La paradoja de la resistencia a la rodadura

Las llantas de baja resistencia a la rodadura son una buena opción si estás buscando ahorrar combustible, pero tienes que hacer muy bien tu tarea y elegir la adecuada para tu aplicación, pues hoy en día las llantas se han especializado muchísimo.

Si realmente estás buscando unas ruedas con una muy baja resistencia a la rodadura, te recomendamos que pruebes unas de acero como las que usan los trenes. El acero sobre acero no tiene casi ninguna resistencia a la rodadura, aunque tampoco tienes ninguna atracción. La durabilidad de las ruedas está garantizada, al igual que el viacrucis que será conducir con ellas. Evidentemente, estamos utilizando un ejemplo muy absurdo para explicar cómo enfocarse únicamente en la resistencia a la rodadura es algo absurdo en un vehículo de carretera, pero el hecho es que una llanta con una resistencia a la rodadura muy baja tendría características similares: mala tracción y manejo, durarían 50,000 millas y te costarían mucho más en un periodo de dos años que el valor del combustible ahorrado.

Los fabricantes de llantas usualmente expresan sus objetivos de diseño en la forma de un triángulo, en el que cada eje representa una de tres consideraciones importantes: tracción, vida del dibujo y resistencia a la rodadura. Anteriormente, una mejora en alguna característica representaba concesiones forzosas en las otras dos, pero eso ya no es una verdad absoluta. Hoy en día, durante el proceso de diseño de la llanta,  es posible utilizar compuestos tecnológicamente avanzados y técnicas de construcción para minimizar la resistencia a la rodadura como un impacto muy bajo o casi nulo sobre la atracción o la vida útil.

“La resistencia a la rodadura de una llanta está influenciada por numerosos factores, Incluyendo los compuestos utilizados, el diseño de la carcasa y el patrón del dibujo”, dice Bill Walmsley,  gerente de categoría de productos en Michelin Americas Truck Tires. “ En la mayoría de los casos, la profundidad de las bandas del dibujo de una llanta es inversa a la resistencia a la rodadura. Mientras más profundas sean las bandas del dibujo, mejor será el agarre, pero peor será el rendimiento de combustible”.


La construcción de la pared de la llanta también puede reducir la resistencia a la rodadura. sin embargo, hay algunas opciones de diseño de llantas disponibles, las cuales pueden reducir la resistencia a la rodadura, como los componentes internos o la construcción de la llanta, comenta Walmsley. “El dibujo con el compuesto Michelin Dual Energy crea una capa superior en el dibujo que tiene una buena eficiencia de combustible, la cual optimiza la resistencia al desgaste y la tracción, la cual encima de una capa inferior de goma de baja temperatura que reduce el calor que se genera, lo cual beneficia la resistencia a la rodadura”, explica.

Innovaciones recientes en el campo del diseño han producido llantas que tienen unas propiedades de tracción superiores a las que uno podría suponer a simple vista. Las dibujos con bandas muy juntas, por ejemplo, no se retuercen tanto como otros dibujos con bandas más separadas -estamos hablando de llantas de dirección-, por lo cual se desgastan menos y proveen una tracción adecuada. Y como las bandas están más juntas y son más rígidas, ayudan a reducir la resistencia a la rodadura.

“Queremos asegurarnos de que la llanta tiene un buen millaje y rendimiento de combustible, además de reducir las quejas de los conductores sobre la tracción”, comenta Brian Buckham, gerente general de mercadotecnia de llantas comerciales en Goodyear. “Cuando diseñamos una llanta, la vemos como un sistema completo. Analizamos la construcción porque hay una forma de agrupar las llantas y fabricarlas para una menor resistencia que no afectará la goma del dibujo. No tienes que sacrificar el dibujo para obtener un buen rendimiento de combustible”.

Hora de decidir

Elegir una llanta que tenga un equilibrio entre resistencia a la rodadura, vida útil y tracción no es tarea fácil. Primero, las flotas necesitan entender bien la aplicación a la que se dedican, ya que ciertas llantas funcionan bien para algunas aplicaciones, pero no para otras, como una correcta combinación de manejo dentro y fuera de la carretera o para caminos urbanos y carreteras.

“Las flotas se necesitan considerar el ambiente operativo y entender cómo la llanta puede contribuir a su éxito”, dice Walmsley. “ el desempeño de la llanta debe estar en sincronía con la naturaleza de sus operaciones, los conductores y sus hábitos,  las zonas de manejo, prácticas de mantenimiento, presupuesto y otras propiedades, como los costos del combustible. Con ese fin, el mejor costo por milla o costo de propiedad determinará qué llanta deben elegir”.

Bridgestone, Goodyear, Michelin y otros fabricantes de llantas tienen herramientas en línea para comparar la resistencia a la rodadura. Estas se presentan en la forma de un índice donde una llanta en particular puede ser tomada como referencia (100%) y comparada con otras llantas. Una llanta con un índice de 95 ofrecería una resistencia a la rodadura 5% menor que la llanta de referencia ; a la inversa, una llanta con un índice de 110 ofrecería una resistencia a la rodadura 10% mayor. Dependiendo de qué herramienta se utilice, la cifra puede reflejar resistencia a la rodadura o rendimiento de combustible. Los formatos pueden variar, pero las comparaciones siguen siendo válidas.

Estos números se derivan de pruebas que los fabricantes de llantas realizan con sus propios neumáticos y los de la competencia. Cada uno de ellos utiliza el mismo procedimiento de pruebas prescrito por la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE por sus siglas en inglés), pero puede haber ligeras variaciones como resultado de las diferencias mecánicas en las máquinas de prueba e incluso por las diferencias en las llantas específicas que fueron probadas.

“Probamos tres llantas individuales de cada fabricante y modelo y luego registramos el promedio de las tres”, dice Buckham. “ Creo que si comparas los números resultantes de resistencia a la rodadura de dos llantas en particular en cada uno de los sitios de los fabricantes, encontrarías que los resultados son muy similares”.

La mayoría de herramientas para comparar la resistencia a la rodadura te dan la oportunidad de confrontar las llantas “de casa” entre si y también con las de sus rivales. Por supuesto, tienes que comparar dos llantas para una aplicación en particular, como para carretera, por ejemplo. No tiene sentido comparar el desempeño de una llanta para carretera y una de uso mixto pues hoy en día, más que nunca, son llantas completamente diferentes.


Así que llegó la hora de hacer la pregunta del millón, ¿ qué llantas con buen rendimiento de combustible son las más adecuadas para tu camión? Bridgestone recomienda a sus clientes trabajar directamente con los distribuidores para determinar qué llanta es más apropiada para las aplicaciones y necesidades de cada cliente.

“Cada aplicación es diferente y, por lo mismo, es vital elegir la llanta adecuada para el trabajo – esto quiere decir utilizar la llanta apropiada para la aplicación para asegurarte de que obtienes la mejor combinación de rendimiento de combustible (es decir, baja resistencia a la rodadura) y vida útil”, dice Robert Palmer, director de ingeniería de ventas en Bridgestone Americas Tire Operations. “El Consejo de Tecnología y Mantenimiento (CMT) de las Asociaciones de Transportistas Americanos es un gran recurso para quienes busquen información y orientación sobre cómo elegir la mejor llanta para una aplicación. Más que recomendar un producto en específico, el CMT  identifica los procedimientos de prueba que deben seguir los clientes para asegurarse de que obtienen una llanta que se ajusta a sus necesidades y aplicación, lo cual usualmente incluyen rendimiento de combustible, vida del dibujo, etcétera”.

Cualquiera que sea la llanta que elijas, no te olvides del mantenimiento y los cuidados adecuados. “La presión de inflado indicada y el mantenimiento de la llanta son importantes para lograr un rendimiento de combustible óptimo”, recuerda Palmer. “ Una llanta mal inflada (de más o de menos) modifica la zona de contacto y en última instancia aumenta la resistencia a la rodadura a lo largo del tiempo”. Y así de fácil se puede ir a la basura todo el tiempo que te pasaste investigando cuál era la llanta con la menor resistencia a la rodadura, de ahí la importancia de tener un programa de mantenimiento de llantas y platicar con tus conductores sobre la importancia del mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
La paradoja de la resistencia a la rodadura

Las llantas de baja resistencia a la rodadura son una buena opción si estás buscando ahorrar combustible, pero tienes que hacer muy bien tu tarea y elegir la adecuada para tu aplicación, pues hoy en día las llantas se han especializado muchísimo.

Si realmente estás buscando unas ruedas con una muy baja resistencia a la rodadura, te recomendamos que pruebes unas de acero como las que usan los trenes. El acero sobre acero no tiene casi ninguna resistencia a la rodadura, aunque tampoco tienes ninguna atracción. La durabilidad de las ruedas está garantizada, al igual que el viacrucis que será conducir con ellas. Evidentemente, estamos utilizando un ejemplo muy absurdo para explicar cómo enfocarse únicamente en la resistencia a la rodadura es algo absurdo en un vehículo de carretera, pero el hecho es que una llanta con una resistencia a la rodadura muy baja tendría características similares: mala tracción y manejo, durarían 50,000 millas y te costarían mucho más en un periodo de dos años que el valor del combustible ahorrado.

Los fabricantes de llantas usualmente expresan sus objetivos de diseño en la forma de un triángulo, en el que cada eje representa una de tres consideraciones importantes: tracción, vida del dibujo y resistencia a la rodadura. Anteriormente, una mejora en alguna característica representaba concesiones forzosas en las otras dos, pero eso ya no es una verdad absoluta. Hoy en día, durante el proceso de diseño de la llanta,  es posible utilizar compuestos tecnológicamente avanzados y técnicas de construcción para minimizar la resistencia a la rodadura como un impacto muy bajo o casi nulo sobre la atracción o la vida útil.

“La resistencia a la rodadura de una llanta está influenciada por numerosos factores, Incluyendo los compuestos utilizados, el diseño de la carcasa y el patrón del dibujo”, dice Bill Walmsley,  gerente de categoría de productos en Michelin Americas Truck Tires. “ En la mayoría de los casos, la profundidad de las bandas del dibujo de una llanta es inversa a la resistencia a la rodadura. Mientras más profundas sean las bandas del dibujo, mejor será el agarre, pero peor será el rendimiento de combustible”.


La construcción de la pared de la llanta también puede reducir la resistencia a la rodadura. sin embargo, hay algunas opciones de diseño de llantas disponibles, las cuales pueden reducir la resistencia a la rodadura, como los componentes internos o la construcción de la llanta, comenta Walmsley. “El dibujo con el compuesto Michelin Dual Energy crea una capa superior en el dibujo que tiene una buena eficiencia de combustible, la cual optimiza la resistencia al desgaste y la tracción, la cual encima de una capa inferior de goma de baja temperatura que reduce el calor que se genera, lo cual beneficia la resistencia a la rodadura”, explica.

Innovaciones recientes en el campo del diseño han producido llantas que tienen unas propiedades de tracción superiores a las que uno podría suponer a simple vista. Las dibujos con bandas muy juntas, por ejemplo, no se retuercen tanto como otros dibujos con bandas más separadas -estamos hablando de llantas de dirección-, por lo cual se desgastan menos y proveen una tracción adecuada. Y como las bandas están más juntas y son más rígidas, ayudan a reducir la resistencia a la rodadura.

“Queremos asegurarnos de que la llanta tiene un buen millaje y rendimiento de combustible, además de reducir las quejas de los conductores sobre la tracción”, comenta Brian Buckham, gerente general de mercadotecnia de llantas comerciales en Goodyear. “Cuando diseñamos una llanta, la vemos como un sistema completo. Analizamos la construcción porque hay una forma de agrupar las llantas y fabricarlas para una menor resistencia que no afectará la goma del dibujo. No tienes que sacrificar el dibujo para obtener un buen rendimiento de combustible”.

Hora de decidir

Elegir una llanta que tenga un equilibrio entre resistencia a la rodadura, vida útil y tracción no es tarea fácil. Primero, las flotas necesitan entender bien la aplicación a la que se dedican, ya que ciertas llantas funcionan bien para algunas aplicaciones, pero no para otras, como una correcta combinación de manejo dentro y fuera de la carretera o para caminos urbanos y carreteras.

“Las flotas se necesitan considerar el ambiente operativo y entender cómo la llanta puede contribuir a su éxito”, dice Walmsley. “ el desempeño de la llanta debe estar en sincronía con la naturaleza de sus operaciones, los conductores y sus hábitos,  las zonas de manejo, prácticas de mantenimiento, presupuesto y otras propiedades, como los costos del combustible. Con ese fin, el mejor costo por milla o costo de propiedad determinará qué llanta deben elegir”.

Bridgestone, Goodyear, Michelin y otros fabricantes de llantas tienen herramientas en línea para comparar la resistencia a la rodadura. Estas se presentan en la forma de un índice donde una llanta en particular puede ser tomada como referencia (100%) y comparada con otras llantas. Una llanta con un índice de 95 ofrecería una resistencia a la rodadura 5% menor que la llanta de referencia ; a la inversa, una llanta con un índice de 110 ofrecería una resistencia a la rodadura 10% mayor. Dependiendo de qué herramienta se utilice, la cifra puede reflejar resistencia a la rodadura o rendimiento de combustible. Los formatos pueden variar, pero las comparaciones siguen siendo válidas.

Estos números se derivan de pruebas que los fabricantes de llantas realizan con sus propios neumáticos y los de la competencia. Cada uno de ellos utiliza el mismo procedimiento de pruebas prescrito por la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE por sus siglas en inglés), pero puede haber ligeras variaciones como resultado de las diferencias mecánicas en las máquinas de prueba e incluso por las diferencias en las llantas específicas que fueron probadas.

“Probamos tres llantas individuales de cada fabricante y modelo y luego registramos el promedio de las tres”, dice Buckham. “ Creo que si comparas los números resultantes de resistencia a la rodadura de dos llantas en particular en cada uno de los sitios de los fabricantes, encontrarías que los resultados son muy similares”.

La mayoría de herramientas para comparar la resistencia a la rodadura te dan la oportunidad de confrontar las llantas “de casa” entre si y también con las de sus rivales. Por supuesto, tienes que comparar dos llantas para una aplicación en particular, como para carretera, por ejemplo. No tiene sentido comparar el desempeño de una llanta para carretera y una de uso mixto pues hoy en día, más que nunca, son llantas completamente diferentes.


Así que llegó la hora de hacer la pregunta del millón, ¿ qué llantas con buen rendimiento de combustible son las más adecuadas para tu camión? Bridgestone recomienda a sus clientes trabajar directamente con los distribuidores para determinar qué llanta es más apropiada para las aplicaciones y necesidades de cada cliente.

“Cada aplicación es diferente y, por lo mismo, es vital elegir la llanta adecuada para el trabajo – esto quiere decir utilizar la llanta apropiada para la aplicación para asegurarte de que obtienes la mejor combinación de rendimiento de combustible (es decir, baja resistencia a la rodadura) y vida útil”, dice Robert Palmer, director de ingeniería de ventas en Bridgestone Americas Tire Operations. “El Consejo de Tecnología y Mantenimiento (CMT) de las Asociaciones de Transportistas Americanos es un gran recurso para quienes busquen información y orientación sobre cómo elegir la mejor llanta para una aplicación. Más que recomendar un producto en específico, el CMT  identifica los procedimientos de prueba que deben seguir los clientes para asegurarse de que obtienen una llanta que se ajusta a sus necesidades y aplicación, lo cual usualmente incluyen rendimiento de combustible, vida del dibujo, etcétera”.

Cualquiera que sea la llanta que elijas, no te olvides del mantenimiento y los cuidados adecuados. “La presión de inflado indicada y el mantenimiento de la llanta son importantes para lograr un rendimiento de combustible óptimo”, recuerda Palmer. “ Una llanta mal inflada (de más o de menos) modifica la zona de contacto y en última instancia aumenta la resistencia a la rodadura a lo largo del tiempo”. Y así de fácil se puede ir a la basura todo el tiempo que te pasaste investigando cuál era la llanta con la menor resistencia a la rodadura, de ahí la importancia de tener un programa de mantenimiento de llantas y platicar con tus conductores sobre la importancia del mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app