Consejos para una inspección de frenos

No dejes que los agentes del orden te tomen desprevenido durante la próxima inspección. Prepárate con esta lista de diez consejos y herramientas para tener a punto tu sistema de frenado y evita ser multado o, peor aún, que tu camión sea puesto fuera de servicio.

Una realidad ineludible cuando te dedicas a manejar camiones es que en algún momento tendrás que pasar una inspección del Departamento de Tránsito (DOT por sus siglas en inglés), pues la ley indica que cualquier vehículo que pese más de 10,001 libras tiene que ser inspeccionado una vez al año. Hay seis diferentes niveles, pero la más común (y exhaustiva) es la de Nivel 1, donde los inspectores realizan una revisión de 37 puntos relativos al camión y la documentación de éste y del conductor.

Pero cualquiera que sea el tipo de inspección que te toque pasar, lo mejor es estar listo, por eso este mes te traemos una lista de diez herramientas y consejos que prepararon nuestros amigos de Bendix para que no te tomen desprevenido.

1 Preparación antes del viaje

Da una caminata alrededor del camión todos los días para inspeccionar visualmente los componentes de los frenos y escuchar posibles fugas de aire en el sistema de frenos. Examina los cubos de la ruedas para asegurarte que las cámaras de aire, tornillos y reguladores de freno no estén dañados o flojos. Una o dos veces a la semana, métete bajo el camión para revisar los rotores de los discos de freno buscando cuarteaduras e checa el desgaste del revestimiento en los frenos de tambor sin cubiertas de polvo. Aprende a leer los códigos de error del sistema ABS utilizando el testigo de diagnóstico del tablero o una unidad de diagnóstico remoto y, muy importante, cómo resolver dichos problemas.

2 Revisiones mensuales

Los componentes de un sistema neumático de frenos contaminado por la humedad -especialmente de aceite- pueden deteriorarse, tal como los sellos neumáticos, válvulas moduladoras de freno y diafragmas de la cámara de frenos, lo cual puede llevar a un fuga en el sistema neumático. Revisa si hay humedad en el sistema y utiliza cartuchos coalescentes de secado en caso de encontrarla.

3 Ojo con las cámaras

Durante las revisiones previas al viaje del sistema neumático y las inspecciones visuales, escucha si hay fugas de aire alrededor de la cámara. Revisa que no haya partes faltantes como tapones para polvo, tornillos o abrazaderas. Tampoco olvides buscar daño evidente a la cámara, como hendiduras, corrosión o varillas dobladas.

4 Mantenimiento a los discos neumáticos

Revisa el equipo de montaje de los calipers y las cámaras de aire; monitorea el desgaste de las almohadillas (el grosor mínimo permisible para el material de fricción es de 2 mm); mide el grosor del rotor y busca cuarteaduras que excedan los límites permisibles; busca daño o corrosión en los taqués y botas. Asegúrate de que haya el espacio libre adecuado entre el rotor y las almohadillas, y revisa que el caliper se deslice libremente.

5 Aprende de tus balatas

Revisa las balatas regularmente buscando cuarteaduras o piezas faltantes, asegúrate de que tengan el grosor adecuado y examina si los tambores y rotores muestran señales de frenos que se arrastran o si los recubrimientos se sobrecalientan. Aprende a reconocer las señales de una balata mal clasificada para el vehículo, incluyendo el puntaje en ésta o el tambor. También debes buscar degradación que le de a la balata una apariencia porosa, como de carbón y “hot spotting”, que es un patrón como de leopardo en el tambor.

6 Determina el juego de los frenos

En los frenos, el juego es la distancia que el centro del perno de la horquilla principal recorre antes de que las balatas hagan contacto con el tambor. Este debe ser de entre ⅜ a ⅝ de pulgada. Si el juego está debajo o sobre del mínimo, inspecciona todos los componentes de los frenos buscando daños o algo fuera de lugar. El juego debe ser el mismo en todos los frenos de un sistema.

7 Mide la carrera freno-reten de rueda

Revisa la distancia de la cámara a la horquilla principal con los frenos liberados y nuevamente con los frenos aplicados al máximo. La carrera de trabajo máxima permisible varía dependiendo del tamaño y tipo de la cámara, consulta tu manual para saber las especificaciones correctas.

8 Mantén lubricados los reguladores

Inyecta grasa nueva hasta que la vieja se vea forzada a salir a través de la apertura de liberación. Las instrucciones del fabricante te recomendarán cuánta grasa necesitas purgar del ajustador y qué lubricante usar. Engrasa cada 30,000 millas o cada vez que realices una inspección de mantenimiento preventivo.

9 Engrasa suficientemente

Colocar menos grasa de la necesaria para llenar todos los huecos interiores puede causar que haya una condensación dentro de los componentes de los frenos, lo cual a su vez puede causar que se oxiden y corroan. Los sellos dentro del tubo de leva están diseñados para extraer el exceso de grasa del área, por lo cual debes añadir grasa nueva hasta que la sucia o la condensación sea purgada visiblemente fuera del extremo del tubo de leva cercano al regulador.

10 Selecciona balatas adecuadas

Si reconstruyes las balatas de vehículo, el cual debe cumplir las regulaciones federales de distancia de frenado, pide a tu proveedor evidencia de que cumple con las mismas. No todas las balatas reconstruidas que se venden como aceptables tendrán el desempeño adecuado. Para mantener el desempeño del equipamiento original, reemplaza las balatas con unas con el mismo grado de fricción.

sidebar
Qué esperar durante una inspección de frenos

Los inspectores del Día de Seguridad de Frenos realizan principalmente la exhaustiva inspección de Nivel 1, la cual cubre una amplia gama de las calificaciones del conductor y el estado del vehículo. En lo que se refiere al sistema de frenos, esto incluye revisar componentes por partes faltantes o flojas; fugas de aire o de líquido hidráulico; y desgaste en los revestimientos, almohadillas, tambores o rotores.

Cuando sea posible, los inspectores medirán la carrera de la varilla de empuje para asegurarse que los frenos están ajustados y puedes ser multado si más del 25 por ciento de los retenes de rueda no cumplen las normas. También revisan los sistemas antibloqueo de frenos y luces que no funcionen adecuadamente. Además, diez jurisdicciones realizarán pruebas de desempeño de los frenos (PBBT por sus siglas en inglés) para medir la eficiencia de frenado del vehículo utilizando un dinamómetro de rodillo de baja velocidad que mide el peso total del vehículo y la fuerza total de frenado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Consejos para una inspección de frenos

No dejes que los agentes del orden te tomen desprevenido durante la próxima inspección. Prepárate con esta lista de diez consejos y herramientas para tener a punto tu sistema de frenado y evita ser multado o, peor aún, que tu camión sea puesto fuera de servicio.

Una realidad ineludible cuando te dedicas a manejar camiones es que en algún momento tendrás que pasar una inspección del Departamento de Tránsito (DOT por sus siglas en inglés), pues la ley indica que cualquier vehículo que pese más de 10,001 libras tiene que ser inspeccionado una vez al año. Hay seis diferentes niveles, pero la más común (y exhaustiva) es la de Nivel 1, donde los inspectores realizan una revisión de 37 puntos relativos al camión y la documentación de éste y del conductor.

Pero cualquiera que sea el tipo de inspección que te toque pasar, lo mejor es estar listo, por eso este mes te traemos una lista de diez herramientas y consejos que prepararon nuestros amigos de Bendix para que no te tomen desprevenido.

1 Preparación antes del viaje

Da una caminata alrededor del camión todos los días para inspeccionar visualmente los componentes de los frenos y escuchar posibles fugas de aire en el sistema de frenos. Examina los cubos de la ruedas para asegurarte que las cámaras de aire, tornillos y reguladores de freno no estén dañados o flojos. Una o dos veces a la semana, métete bajo el camión para revisar los rotores de los discos de freno buscando cuarteaduras e checa el desgaste del revestimiento en los frenos de tambor sin cubiertas de polvo. Aprende a leer los códigos de error del sistema ABS utilizando el testigo de diagnóstico del tablero o una unidad de diagnóstico remoto y, muy importante, cómo resolver dichos problemas.

2 Revisiones mensuales

Los componentes de un sistema neumático de frenos contaminado por la humedad -especialmente de aceite- pueden deteriorarse, tal como los sellos neumáticos, válvulas moduladoras de freno y diafragmas de la cámara de frenos, lo cual puede llevar a un fuga en el sistema neumático. Revisa si hay humedad en el sistema y utiliza cartuchos coalescentes de secado en caso de encontrarla.

3 Ojo con las cámaras

Durante las revisiones previas al viaje del sistema neumático y las inspecciones visuales, escucha si hay fugas de aire alrededor de la cámara. Revisa que no haya partes faltantes como tapones para polvo, tornillos o abrazaderas. Tampoco olvides buscar daño evidente a la cámara, como hendiduras, corrosión o varillas dobladas.

4 Mantenimiento a los discos neumáticos

Revisa el equipo de montaje de los calipers y las cámaras de aire; monitorea el desgaste de las almohadillas (el grosor mínimo permisible para el material de fricción es de 2 mm); mide el grosor del rotor y busca cuarteaduras que excedan los límites permisibles; busca daño o corrosión en los taqués y botas. Asegúrate de que haya el espacio libre adecuado entre el rotor y las almohadillas, y revisa que el caliper se deslice libremente.

5 Aprende de tus balatas

Revisa las balatas regularmente buscando cuarteaduras o piezas faltantes, asegúrate de que tengan el grosor adecuado y examina si los tambores y rotores muestran señales de frenos que se arrastran o si los recubrimientos se sobrecalientan. Aprende a reconocer las señales de una balata mal clasificada para el vehículo, incluyendo el puntaje en ésta o el tambor. También debes buscar degradación que le de a la balata una apariencia porosa, como de carbón y “hot spotting”, que es un patrón como de leopardo en el tambor.

6 Determina el juego de los frenos

En los frenos, el juego es la distancia que el centro del perno de la horquilla principal recorre antes de que las balatas hagan contacto con el tambor. Este debe ser de entre ⅜ a ⅝ de pulgada. Si el juego está debajo o sobre del mínimo, inspecciona todos los componentes de los frenos buscando daños o algo fuera de lugar. El juego debe ser el mismo en todos los frenos de un sistema.

7 Mide la carrera freno-reten de rueda

Revisa la distancia de la cámara a la horquilla principal con los frenos liberados y nuevamente con los frenos aplicados al máximo. La carrera de trabajo máxima permisible varía dependiendo del tamaño y tipo de la cámara, consulta tu manual para saber las especificaciones correctas.

8 Mantén lubricados los reguladores

Inyecta grasa nueva hasta que la vieja se vea forzada a salir a través de la apertura de liberación. Las instrucciones del fabricante te recomendarán cuánta grasa necesitas purgar del ajustador y qué lubricante usar. Engrasa cada 30,000 millas o cada vez que realices una inspección de mantenimiento preventivo.

9 Engrasa suficientemente

Colocar menos grasa de la necesaria para llenar todos los huecos interiores puede causar que haya una condensación dentro de los componentes de los frenos, lo cual a su vez puede causar que se oxiden y corroan. Los sellos dentro del tubo de leva están diseñados para extraer el exceso de grasa del área, por lo cual debes añadir grasa nueva hasta que la sucia o la condensación sea purgada visiblemente fuera del extremo del tubo de leva cercano al regulador.

10 Selecciona balatas adecuadas

Si reconstruyes las balatas de vehículo, el cual debe cumplir las regulaciones federales de distancia de frenado, pide a tu proveedor evidencia de que cumple con las mismas. No todas las balatas reconstruidas que se venden como aceptables tendrán el desempeño adecuado. Para mantener el desempeño del equipamiento original, reemplaza las balatas con unas con el mismo grado de fricción.

sidebar
Qué esperar durante una inspección de frenos

Los inspectores del Día de Seguridad de Frenos realizan principalmente la exhaustiva inspección de Nivel 1, la cual cubre una amplia gama de las calificaciones del conductor y el estado del vehículo. En lo que se refiere al sistema de frenos, esto incluye revisar componentes por partes faltantes o flojas; fugas de aire o de líquido hidráulico; y desgaste en los revestimientos, almohadillas, tambores o rotores.

Cuando sea posible, los inspectores medirán la carrera de la varilla de empuje para asegurarse que los frenos están ajustados y puedes ser multado si más del 25 por ciento de los retenes de rueda no cumplen las normas. También revisan los sistemas antibloqueo de frenos y luces que no funcionen adecuadamente. Además, diez jurisdicciones realizarán pruebas de desempeño de los frenos (PBBT por sus siglas en inglés) para medir la eficiencia de frenado del vehículo utilizando un dinamómetro de rodillo de baja velocidad que mide el peso total del vehículo y la fuerza total de frenado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app