cuanto a la transmisión, se trata de una caja automática de nueve velocidades, que si bien parecen demasiadas para un vehículo de estas características, ayudan a mejorar las cifras de consumo de combustible.

Manejo

Ram dice que la ProMaster City tiene un manejo “ágil urbano” y, si tomamos en cuenta que la suspensión trasera es independiente -y no rígida como la de sus rivales-, además del hecho de que lleva dirección asistida de piñón y cremallera (en lugar de los sistemas eléctricos de Nissan y Ford), tienen algo de razón. más aún si consideramos su reducido diámetro de giro de 32 pies, el cual es especialmente útil en el congestionado espacio citadino.

Sin embargo, ágil es una palabra demasiado optimista para un vehículo más alto que ancho, por lo que competente nos parece una elección más adecuada. Como es de esperarse, hay algo de balanceo al tomar curvas cerradas o cambiar rápidamente de carril. Eso sí, hay que reconocer que la sensación de manejo resulta bastante agradable para un vehículo comercial.

Ficha técnica
Motor
4 cilindros de 2.4 litros, 178 HP y 174 lb-pie
Transmisión
Automática de 9 velocidades
Suspensión delantera
Independiente McPherson
Suspensión trasera
Independiente de doble brazo
Precio
Desde 23,495 dólares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app