Deduce tu seguro médico

Pagar impuestos es algo que a nadie le gusta, por lo cual es importante que sepas si puedes deducir una parte del dinero que le pagarás al Tío Sam relativo al pago de tu seguro médico. Sigue leyendo para saber más.

Los seguros médicos pueden ser bastante caros, por lo cual tener la oportunidad de deducir fiscalmente este gasto, o al menos parte de él, puede ayudarte a ahorrar dinero cuando llegue la (nunca agradable) hora de pagar impuestos. Evidentemente, existe una serie de reglas específicas que debes seguir para poder hacerlo y además, no siempre puedes deducir todo. Por eso, te presentamos cuándo puedes y cuándo no puedes solicitar una deducción fiscal sobre este gasto.

Cuándo no es deducible

Esto suena muy lógico, pero hay que decirlo. Si no pagaste un seguro médico, no puedes deducir este gasto. Si tu empleador es quien paga las primas del seguro, tú no puedes deducir este costo. Sin embargo, si quien te emplea solo paga una parte de tus primas, entonces sí puedes solicitar una deducción por el monto que tu hayas pagado.

Si recibiste un subsidio o un Crédito Tributario de Prima (TPC por sus siglas en inglés) para adquirir un plan de seguro médico en el Mercado de Seguros de Salud de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado Médico Asequible, mejor conocida como Obamacare, cualquier subsidio en forma de pago adelantado que haya reducido el costo de tus primas del seguro médico no puede ser deducido fiscalmente. Sin embargo, el dinero que pagaste de tu bolsillo por tus primas sí podría serlo.

Puedes solicitar una deducción por seguro médico si pagaste con dinero antes de pagar impuestos. Si tienes un seguro a través de tu empleador, las primas que pagas usualmente se descuentan de tu salario antes de que tus impuestos sobre ingresos sean calculados. Como estas primas fueron cubiertas con dinero antes de pagar impuestos, ya están libres de impuestos, por lo cual no puedes pedir una deducción. Es importante que sepas que no podrás deducir los gastos en seguro médico a menos que desgloses tus deducciones fiscales o seas tu propio jefe.

Cuando sí es deducible

Si eres un trabajador independiente, las primas de tu seguro médico pueden ser deducibles de impuestos. Si trabajas por cuenta propia y no eres elegible para un plan de salud patrocinado por parte del empleador a través del trabajo de tu cónyuge, puede ser elegible para amortizar las primas de tu seguro médico en tus impuestos. Sin embargo, no puedes deducir en primas de seguro médico una cantidad mayor a la que hayas ganado.

Las primas de seguro médico que pagaste con tu propio dinero después de pagar impuestos sí son deducibles. Por ejemplo, si adquiriste un seguro médico por tu cuenta a través de un intercambio de seguro de saludo o directamente de una compañía de seguros, el dinero que pagaste por tus primas mensuales puede ser deducido de impuestos. Algunos planes de Medicare son deducibles, incluyendo la cobertura de medicamentos en Medicare Parte B y Parte D.

Por supuesto, existen límites a la cantidad que puedes deducir relacionada con tu seguro médico. Si puedes solicitar tu seguro médico como una deducción de gastos médicos, solamente puedes deducir los gastos médicos que excedan el 10% de tu ingreso bruto ajustado. Esto se refiere a tu ingreso gravable menos cualquier ajuste al ingreso como deducciones o contribuciones a tu cuenta de ahorro para el retiro o al pago de intereses de un préstamo estudiantil.

Por ejemplo, si tienes un ingreso bruto ajustado modificado de $45,000 y gastos médicos de $5,475, debes multiplicar $45,000 por 0.10 (el 10%) para ver que solo puedes deducir gastos mayores a $4,500. Esto te deja con una deducción de $975, que se obtiene de restar $4,500 a $5,475.

Si trabajas de manera independiente y solicitaste la deducción de seguros médicos para trabajadores independientes, no tienes que exceder el 10% del umbral porque estás deduciendo las primas como un ajuste a tu ingreso de trabajador independiente en lugar de una deducción fiscal.

Reglas de deducción para trabajadores independientes

La elegibilidad se determina mes a mes

Solamente puedes solicitar una deducción de las primas de seguro médico que hayas pagado en meses en que ni tu o tu cónyuge eran elegibles para participar en un plan de salud subsidiado por el empleador. Por ejemplo, si eras soltero e inelegible para cualquier plan de salud subsidiado por el empleador durante los últimos seis meses del año porque dejaste tu trabajo y empezaste tu propio negocio, puedes solicitar una deducción por las primas que pagaste durante esos seis meses.

Límite de ingresos devengados

La deducción no puede exceder el ingreso devengado que recibas de tu empresa. Por ejemplo, si tu actividad independiente es una empresa individual que generó una pérdida fiscal para ese año, no puedes solicitar una deducción porque el negocio no generó ningún ingreso positivo.

Socios y miembros de una LLC

Los socios y miembros de una Sociedad de Responsabilidad Limitada (LLC por sus siglas en inglés) que sean tratados como socios para efectos fiscales se consideran trabajadores independientes. Si entras en esta categoría y pagas las primas de tu seguro médico de tu bolsa, puedes solicitar la deducción de la página 1 de la Forma 1040 (la Declaración de Renta Individual). Si la sociedad o LLC paga las primas, se aplican reglas especiales de reporte de impuestos a la declaración fiscal de la sociedad o LLC, pero tu aún puedes solicitar la deducción por las primas pagadas para tu cobertura. En ambos casos, la deducción está sujeta a la regla de elegibilidad mes a mes y al límite de ingreso devengado.

En resúmen, si calificas para la deducción de las primas de seguro médico para trabajadores independientes obtendrás una valiosa exención fiscal. Con el cada vez más alto costo de los seguros médicos, una deducción fiscal puede ayudarte a pagar al menos una parte de la prima.

Qué gastos médicos son deducibles
El Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) te permite deducir la atención preventiva, tratamiento, cirugías y cuidado dental y visual como gastos médicos. También puedes deducir consultas con psicólogos y psiquiatras. Las medicinas y utensilios que te recetan como lentes, dientes falsos y aparatos auditivos también son deducibles. El IRS también te permite deducir los gastos que pagas para obtener cuidado médico, como el millaje de tu auto, el boleto de camión o el estacionamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Deduce tu seguro médico

Pagar impuestos es algo que a nadie le gusta, por lo cual es importante que sepas si puedes deducir una parte del dinero que le pagarás al Tío Sam relativo al pago de tu seguro médico. Sigue leyendo para saber más.

Los seguros médicos pueden ser bastante caros, por lo cual tener la oportunidad de deducir fiscalmente este gasto, o al menos parte de él, puede ayudarte a ahorrar dinero cuando llegue la (nunca agradable) hora de pagar impuestos. Evidentemente, existe una serie de reglas específicas que debes seguir para poder hacerlo y además, no siempre puedes deducir todo. Por eso, te presentamos cuándo puedes y cuándo no puedes solicitar una deducción fiscal sobre este gasto.

Cuándo no es deducible

Esto suena muy lógico, pero hay que decirlo. Si no pagaste un seguro médico, no puedes deducir este gasto. Si tu empleador es quien paga las primas del seguro, tú no puedes deducir este costo. Sin embargo, si quien te emplea solo paga una parte de tus primas, entonces sí puedes solicitar una deducción por el monto que tu hayas pagado.

Si recibiste un subsidio o un Crédito Tributario de Prima (TPC por sus siglas en inglés) para adquirir un plan de seguro médico en el Mercado de Seguros de Salud de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado Médico Asequible, mejor conocida como Obamacare, cualquier subsidio en forma de pago adelantado que haya reducido el costo de tus primas del seguro médico no puede ser deducido fiscalmente. Sin embargo, el dinero que pagaste de tu bolsillo por tus primas sí podría serlo.

Puedes solicitar una deducción por seguro médico si pagaste con dinero antes de pagar impuestos. Si tienes un seguro a través de tu empleador, las primas que pagas usualmente se descuentan de tu salario antes de que tus impuestos sobre ingresos sean calculados. Como estas primas fueron cubiertas con dinero antes de pagar impuestos, ya están libres de impuestos, por lo cual no puedes pedir una deducción. Es importante que sepas que no podrás deducir los gastos en seguro médico a menos que desgloses tus deducciones fiscales o seas tu propio jefe.

Cuando sí es deducible

Si eres un trabajador independiente, las primas de tu seguro médico pueden ser deducibles de impuestos. Si trabajas por cuenta propia y no eres elegible para un plan de salud patrocinado por parte del empleador a través del trabajo de tu cónyuge, puede ser elegible para amortizar las primas de tu seguro médico en tus impuestos. Sin embargo, no puedes deducir en primas de seguro médico una cantidad mayor a la que hayas ganado.

Las primas de seguro médico que pagaste con tu propio dinero después de pagar impuestos sí son deducibles. Por ejemplo, si adquiriste un seguro médico por tu cuenta a través de un intercambio de seguro de saludo o directamente de una compañía de seguros, el dinero que pagaste por tus primas mensuales puede ser deducido de impuestos. Algunos planes de Medicare son deducibles, incluyendo la cobertura de medicamentos en Medicare Parte B y Parte D.

Por supuesto, existen límites a la cantidad que puedes deducir relacionada con tu seguro médico. Si puedes solicitar tu seguro médico como una deducción de gastos médicos, solamente puedes deducir los gastos médicos que excedan el 10% de tu ingreso bruto ajustado. Esto se refiere a tu ingreso gravable menos cualquier ajuste al ingreso como deducciones o contribuciones a tu cuenta de ahorro para el retiro o al pago de intereses de un préstamo estudiantil.

Por ejemplo, si tienes un ingreso bruto ajustado modificado de $45,000 y gastos médicos de $5,475, debes multiplicar $45,000 por 0.10 (el 10%) para ver que solo puedes deducir gastos mayores a $4,500. Esto te deja con una deducción de $975, que se obtiene de restar $4,500 a $5,475.

Si trabajas de manera independiente y solicitaste la deducción de seguros médicos para trabajadores independientes, no tienes que exceder el 10% del umbral porque estás deduciendo las primas como un ajuste a tu ingreso de trabajador independiente en lugar de una deducción fiscal.

Reglas de deducción para trabajadores independientes

La elegibilidad se determina mes a mes

Solamente puedes solicitar una deducción de las primas de seguro médico que hayas pagado en meses en que ni tu o tu cónyuge eran elegibles para participar en un plan de salud subsidiado por el empleador. Por ejemplo, si eras soltero e inelegible para cualquier plan de salud subsidiado por el empleador durante los últimos seis meses del año porque dejaste tu trabajo y empezaste tu propio negocio, puedes solicitar una deducción por las primas que pagaste durante esos seis meses.

Límite de ingresos devengados

La deducción no puede exceder el ingreso devengado que recibas de tu empresa. Por ejemplo, si tu actividad independiente es una empresa individual que generó una pérdida fiscal para ese año, no puedes solicitar una deducción porque el negocio no generó ningún ingreso positivo.

Socios y miembros de una LLC

Los socios y miembros de una Sociedad de Responsabilidad Limitada (LLC por sus siglas en inglés) que sean tratados como socios para efectos fiscales se consideran trabajadores independientes. Si entras en esta categoría y pagas las primas de tu seguro médico de tu bolsa, puedes solicitar la deducción de la página 1 de la Forma 1040 (la Declaración de Renta Individual). Si la sociedad o LLC paga las primas, se aplican reglas especiales de reporte de impuestos a la declaración fiscal de la sociedad o LLC, pero tu aún puedes solicitar la deducción por las primas pagadas para tu cobertura. En ambos casos, la deducción está sujeta a la regla de elegibilidad mes a mes y al límite de ingreso devengado.

En resúmen, si calificas para la deducción de las primas de seguro médico para trabajadores independientes obtendrás una valiosa exención fiscal. Con el cada vez más alto costo de los seguros médicos, una deducción fiscal puede ayudarte a pagar al menos una parte de la prima.

Qué gastos médicos son deducibles
El Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) te permite deducir la atención preventiva, tratamiento, cirugías y cuidado dental y visual como gastos médicos. También puedes deducir consultas con psicólogos y psiquiatras. Las medicinas y utensilios que te recetan como lentes, dientes falsos y aparatos auditivos también son deducibles. El IRS también te permite deducir los gastos que pagas para obtener cuidado médico, como el millaje de tu auto, el boleto de camión o el estacionamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: