Cómo elegir y mantener tus llantas

Para determinar si tus llantas son capaces de hacer el trabajo que le pides, necesitas establecer un programa consistente para registrar su desempeño. Y después apegarte a él.

Cuando  hablamos de estirar al máximo la vida útil de tus llantas, la presión de inflado es el elemento más importante. perón y todas las revisiones de presión del mundo te van a servir de nada si no estás utilizando la llanta adecuada para el tipo de trabajo que tu camión o flota realizan.

Para el ojo no entrenado todas las llantas parecen iguales. Pero los ingenieros diseñan las llantas para satisfacer con una gran variedad de demandas operacionales muy diferentes entre sí. Esas pequeñas diferencias pueden tener un gran impacto en el desempeño de una llanta -y por lo tanto, en el camión que las utiliza-, si la llanta y el tipo de trabajo que le pides no son tal para cual.


“Cuando se trata de llantas, yo divido a las flotas en dos tipos”, dice el consultor de flotas Bruce Stockton, gerente de equipo y mantenimiento de muchos años que ahora preside Stockton Solutions. “Usualmente veo a compradores Serios, de largo plazo, que realmente practican un modelo del costo total de propiedad; y los que llamo ‘Ahorradores’, que son las flotas que están más preocupadas por sus resultados mensuales o trimestrales y enfocados en los gastos corrientes vs. costos a largo plazo”.

Stockton dice bromeando que los Ahorradores básicamente son compradores de bienes que ven las llantas como algo negro y redondo. Pero cuando él toma en cuenta el dinero que las  flotas gastan actualmente en llantas, la broma deja de ser graciosa. “Personalmente, me sorprende como más flotas no  llevan a cabo mejores prácticas cuando se trata de sus llantas”, comenta. Y este problema es algo que puedes ver en flotas pequeñas y grandes.

“Actualmente, las flotas más sofisticadas realmente han entendido estos factores operacionales”, dice Ron Greenleaf, gerente regional de GCR Tire Sales and Service. “Estas flotas tienden a invertir mucho tiempo y dinero en elegir las llantas adecuadas para sus aplicaciones y ponen atención en el rendimiento que esto les brinda”.

Sin embargo, Greenleaf, señala que debido a los altos costos de las llantas nuevas, la tentación de economizar puede ser demasiado fuerte para algunas flotas. “Es muy fácil deslumbrarse por los costos iniciales”, comenta. “A lo que las flotas realmente deben ponerle mucha atención es al valor vitalicio global. Aunque esto puede resultar imposible para un gerente de flota con un presupuesto muy ajustado”.

Otro problema común es que las llantas, como cualquier otro componente del vehículo, Sufren un proceso constante de evaluación y evolución conforme los diseñadores buscan mejorar su desempeño en el campo o satisfacer requerimientos regulatorios o tecnológicos. Esto puede ser un problema para una flota qué escogió la llanta adecuada para su tipo de trabajo hace varios años y no le ha vuelto a poner mucha atención a este tema.

“Las flotas deben reevaluar las llantas que han elegido cuando cambian el desempeño o las necesidades de servicio de un camión, o cuando sea que consideren que se necesita hacer una reevaluación”, dice Evan Perrow, gerente de mercadotecnia de producto de Goodyear. “Las regulaciones gubernamentales también podrían crear una necesidad para reevaluar las llantas que se eligen. Por ejemplo, los requisitos de rodamiento de la Fase 2 de la norma de gases de efecto invernadero (GHG por sus siglas en inglés), la cual entrará en vigor en 2018, crear a una mayor demanda de lo que llamamos “llantas súper-combustible”, que van más allá de la certificación SmartWay, aunque las flotas seguirán necesitando llantas para camión que estén certificadas por SmartWay”.

Una industria que pase por cambios de mercado repentinos también puede tener un impacto en la elección de llantas para una flota o camión, observa Sharon Cowart,  directora de comercialización de producto para Michelin Truck Tires. Ella señala que no solamente la oferta de productos y servicios cambia,  sino que los factores operacionales de la flota también pueden cambiar. “ por ejemplo, una flota que podría haber estado operando en un escenario de arrastres largos, ahora podría estar cambiando a un entorno regional o incluso urbano, donde el frecuente encendido/apagado y frenado pueden ser un problema”, explica. “Una flota que estuviera operando en el norte del país bajo condiciones invernales severas  podría cambiar sus operaciones a caminos no asfaltados, donde el dibujo se despedace debido a la tracción y los cortes causados por las piedras. Las flotas que operan de Canadá hacia el sur de Estados Unidos conocen muy bien las contrapartidas entre millaje y flexibilidad”.

Además de la variabilidad de usos que las flotas ven, distintas flotas pueden valorar diferentes características de desempeño en las llantas que eligen dependiendo de los objetivos de sus operaciones, añade Cowart. “ algunas flotas valoran más la eficiencia en el consumo de combustible y utilizan llantas de baja resistencia a la rodadura para minimizar el costo total de propiedad de sus llantas. Otras pueden valorar más la durabilidad y usar llantas con un máximo potencial de desgaste para minimizar los costos iniciales de compra y maximizar el tiempo en servicio. Otra razón por la que las flotas deberían reevaluar sus elecciones
de llantas debería ser para asegurarse que  cumplen con los requerimientos regulatorios del lugar donde trabajen”.

No des nada por sentado

Llevar el registro de tus llantas puede ser algo complicado. Pueden rodar perfectamente durante miles de millas sin darte ningún problema y, cuando los problemas surgen, pueden ser extremadamente sutiles y difíciles de identificar. por esta razón, Robert Palmer, director de ingeniería de ventas de mercado para Bridgestone Americas, dice que el mejor primer paso para encontrar una llanta adecuada para una aplicación es simplemente comenzar a poner atención a su desempeño en el campo. “Más allá de eso, necesitas sentarte y examinar tu empresa y qué cambios la han afectado desde la última vez que evaluaste la compra de tus llantas”, dice Palmer.

Estas preguntas son muy directas e incluyen criterios básicos como el tipo de transportista que tu flota sea, cuántas millas al año recorren tus camiones usualmente, tu configuración vehicular preferida y el rango de carga. “Pero también necesitas considerar unos factores más difíciles de cuantificar, como tú programa de vulcanización (o la falta de él), la clasificación de velocidad de las llantas que utilizas comparado con la velocidad a la que usualmente circulan tus conductores; así como patrones de desgaste irregular o pérdida prematura que tus técnicos detecten”.

Los distribuidores de llantas son una buena fuente de conocimiento y experiencia, dice Perrow. “El desempeño óptimo de una llanta comienza con una adecuada selección. y para tomar esa decisión primero necesitas definir qué es lo que le vas a pedir a las llantas que hagan. Trabajar con un distribuidor autorizado de llantas puede ayudarte bastante para elegir los neumáticos más adecuados para el trabajo qué tienes planeado. Los profesionales que trabajan en estas empresas tienen la experiencia y conocimientos para evaluar las necesidades de desempeño de los camiones y hacer las recomendaciones más apropiadas”.

Palmer dice que él usualmente habla con gente de flotas que no están llevando un registro del millaje o el costo de sus llantas, quienes se sienten frustrados por el bajo millaje que obtienen. “Pero si no tienes idea de cuándo cambiaste las llantas, o llevaste un registro de cómo se comportaron mientras estuvieron en servicio, no tienes forma de saber qué es lo que estás obteniendo de esas llantas o qué deberías obtener de las mismas”, señala.

Cuando Stockton trabaja con una flota en el desempeño de las llantas,  les recomienda enfocarse en métricas de desempeño como el costo promedio de la llanta contra cada pérdida de un 1/32 de pulgada en la profundidad del dibujo, la tasa promedio de desecho y el desempeño promedio del rendimiento de combustible. “Estos son indicadores clave que deberían ser monitoreados de forma constante”, comenta. “Y cualquier cambio significativo en estos indicadores de desempeño es la primera señal de que podrían estar utilizando una llanta incorrecta o que la aplicación y el ciclo de trabajo podrían haber cambiado”.

 

Otra maniobra que Stockton recomienda es involucrar a los técnicos en el esfuerzo para monitorear el desempeño de las llantas y reunir información. “Los técnicos de llantas bien capacitados podrían ver y deberían informar de un desgaste irregular o anormal, acompañando esto con datos duros que apoyen sus observaciones de que cierta llanta podría ser inadecuada para la aplicación”, dice Stockton.

Si estás utilizando la llanta incorrecta para el trabajo que realizas, las señales pueden ser obvias, dice Cowart, como un desgaste irregular, fallas prematuras, cortaduras, despedace, perforaciones, penetración de residuos, cuarteaduras profundas, desgarraduras de la goma u otros problemas mayores en el dibujo o el hombro de la llanta.

“El desgaste irregular o prematuro son señales tempranas de que una llanta no se está desempeñando bien”, dice Cowart. “La falla prematura de una llanta es otro indicador de un problema. en este momento tienes que determinar si esto está haciendo causado por las condiciones, la alineación del camión o problemas de mantenimiento, una presión de inflado inadecuada o incluso un mal uso por parte del conductor. Si ninguna de estas aplica, el problema podría deberse a que la llanta no es la adecuada para la aplicación”.

Incluso si tus llantas están teniendo un buen desempeño en la aplicación de tu flota, Cowart dice que vale mucho la pena tomarse el tiempo y el esfuerzo para reevaluar la elección de tus llantas de manera regular. “ una llanta puede estar teniendo un buen desempeño, pero otra elección podría comportarse aún mejor en factores de valor como el millaje, desgaste o durabilidad”, señala Cowart. “Pero no podrás saberlo si no miras”.

De manera similar, Stockton dice  que si decides cambiar las llantas No te emociones demás sí aparentan estar desgastándose perfectamente bien o incluso mejor de tus otras llantas. “ Incluso si todas las señales tempranas son fantásticas, es importante utilizar dichas llantas hasta un punto normal de uso y registrar el desempeño”, comenta. “Basado en el compuesto de la llanta y los cambios en el patrón del dibujo, no es inusual ver un mejor desempeño en la vida temprana de una llanta, seguida de un rápido deterioro del desempeño  mientras una flota siente -engañosamente- que tiene una mejor proyección de desempeño”.
En estos casos, Stockton aconseja a sus clientes desgastar la llanta por completo, revisar y validar todos los indicadores clave previamente mencionados y proceder con cautela antes de hacer cambios drásticos a un programa que podría ya estar brindando los mejores resultados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Cómo elegir y mantener tus llantas

Para determinar si tus llantas son capaces de hacer el trabajo que le pides, necesitas establecer un programa consistente para registrar su desempeño. Y después apegarte a él.

Cuando  hablamos de estirar al máximo la vida útil de tus llantas, la presión de inflado es el elemento más importante. perón y todas las revisiones de presión del mundo te van a servir de nada si no estás utilizando la llanta adecuada para el tipo de trabajo que tu camión o flota realizan.

Para el ojo no entrenado todas las llantas parecen iguales. Pero los ingenieros diseñan las llantas para satisfacer con una gran variedad de demandas operacionales muy diferentes entre sí. Esas pequeñas diferencias pueden tener un gran impacto en el desempeño de una llanta -y por lo tanto, en el camión que las utiliza-, si la llanta y el tipo de trabajo que le pides no son tal para cual.


“Cuando se trata de llantas, yo divido a las flotas en dos tipos”, dice el consultor de flotas Bruce Stockton, gerente de equipo y mantenimiento de muchos años que ahora preside Stockton Solutions. “Usualmente veo a compradores Serios, de largo plazo, que realmente practican un modelo del costo total de propiedad; y los que llamo ‘Ahorradores’, que son las flotas que están más preocupadas por sus resultados mensuales o trimestrales y enfocados en los gastos corrientes vs. costos a largo plazo”.

Stockton dice bromeando que los Ahorradores básicamente son compradores de bienes que ven las llantas como algo negro y redondo. Pero cuando él toma en cuenta el dinero que las  flotas gastan actualmente en llantas, la broma deja de ser graciosa. “Personalmente, me sorprende como más flotas no  llevan a cabo mejores prácticas cuando se trata de sus llantas”, comenta. Y este problema es algo que puedes ver en flotas pequeñas y grandes.

“Actualmente, las flotas más sofisticadas realmente han entendido estos factores operacionales”, dice Ron Greenleaf, gerente regional de GCR Tire Sales and Service. “Estas flotas tienden a invertir mucho tiempo y dinero en elegir las llantas adecuadas para sus aplicaciones y ponen atención en el rendimiento que esto les brinda”.

Sin embargo, Greenleaf, señala que debido a los altos costos de las llantas nuevas, la tentación de economizar puede ser demasiado fuerte para algunas flotas. “Es muy fácil deslumbrarse por los costos iniciales”, comenta. “A lo que las flotas realmente deben ponerle mucha atención es al valor vitalicio global. Aunque esto puede resultar imposible para un gerente de flota con un presupuesto muy ajustado”.

Otro problema común es que las llantas, como cualquier otro componente del vehículo, Sufren un proceso constante de evaluación y evolución conforme los diseñadores buscan mejorar su desempeño en el campo o satisfacer requerimientos regulatorios o tecnológicos. Esto puede ser un problema para una flota qué escogió la llanta adecuada para su tipo de trabajo hace varios años y no le ha vuelto a poner mucha atención a este tema.

“Las flotas deben reevaluar las llantas que han elegido cuando cambian el desempeño o las necesidades de servicio de un camión, o cuando sea que consideren que se necesita hacer una reevaluación”, dice Evan Perrow, gerente de mercadotecnia de producto de Goodyear. “Las regulaciones gubernamentales también podrían crear una necesidad para reevaluar las llantas que se eligen. Por ejemplo, los requisitos de rodamiento de la Fase 2 de la norma de gases de efecto invernadero (GHG por sus siglas en inglés), la cual entrará en vigor en 2018, crear a una mayor demanda de lo que llamamos “llantas súper-combustible”, que van más allá de la certificación SmartWay, aunque las flotas seguirán necesitando llantas para camión que estén certificadas por SmartWay”.

Una industria que pase por cambios de mercado repentinos también puede tener un impacto en la elección de llantas para una flota o camión, observa Sharon Cowart,  directora de comercialización de producto para Michelin Truck Tires. Ella señala que no solamente la oferta de productos y servicios cambia,  sino que los factores operacionales de la flota también pueden cambiar. “ por ejemplo, una flota que podría haber estado operando en un escenario de arrastres largos, ahora podría estar cambiando a un entorno regional o incluso urbano, donde el frecuente encendido/apagado y frenado pueden ser un problema”, explica. “Una flota que estuviera operando en el norte del país bajo condiciones invernales severas  podría cambiar sus operaciones a caminos no asfaltados, donde el dibujo se despedace debido a la tracción y los cortes causados por las piedras. Las flotas que operan de Canadá hacia el sur de Estados Unidos conocen muy bien las contrapartidas entre millaje y flexibilidad”.

Además de la variabilidad de usos que las flotas ven, distintas flotas pueden valorar diferentes características de desempeño en las llantas que eligen dependiendo de los objetivos de sus operaciones, añade Cowart. “ algunas flotas valoran más la eficiencia en el consumo de combustible y utilizan llantas de baja resistencia a la rodadura para minimizar el costo total de propiedad de sus llantas. Otras pueden valorar más la durabilidad y usar llantas con un máximo potencial de desgaste para minimizar los costos iniciales de compra y maximizar el tiempo en servicio. Otra razón por la que las flotas deberían reevaluar sus elecciones
de llantas debería ser para asegurarse que  cumplen con los requerimientos regulatorios del lugar donde trabajen”.

No des nada por sentado

Llevar el registro de tus llantas puede ser algo complicado. Pueden rodar perfectamente durante miles de millas sin darte ningún problema y, cuando los problemas surgen, pueden ser extremadamente sutiles y difíciles de identificar. por esta razón, Robert Palmer, director de ingeniería de ventas de mercado para Bridgestone Americas, dice que el mejor primer paso para encontrar una llanta adecuada para una aplicación es simplemente comenzar a poner atención a su desempeño en el campo. “Más allá de eso, necesitas sentarte y examinar tu empresa y qué cambios la han afectado desde la última vez que evaluaste la compra de tus llantas”, dice Palmer.

Estas preguntas son muy directas e incluyen criterios básicos como el tipo de transportista que tu flota sea, cuántas millas al año recorren tus camiones usualmente, tu configuración vehicular preferida y el rango de carga. “Pero también necesitas considerar unos factores más difíciles de cuantificar, como tú programa de vulcanización (o la falta de él), la clasificación de velocidad de las llantas que utilizas comparado con la velocidad a la que usualmente circulan tus conductores; así como patrones de desgaste irregular o pérdida prematura que tus técnicos detecten”.

Los distribuidores de llantas son una buena fuente de conocimiento y experiencia, dice Perrow. “El desempeño óptimo de una llanta comienza con una adecuada selección. y para tomar esa decisión primero necesitas definir qué es lo que le vas a pedir a las llantas que hagan. Trabajar con un distribuidor autorizado de llantas puede ayudarte bastante para elegir los neumáticos más adecuados para el trabajo qué tienes planeado. Los profesionales que trabajan en estas empresas tienen la experiencia y conocimientos para evaluar las necesidades de desempeño de los camiones y hacer las recomendaciones más apropiadas”.

Palmer dice que él usualmente habla con gente de flotas que no están llevando un registro del millaje o el costo de sus llantas, quienes se sienten frustrados por el bajo millaje que obtienen. “Pero si no tienes idea de cuándo cambiaste las llantas, o llevaste un registro de cómo se comportaron mientras estuvieron en servicio, no tienes forma de saber qué es lo que estás obteniendo de esas llantas o qué deberías obtener de las mismas”, señala.

Cuando Stockton trabaja con una flota en el desempeño de las llantas,  les recomienda enfocarse en métricas de desempeño como el costo promedio de la llanta contra cada pérdida de un 1/32 de pulgada en la profundidad del dibujo, la tasa promedio de desecho y el desempeño promedio del rendimiento de combustible. “Estos son indicadores clave que deberían ser monitoreados de forma constante”, comenta. “Y cualquier cambio significativo en estos indicadores de desempeño es la primera señal de que podrían estar utilizando una llanta incorrecta o que la aplicación y el ciclo de trabajo podrían haber cambiado”.

 

Otra maniobra que Stockton recomienda es involucrar a los técnicos en el esfuerzo para monitorear el desempeño de las llantas y reunir información. “Los técnicos de llantas bien capacitados podrían ver y deberían informar de un desgaste irregular o anormal, acompañando esto con datos duros que apoyen sus observaciones de que cierta llanta podría ser inadecuada para la aplicación”, dice Stockton.

Si estás utilizando la llanta incorrecta para el trabajo que realizas, las señales pueden ser obvias, dice Cowart, como un desgaste irregular, fallas prematuras, cortaduras, despedace, perforaciones, penetración de residuos, cuarteaduras profundas, desgarraduras de la goma u otros problemas mayores en el dibujo o el hombro de la llanta.

“El desgaste irregular o prematuro son señales tempranas de que una llanta no se está desempeñando bien”, dice Cowart. “La falla prematura de una llanta es otro indicador de un problema. en este momento tienes que determinar si esto está haciendo causado por las condiciones, la alineación del camión o problemas de mantenimiento, una presión de inflado inadecuada o incluso un mal uso por parte del conductor. Si ninguna de estas aplica, el problema podría deberse a que la llanta no es la adecuada para la aplicación”.

Incluso si tus llantas están teniendo un buen desempeño en la aplicación de tu flota, Cowart dice que vale mucho la pena tomarse el tiempo y el esfuerzo para reevaluar la elección de tus llantas de manera regular. “ una llanta puede estar teniendo un buen desempeño, pero otra elección podría comportarse aún mejor en factores de valor como el millaje, desgaste o durabilidad”, señala Cowart. “Pero no podrás saberlo si no miras”.

De manera similar, Stockton dice  que si decides cambiar las llantas No te emociones demás sí aparentan estar desgastándose perfectamente bien o incluso mejor de tus otras llantas. “ Incluso si todas las señales tempranas son fantásticas, es importante utilizar dichas llantas hasta un punto normal de uso y registrar el desempeño”, comenta. “Basado en el compuesto de la llanta y los cambios en el patrón del dibujo, no es inusual ver un mejor desempeño en la vida temprana de una llanta, seguida de un rápido deterioro del desempeño  mientras una flota siente -engañosamente- que tiene una mejor proyección de desempeño”.
En estos casos, Stockton aconseja a sus clientes desgastar la llanta por completo, revisar y validar todos los indicadores clave previamente mencionados y proceder con cautela antes de hacer cambios drásticos a un programa que podría ya estar brindando los mejores resultados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: