Toyota Tundra 2018

Toyota lanzó el modelo 2018 de su pickup de media tonelada con unas cuantas modificaciones que, si bien la hacen más completa, no se antojan suficientes para romper la hegemonía que los Tres Grandes -Ford, General Motors y Ram- tienen en el segmento. Acompáñanos para conocer todas las novedades.

El público norteamericano ama un tipo de vehículo por sobre todas las cosas: las pickups de media tonelada. Mas no crean que lo decimos “de nuestro ronco pecho”, los números hablan por sí mismos: los automóviles más vendidos en el 2016 fueron la Serie F de Ford, la Chevrolet Silverado y la Ram 1500, respectivamente, y no solo ocuparon el top 3 de la lista, sino que tienen un número de ventas casi equivalente al de los cinco modelos que les siguen. El caso es que si te dedicas a fabricar automóviles en Estados Unidos, más te vale que tengas en tu portafolio una pick up muy competente.


Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, las pickups han evolucionado años luz en los últimos años y lo que alguna vez fueron camionetas creadas exclusivamente con un enfoque utilitario, hoy presumen no solo de capacidades de arrastre y carga impresionantes, sino de interiores tan lujosos que los de un sedán. De hecho, quien esté pensando en comprar una pickup actualmente se encontrará con que hay bastante de donde escoger, pues todos los fabricantes han renovado sus camionetas y aunque los fabricantes norteamericanos “llevan mano” en esta partida, Toyota -que posee tres de los diez modelos más vendidos- cree que la Tundra es una opción que vale la pena considerar.

Para 2018, la Tundra recibió cambios menores en la parte frontal y equipamiento de seguridad activa para todos los modelos. Llama la atención que ya no están disponibles la Tundra de cabina regular ni la TRD Pro; ésta última fue reemplazada por la TRD Sport, la cual lleva una nueva parrilla negra en forma de panal de abeja, mientras que la TRD Sport monta una cromada con barras horizontales. Otra modificación significativa en el exterior son los nuevos grupos ópticos, el cual es de LED en las versiones más equipadas. Pero lo que más nos llamó la atención fue la adición del sistema Toyota Safety Sense, una serie de avanzadas asistencias que incluyen advertencia de colisión frontal, freno de emergencia automático, advertencia de cambio de carril, cambio de luces automático y control de crucero adaptativo.

Diseño

La tercera generación de la pickup japonesa tiene una cara más americanizada, es decir, una apariencia mucho más cuadrada. Sin duda, este nuevo diseño es una respuesta a lo que han presentado Ford, General Motors y Ram, más acorde con el gusto del público actualmente. El rediseño fue hecho en los centros de diseño de Toyota en Ann Arbor, Michigan, y en Newport Beach, California. Entre las características más sobresalientes, que ayudan a darle esta apariencia general más poderosa, es que el cofre ha sido elevado 1.6 pulgadas y la parrilla es más ancha y alta. Además, en un guiño a sus orígenes utilitarios, las defensas ahora son de tres piezas, lo cual permite hacer reparaciones más rápidas y, también, permite diferenciar los diferentes niveles de equipamiento.

A pesar del cambio en la imagen, la Tundra no ha perdido su aire de familia, algo difícil de lograr, pues no es fácil cambiar sin perder la esencia. Utiliza prácticamente el mismo chasis que su predecesora, excepto por los ajustes hechos a la suspensión para eliminar ese sentimiento de nerviosismo que tenía la Tundra en la carretera. Hay cinco niveles de equipamiento y tres tipos de cabina; todos ellos disponibles con tracción trasera o integral. La versión de entrada es la SR, aunque es la SR5, la que le sigue en nivel de equipamiento, la que más aporta al total de ventas de esta pickup.

Si buscas un poco más de comodidad, podrás elegir entre la Tundra Limited, Platinum o 1794 Edition. Este poco común número no tiene nada que ver con cifras de torque o desplazamiento, está allí porque 1794 fue el año en que se fundó el rancho cerca de San Antonio, Texas, donde está ubicada la planta en que se fabrica la Tundra. Para hacer aún más evidentes las diferencias entre versiones, cada Tundra tendrá una parrilla diferente. Lo que sí compartirán, obviamente, son los tipos de cabina de cuatro puertas Double Cab y CrewMax –esta última con asientos que se doblan para tener mayor espacio de almacenamiento-. Por supuesto, estará disponible la opción del kit off road TRD, acrónimo de Toyota Racing Division.

Interior

Básicamente, todos los interiores tienen una mejor ergonomía, con una consola central que el conductor puede alcanzar sin problemas, así como manijas y perillas que pueden operarse con guantes. Los nuevos asientos son más cómodos y también que hay más compartimentos para guardar cosas. En cualquiera de las Double Cab o CrewMax podrás elegir entre poner adelante un solo asiento para el pasajero o una banca corrida para mayor capacidad.

Las versiones SR y SR5 tienen los interiores más sencillos, aptos para trabajo rudo; la Limited ya tiene aplicaciones de piel; pero es en la Platinum donde ya se respira un aire más lujoso y menos utilitario, pues trae piel de excelente calidad en los asientos –que tienen calefacción y refrigeración-, un sistema de sonido JBL de 12 bocinas y un sistema de navegación, así como Entune, el sistema de infotenimiento de Toyota. La edición 1794 es la tope de gama y es algo así como un homenaje de Toyota al Medio Oeste, pues lleva superficies en relieve de piel marrón como de silla de montar y detalles en imitación gamuza.

Motores y transmisión

Toyota tiene dos V8 disponibles para impulsar la Tundra. El más pequeño es de 4.6 litros, con 310 caballos de fuerza y 327 lb-pie, y “hermano mayor” tiene una cilindrada de 5.7 litros con 381 HP y 401 lb-pie. En cuanto a la transmisión, hay una sola caja automática de seis velocidades disponible.

En lo referente a seguridad, además del Toyota Safety Sense que mencionamos al principio, todas las Tundra llevan control de estabilidad, ABS y un sistema Smart Stop, que reduce la potencia en el motor automáticamente cuando aprietas al mismo tiempo el freno y el acelerador. Entre el equipamiento de serie incluye cámara de reversa y conexión Bluetooth, mientras que como opciones hay un sistema de monitoreo de punto ciego y de tráfico trasero para las versiones más equipadas. El precio es otro factor que no juega a favor de la Tundra, pues con uno inicial de poco más de 31 mil dólares, es casi 4,000 dólares más cara que la Ford F-150 y 5 mil dólares más costosa que la Ram 1500, por ejemplo. Algo que no precisamente ayuda a su popularidad.

Ficha técnica
Motores
V8 de 4.6 litros con 310 HP y 327 lb-pie
V8 de 5.7 litros con 381 HP y 401 lb-pie
Transmisiones
Automáticas de 5 y 6 velocidades
Suspensión delantera
Doble triángulo
Suspensión trasera
Independiente de doble enlace
Precio
Desde 31,120 dólares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Toyota Tundra 2018

Toyota lanzó el modelo 2018 de su pickup de media tonelada con unas cuantas modificaciones que, si bien la hacen más completa, no se antojan suficientes para romper la hegemonía que los Tres Grandes -Ford, General Motors y Ram- tienen en el segmento. Acompáñanos para conocer todas las novedades.

El público norteamericano ama un tipo de vehículo por sobre todas las cosas: las pickups de media tonelada. Mas no crean que lo decimos “de nuestro ronco pecho”, los números hablan por sí mismos: los automóviles más vendidos en el 2016 fueron la Serie F de Ford, la Chevrolet Silverado y la Ram 1500, respectivamente, y no solo ocuparon el top 3 de la lista, sino que tienen un número de ventas casi equivalente al de los cinco modelos que les siguen. El caso es que si te dedicas a fabricar automóviles en Estados Unidos, más te vale que tengas en tu portafolio una pick up muy competente.


Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, las pickups han evolucionado años luz en los últimos años y lo que alguna vez fueron camionetas creadas exclusivamente con un enfoque utilitario, hoy presumen no solo de capacidades de arrastre y carga impresionantes, sino de interiores tan lujosos que los de un sedán. De hecho, quien esté pensando en comprar una pickup actualmente se encontrará con que hay bastante de donde escoger, pues todos los fabricantes han renovado sus camionetas y aunque los fabricantes norteamericanos “llevan mano” en esta partida, Toyota -que posee tres de los diez modelos más vendidos- cree que la Tundra es una opción que vale la pena considerar.

Para 2018, la Tundra recibió cambios menores en la parte frontal y equipamiento de seguridad activa para todos los modelos. Llama la atención que ya no están disponibles la Tundra de cabina regular ni la TRD Pro; ésta última fue reemplazada por la TRD Sport, la cual lleva una nueva parrilla negra en forma de panal de abeja, mientras que la TRD Sport monta una cromada con barras horizontales. Otra modificación significativa en el exterior son los nuevos grupos ópticos, el cual es de LED en las versiones más equipadas. Pero lo que más nos llamó la atención fue la adición del sistema Toyota Safety Sense, una serie de avanzadas asistencias que incluyen advertencia de colisión frontal, freno de emergencia automático, advertencia de cambio de carril, cambio de luces automático y control de crucero adaptativo.

Diseño

La tercera generación de la pickup japonesa tiene una cara más americanizada, es decir, una apariencia mucho más cuadrada. Sin duda, este nuevo diseño es una respuesta a lo que han presentado Ford, General Motors y Ram, más acorde con el gusto del público actualmente. El rediseño fue hecho en los centros de diseño de Toyota en Ann Arbor, Michigan, y en Newport Beach, California. Entre las características más sobresalientes, que ayudan a darle esta apariencia general más poderosa, es que el cofre ha sido elevado 1.6 pulgadas y la parrilla es más ancha y alta. Además, en un guiño a sus orígenes utilitarios, las defensas ahora son de tres piezas, lo cual permite hacer reparaciones más rápidas y, también, permite diferenciar los diferentes niveles de equipamiento.

A pesar del cambio en la imagen, la Tundra no ha perdido su aire de familia, algo difícil de lograr, pues no es fácil cambiar sin perder la esencia. Utiliza prácticamente el mismo chasis que su predecesora, excepto por los ajustes hechos a la suspensión para eliminar ese sentimiento de nerviosismo que tenía la Tundra en la carretera. Hay cinco niveles de equipamiento y tres tipos de cabina; todos ellos disponibles con tracción trasera o integral. La versión de entrada es la SR, aunque es la SR5, la que le sigue en nivel de equipamiento, la que más aporta al total de ventas de esta pickup.

Si buscas un poco más de comodidad, podrás elegir entre la Tundra Limited, Platinum o 1794 Edition. Este poco común número no tiene nada que ver con cifras de torque o desplazamiento, está allí porque 1794 fue el año en que se fundó el rancho cerca de San Antonio, Texas, donde está ubicada la planta en que se fabrica la Tundra. Para hacer aún más evidentes las diferencias entre versiones, cada Tundra tendrá una parrilla diferente. Lo que sí compartirán, obviamente, son los tipos de cabina de cuatro puertas Double Cab y CrewMax –esta última con asientos que se doblan para tener mayor espacio de almacenamiento-. Por supuesto, estará disponible la opción del kit off road TRD, acrónimo de Toyota Racing Division.

Interior

Básicamente, todos los interiores tienen una mejor ergonomía, con una consola central que el conductor puede alcanzar sin problemas, así como manijas y perillas que pueden operarse con guantes. Los nuevos asientos son más cómodos y también que hay más compartimentos para guardar cosas. En cualquiera de las Double Cab o CrewMax podrás elegir entre poner adelante un solo asiento para el pasajero o una banca corrida para mayor capacidad.

Las versiones SR y SR5 tienen los interiores más sencillos, aptos para trabajo rudo; la Limited ya tiene aplicaciones de piel; pero es en la Platinum donde ya se respira un aire más lujoso y menos utilitario, pues trae piel de excelente calidad en los asientos –que tienen calefacción y refrigeración-, un sistema de sonido JBL de 12 bocinas y un sistema de navegación, así como Entune, el sistema de infotenimiento de Toyota. La edición 1794 es la tope de gama y es algo así como un homenaje de Toyota al Medio Oeste, pues lleva superficies en relieve de piel marrón como de silla de montar y detalles en imitación gamuza.

Motores y transmisión

Toyota tiene dos V8 disponibles para impulsar la Tundra. El más pequeño es de 4.6 litros, con 310 caballos de fuerza y 327 lb-pie, y “hermano mayor” tiene una cilindrada de 5.7 litros con 381 HP y 401 lb-pie. En cuanto a la transmisión, hay una sola caja automática de seis velocidades disponible.

En lo referente a seguridad, además del Toyota Safety Sense que mencionamos al principio, todas las Tundra llevan control de estabilidad, ABS y un sistema Smart Stop, que reduce la potencia en el motor automáticamente cuando aprietas al mismo tiempo el freno y el acelerador. Entre el equipamiento de serie incluye cámara de reversa y conexión Bluetooth, mientras que como opciones hay un sistema de monitoreo de punto ciego y de tráfico trasero para las versiones más equipadas. El precio es otro factor que no juega a favor de la Tundra, pues con uno inicial de poco más de 31 mil dólares, es casi 4,000 dólares más cara que la Ford F-150 y 5 mil dólares más costosa que la Ram 1500, por ejemplo. Algo que no precisamente ayuda a su popularidad.

Ficha técnica
Motores
V8 de 4.6 litros con 310 HP y 327 lb-pie
V8 de 5.7 litros con 381 HP y 401 lb-pie
Transmisiones
Automáticas de 5 y 6 velocidades
Suspensión delantera
Doble triángulo
Suspensión trasera
Independiente de doble enlace
Precio
Desde 31,120 dólares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app