Ford Raptor 2017

Rapaz

No existe una camioneta todoterreno tan capaz como la Ford Raptor, la cual fue concebida para enfrentar una de las carreras off road más demandantes. Impulsada por un V6 de 450 HP y 510 lb-pie, devora millas fuera de la carretera sin importar lo duras que sean las condiciones del camino.

Si hay una pickup que ha entusiasmado por igual a fanáticos y periodistas desde su lanzamiento en el 2010 esa es la Ford F-150 Raptor, una camioneta diseñada para correr la legendaria carrera Baja 1000, impulsada en un principio por el viejo V8 de 5.4 litros y más tarde por un mejorado ocho cilindros de 6.2 litros. Es LA pickup cuando se habla de pesos pesados corriendo por el desierto a toda velocidad. A pesar de que tendríamos una Raptor primera generación sin problema alguno, Ford la renovó hace un par de años para hacerla aún más capaz.

En 2016 la Raptor fue sometida a una rigurosa dieta que incluyó una nueva carrocería de aluminio, chasis de acero de alta resistencia, mejores interiores y, aunque era de esperarse, un motor EcoBoost bajo el cofre. Esto último quizá le cueste algunos puntos entre los fanáticos de hueso colorado de los V8, aunque se dice que el V6 de 3.5 litros que la impulsará será aún más potente que éste; es decir, que tendrá más de 411 HP y 434 lb-pie. Para mandar toda esta manada a las cuatro llantas, habrá una transmisión automática de diez velocidades y una caja reductora controlada por un sistema de Gestión de Terreno.

Pero la clave es que el nuevo V6 y la carrocería hicieron la Raptor 500 libras más ligera, que si bien es un poco menos de peso perdido que las 700 libras de las que se deshizo la F-150 tradicional, no es poca cosa si consideramos que lleva un chasis reforzado. Sí, aún más reforzado que el ahora más resistente que utiliza la F-150. Otras mejoras incluyen un sistema de escape doble, amortiguadores FOX con mayor recorrido y las llantas BFGoodrich All-Terrain K02.

Para 2018, Ford renovó considerablemente la F-150 “normalita”, pero su hermana salvaje permaneció casi sin cambios. La corta lista de modificaciones incluye un nuevo diseño para la puerta de la caja (dependiendo de la versión aparece “F-150” o “FORD” estampado en la superficie), así como nuevas luces de freno. Además hay dos nuevos colores para la carrocería, Rojo Carrera y Gris Plomo, y uno que se fue al olvido, el Gris Avalanche. Otra de las novedades es un estéreo Bang & Olufsen de 10 bocinas que reemplaza al Sony que llevaba hasta el modelo 2017.

Diseño

Un vistazo basta para saber que la Raptor es una “chica muy, pero muy mala”. Todo empieza con el mismo lenguaje de diseño de la F-150 2015, aunque la camioneta es seis pulgadas más ancha para mejorar la estabilidad. Ambas defensas están lejos del piso para proveer inmejorables ángulos de ataque y salida –y lleva una plata protectora bajo el motor para esa ocasional piedra que se cruza en el camino-. Los faros llevan focos de LED que iluminan más que los de halógeno, ideales para cuando ruedas en el desierto.

Los largos estribos continúan a los costados, al igual que las enormes salpicaderas. Por atrás, la Raptor recibió un tratamiento muy similar al de la F-150, al final del día está basada en ella, pero con unas enormes letras que dicen FORD de lado a lado de la puerta. El escape doble es una novedad que ayuda a darle una apariencia más balanceada a esta camioneta.

Interior

Entre los cambios más importantes en la cabina hay asientos de piel con insertos de ante, una consola superior mejorada con seis interruptores y controles para el quemacocos, manetas de cambio tipo F-1 detrás del volante –también forrado de piel y ante-, y algunos toques de fibra de carbono por el habitáculo. Como era de esperarse, el panel de instrumentos digital de la F-150 también está aquí, desplegando más información de la que uno puede procesar. Como habíamos vaticinado, Ford tendrá disponibles dos tipos de cabina: SuperCab y SuperCrew (extendida y Crew en idioma no marketing de Ford).

Motor y transmisión

Probablemente la mayor novedad de este modelo es el V6 EcoBoost de segunda generación con doble turbo con 450 HP y 510 lb-pie, un incremento modesto respecto al pasado V8 en cuanto a potencia, pero nada despreciable respecto al torque; pero algo muy interesante es que el motor consume menos gasolina -aunque no creemos que quien se compra una Raptor esté muy preocupado por las mpg que obtiene-. Pero para quienes aman los números, las cifras declaradas por Ford son 15 mpg en ciudad, 18 en carretera y 16 combinadas. Como ya mencionamos, “casada” con este motor habrá una caja automática de 10 relaciones con cambios al volante; ésta no solamente ayudará a hacer la camioneta más eficiente en cuanto a consumo de combustible, sino que facilitará seleccionar la velocidad ideal al rodar despacio o rápido.

Para que la suspensión de la nueva Raptor estuviera a la altura del chasis, Ford reemplazó los amortiguadores FOX Racing de 2.5” por unos de 3 pulgadas, más confiables y duraderos. Por supuesto, aún no hay nada oficial sobre el precio, aunque lo más probable es que ronde los cincuenta y poco mil dólares, pues la anterior generación de la Raptor arrancaba en poco más de $51,000.

 

Ficha técnica
Motor
EcoBoost V6 de 3.5 litros con 450 HP y 510 lb-pie
Transmisión
Automática de 10 velocidades
Suspensión delantera
Independiente de doble horquilla
Suspensión trasera
Muelles parabólicos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Ford Raptor 2017

Rapaz

No existe una camioneta todoterreno tan capaz como la Ford Raptor, la cual fue concebida para enfrentar una de las carreras off road más demandantes. Impulsada por un V6 de 450 HP y 510 lb-pie, devora millas fuera de la carretera sin importar lo duras que sean las condiciones del camino.

Si hay una pickup que ha entusiasmado por igual a fanáticos y periodistas desde su lanzamiento en el 2010 esa es la Ford F-150 Raptor, una camioneta diseñada para correr la legendaria carrera Baja 1000, impulsada en un principio por el viejo V8 de 5.4 litros y más tarde por un mejorado ocho cilindros de 6.2 litros. Es LA pickup cuando se habla de pesos pesados corriendo por el desierto a toda velocidad. A pesar de que tendríamos una Raptor primera generación sin problema alguno, Ford la renovó hace un par de años para hacerla aún más capaz.

En 2016 la Raptor fue sometida a una rigurosa dieta que incluyó una nueva carrocería de aluminio, chasis de acero de alta resistencia, mejores interiores y, aunque era de esperarse, un motor EcoBoost bajo el cofre. Esto último quizá le cueste algunos puntos entre los fanáticos de hueso colorado de los V8, aunque se dice que el V6 de 3.5 litros que la impulsará será aún más potente que éste; es decir, que tendrá más de 411 HP y 434 lb-pie. Para mandar toda esta manada a las cuatro llantas, habrá una transmisión automática de diez velocidades y una caja reductora controlada por un sistema de Gestión de Terreno.

Pero la clave es que el nuevo V6 y la carrocería hicieron la Raptor 500 libras más ligera, que si bien es un poco menos de peso perdido que las 700 libras de las que se deshizo la F-150 tradicional, no es poca cosa si consideramos que lleva un chasis reforzado. Sí, aún más reforzado que el ahora más resistente que utiliza la F-150. Otras mejoras incluyen un sistema de escape doble, amortiguadores FOX con mayor recorrido y las llantas BFGoodrich All-Terrain K02.

Para 2018, Ford renovó considerablemente la F-150 “normalita”, pero su hermana salvaje permaneció casi sin cambios. La corta lista de modificaciones incluye un nuevo diseño para la puerta de la caja (dependiendo de la versión aparece “F-150” o “FORD” estampado en la superficie), así como nuevas luces de freno. Además hay dos nuevos colores para la carrocería, Rojo Carrera y Gris Plomo, y uno que se fue al olvido, el Gris Avalanche. Otra de las novedades es un estéreo Bang & Olufsen de 10 bocinas que reemplaza al Sony que llevaba hasta el modelo 2017.

Diseño

Un vistazo basta para saber que la Raptor es una “chica muy, pero muy mala”. Todo empieza con el mismo lenguaje de diseño de la F-150 2015, aunque la camioneta es seis pulgadas más ancha para mejorar la estabilidad. Ambas defensas están lejos del piso para proveer inmejorables ángulos de ataque y salida –y lleva una plata protectora bajo el motor para esa ocasional piedra que se cruza en el camino-. Los faros llevan focos de LED que iluminan más que los de halógeno, ideales para cuando ruedas en el desierto.

Los largos estribos continúan a los costados, al igual que las enormes salpicaderas. Por atrás, la Raptor recibió un tratamiento muy similar al de la F-150, al final del día está basada en ella, pero con unas enormes letras que dicen FORD de lado a lado de la puerta. El escape doble es una novedad que ayuda a darle una apariencia más balanceada a esta camioneta.

Interior

Entre los cambios más importantes en la cabina hay asientos de piel con insertos de ante, una consola superior mejorada con seis interruptores y controles para el quemacocos, manetas de cambio tipo F-1 detrás del volante –también forrado de piel y ante-, y algunos toques de fibra de carbono por el habitáculo. Como era de esperarse, el panel de instrumentos digital de la F-150 también está aquí, desplegando más información de la que uno puede procesar. Como habíamos vaticinado, Ford tendrá disponibles dos tipos de cabina: SuperCab y SuperCrew (extendida y Crew en idioma no marketing de Ford).

Motor y transmisión

Probablemente la mayor novedad de este modelo es el V6 EcoBoost de segunda generación con doble turbo con 450 HP y 510 lb-pie, un incremento modesto respecto al pasado V8 en cuanto a potencia, pero nada despreciable respecto al torque; pero algo muy interesante es que el motor consume menos gasolina -aunque no creemos que quien se compra una Raptor esté muy preocupado por las mpg que obtiene-. Pero para quienes aman los números, las cifras declaradas por Ford son 15 mpg en ciudad, 18 en carretera y 16 combinadas. Como ya mencionamos, “casada” con este motor habrá una caja automática de 10 relaciones con cambios al volante; ésta no solamente ayudará a hacer la camioneta más eficiente en cuanto a consumo de combustible, sino que facilitará seleccionar la velocidad ideal al rodar despacio o rápido.

Para que la suspensión de la nueva Raptor estuviera a la altura del chasis, Ford reemplazó los amortiguadores FOX Racing de 2.5” por unos de 3 pulgadas, más confiables y duraderos. Por supuesto, aún no hay nada oficial sobre el precio, aunque lo más probable es que ronde los cincuenta y poco mil dólares, pues la anterior generación de la Raptor arrancaba en poco más de $51,000.

 

Ficha técnica
Motor
EcoBoost V6 de 3.5 litros con 450 HP y 510 lb-pie
Transmisión
Automática de 10 velocidades
Suspensión delantera
Independiente de doble horquilla
Suspensión trasera
Muelles parabólicos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: