10 formas para evitar que no te paguen

Una de las situaciones más frustrantes cuando tienes un negocio es tener que esperar mucho tiempo después de realizado el trabajo para recibir tu pago. Por ello, este mes te vamos a dar una lista de consejos para evitar que se pasen de listos y te paguen cuando se les pegue la gana.

De acuerdo a información de la Administración de Estados Unidos para la Pequeña Empresa, aproximadamente la mitad de los nuevos negocios no sobrevive más de cinco años y muchas de esas fallas pueden atribuirse a problemas con la liquidez. La liquidez es muy importante para todas las empresas, pero para los dueños de pequeños negocios y emprendedores, hablar a sus clientes acerca de dinero puede ser como un elefante de dos toneladas en la habitación (un tema muy incómodo, por decirlo de otra manera).

Aún así, como ocurre en todas las áreas de la vida, hay pláticas que resultan poco placenteras pero son fundamentales; ya que desde el punto de vista de un emprendedor, una falta de liquidez puede acabar con un buen negocio. Así que, ¿qué es lo que debes hacer? Esa es la pregunta del millón, pero con estas diez sencillas técnicas operativas podrás obtener un mejor manejo de tu dinero al tomar nuevamente el control del flujo de efectivo y obteniendo los pagos a tiempo.

Utiliza un formato profesional de facturación

Como un profesional del transporte, seguramente estás consciente de que cada pieza de la comunicación debe reflejar la credibilidad de tu empresa (el camión debe estar limpio, el conductor también, etcétera). Por esta razón, si aún eres de los que utilizan recibos a mano en papel y pluma, olvídate de ellos y adopta un formato de diseño profesional para tus facturas. Esto les transmitirá a tus clientes que tu empresa es “seria” y los hará respetarte más. Los clientes son más propensos a pagar tarde cuando la empresa a la que le deben dinero parece desorganizada.

Usa términos de pago cortos y claros 

Puede parecer obvio, pero antes de realizar un trabajo a nombre de un cliente, asegúrate de tener un contrato firmado donde se especifiquen los términos de pago en la propuesta. No dejes espacio para confusiones. Tampoco está de más considerar darles a tus clientes menos tiempo para pagar por los servicios acordados. Esto porque si pactas un pago a 30 días, es probable que los clientes esperen hasta el último día para pagar esa factura, incluso cuando podrían haberla pagado en un plazo de 14 días. Se razonable con las condiciones de pago, pero también recuerda que algunos clientes tratarán de retrasar el pago lo más que puedan.

Envía tus facturas inmediatamente

Cuando termines un trabajo, manda tu factura lo más pronto que puedas, mientras el cliente lo tiene fresco en la mente. Para ello resultan útiles aplicaciones móviles como Invoice2go, la cual te permite generar una factura en el camino, justo cuando terminas el trabajo. Cuando los profesionales de los negocios envían sus facturas de inmediato, el pago suele llegarles siete días antes, en promedio. Además, si mandas la factura mientras aún estás con el cliente, puedes revisar con él o ella que todo esté en orden.

Digitaliza las facturas y métodos de pago

Señores, estamos en el siglo XXI, y eso quiere decir que la mayoría de las empresas modernas prefieren los formatos de pago electrónicos. Envíarlos así evita que los clientes tengan que escanear una factura para ingresarla a las cuentas por pagar. Hazle la vida más fácil a tu cliente evitando este proceso y acelera el tiempo de proceso de tu pago.

Además, muchos clientes esperan tener la opción de pagar electrónicamente mediante soluciones como PayPal. Esto puede simplificar el proceso de pago y acelerar los tiempos, pues no hay que esperar a que el cheque llegue por correo y luego cobrarlo, lo cual puede tomar hasta una semana más. Eso sí, PayPal te cobra una comisión, así que valora si vale la pena.

Detalla para ser más claro

Algunos clientes no analizarán la factura hasta el último minuto. Por ello, es conveniente que minimices los “ires y venires” y resuelvas las dudas contables de los clientes de manera anticipada. La mejor manera de hacerlo es enviar una factura pormenorizada, donde cada costo esté explicado claramente.

Envía notificaciones por correo electrónico

Consigue un sistema automático que les recuerde a los clientes que no te han pagado a la mitad del plazo. Para los clientes más difíciles, envía este recordatorio, así como una nota de seguimiento un día antes de que se venza el plazo.

Cobra recargos por atraso, pero no abuses

Esta es probablemente la sugerencia más difícil de implementar. A nadie le gusta tener que pagar recargos por retraso, pero un contrato es un contrato y los clientes necesitan saber que contigo las cosas son serias. La amenaza de tener que pagar más puede convencer a los clientes de que pagar a tiempo es importante, especialmente a los más grandes que están acostumbrados a estas tarifas de otras empresas.

Recompensa los pagos anticipados

Si cobras una penalización por pagos atrasados, es justo ofrecer una bonificación en caso contrario, premiando a los clientes que te pagan a tiempo. Implementa un sistema que reduzca un porcentaje de la factura si el cliente paga en los primeros tres días tras recibir la cuenta. Al hacer esto, los clientes entenderán mejor que las opciones de pago son razonables y, muy probablemente, se esforzarán por pagar a tiempo.

Habla por teléfono

No importa si tienes la pluma más dulce del país, un correo donde solicitas que te paguen puede tener un tono que no le encante al cliente. Evita esta situación con una simple llamada telefónica para platicar del tema. Una charla de cinco minutos puede ser justo lo que haga falta para convencer a tu cliente de “ponerse las pilas”.

Consigue asesoría

Todos los dueños de empresas pequeñas están acostumbrados a tomar un enfoque práctico cuando se trata de llevar las riendas de la compañía, pero si la liquidez empieza a ser un problema, sigue el ejemplo de negocios más grandes y habla con un asesor financiero. Un asesor puede proveer las técnicas, información y disciplina necesarias para encarrilar nuevamente tu negocio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
10 formas para evitar que no te paguen

Una de las situaciones más frustrantes cuando tienes un negocio es tener que esperar mucho tiempo después de realizado el trabajo para recibir tu pago. Por ello, este mes te vamos a dar una lista de consejos para evitar que se pasen de listos y te paguen cuando se les pegue la gana.

De acuerdo a información de la Administración de Estados Unidos para la Pequeña Empresa, aproximadamente la mitad de los nuevos negocios no sobrevive más de cinco años y muchas de esas fallas pueden atribuirse a problemas con la liquidez. La liquidez es muy importante para todas las empresas, pero para los dueños de pequeños negocios y emprendedores, hablar a sus clientes acerca de dinero puede ser como un elefante de dos toneladas en la habitación (un tema muy incómodo, por decirlo de otra manera).

Aún así, como ocurre en todas las áreas de la vida, hay pláticas que resultan poco placenteras pero son fundamentales; ya que desde el punto de vista de un emprendedor, una falta de liquidez puede acabar con un buen negocio. Así que, ¿qué es lo que debes hacer? Esa es la pregunta del millón, pero con estas diez sencillas técnicas operativas podrás obtener un mejor manejo de tu dinero al tomar nuevamente el control del flujo de efectivo y obteniendo los pagos a tiempo.

Utiliza un formato profesional de facturación

Como un profesional del transporte, seguramente estás consciente de que cada pieza de la comunicación debe reflejar la credibilidad de tu empresa (el camión debe estar limpio, el conductor también, etcétera). Por esta razón, si aún eres de los que utilizan recibos a mano en papel y pluma, olvídate de ellos y adopta un formato de diseño profesional para tus facturas. Esto les transmitirá a tus clientes que tu empresa es “seria” y los hará respetarte más. Los clientes son más propensos a pagar tarde cuando la empresa a la que le deben dinero parece desorganizada.

Usa términos de pago cortos y claros 

Puede parecer obvio, pero antes de realizar un trabajo a nombre de un cliente, asegúrate de tener un contrato firmado donde se especifiquen los términos de pago en la propuesta. No dejes espacio para confusiones. Tampoco está de más considerar darles a tus clientes menos tiempo para pagar por los servicios acordados. Esto porque si pactas un pago a 30 días, es probable que los clientes esperen hasta el último día para pagar esa factura, incluso cuando podrían haberla pagado en un plazo de 14 días. Se razonable con las condiciones de pago, pero también recuerda que algunos clientes tratarán de retrasar el pago lo más que puedan.

Envía tus facturas inmediatamente

Cuando termines un trabajo, manda tu factura lo más pronto que puedas, mientras el cliente lo tiene fresco en la mente. Para ello resultan útiles aplicaciones móviles como Invoice2go, la cual te permite generar una factura en el camino, justo cuando terminas el trabajo. Cuando los profesionales de los negocios envían sus facturas de inmediato, el pago suele llegarles siete días antes, en promedio. Además, si mandas la factura mientras aún estás con el cliente, puedes revisar con él o ella que todo esté en orden.

Digitaliza las facturas y métodos de pago

Señores, estamos en el siglo XXI, y eso quiere decir que la mayoría de las empresas modernas prefieren los formatos de pago electrónicos. Envíarlos así evita que los clientes tengan que escanear una factura para ingresarla a las cuentas por pagar. Hazle la vida más fácil a tu cliente evitando este proceso y acelera el tiempo de proceso de tu pago.

Además, muchos clientes esperan tener la opción de pagar electrónicamente mediante soluciones como PayPal. Esto puede simplificar el proceso de pago y acelerar los tiempos, pues no hay que esperar a que el cheque llegue por correo y luego cobrarlo, lo cual puede tomar hasta una semana más. Eso sí, PayPal te cobra una comisión, así que valora si vale la pena.

Detalla para ser más claro

Algunos clientes no analizarán la factura hasta el último minuto. Por ello, es conveniente que minimices los “ires y venires” y resuelvas las dudas contables de los clientes de manera anticipada. La mejor manera de hacerlo es enviar una factura pormenorizada, donde cada costo esté explicado claramente.

Envía notificaciones por correo electrónico

Consigue un sistema automático que les recuerde a los clientes que no te han pagado a la mitad del plazo. Para los clientes más difíciles, envía este recordatorio, así como una nota de seguimiento un día antes de que se venza el plazo.

Cobra recargos por atraso, pero no abuses

Esta es probablemente la sugerencia más difícil de implementar. A nadie le gusta tener que pagar recargos por retraso, pero un contrato es un contrato y los clientes necesitan saber que contigo las cosas son serias. La amenaza de tener que pagar más puede convencer a los clientes de que pagar a tiempo es importante, especialmente a los más grandes que están acostumbrados a estas tarifas de otras empresas.

Recompensa los pagos anticipados

Si cobras una penalización por pagos atrasados, es justo ofrecer una bonificación en caso contrario, premiando a los clientes que te pagan a tiempo. Implementa un sistema que reduzca un porcentaje de la factura si el cliente paga en los primeros tres días tras recibir la cuenta. Al hacer esto, los clientes entenderán mejor que las opciones de pago son razonables y, muy probablemente, se esforzarán por pagar a tiempo.

Habla por teléfono

No importa si tienes la pluma más dulce del país, un correo donde solicitas que te paguen puede tener un tono que no le encante al cliente. Evita esta situación con una simple llamada telefónica para platicar del tema. Una charla de cinco minutos puede ser justo lo que haga falta para convencer a tu cliente de “ponerse las pilas”.

Consigue asesoría

Todos los dueños de empresas pequeñas están acostumbrados a tomar un enfoque práctico cuando se trata de llevar las riendas de la compañía, pero si la liquidez empieza a ser un problema, sigue el ejemplo de negocios más grandes y habla con un asesor financiero. Un asesor puede proveer las técnicas, información y disciplina necesarias para encarrilar nuevamente tu negocio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app