Como sanar tu cartera tras las fiestas

A muchos de nosotros se nos complica un poco medirnos con los gastos durante la temporada navideña, tras lo cual, en los meses siguientes, vivimos algo así como una resaca financiera. Por ello, hemos compilado una serie de pasos a seguir para que puedas paliar los daños del “shopping spree” y poner tus finanzas en orden lo más pronto posible.

Gastar dinero de más en esta época es algo que le pasa a casi todo el mundo al menos una vez en la vida, a excepción, claro, de los que son muy disciplinados con sus finanzas. Esto, de manera muy similar a lo que pasa cuando se bebe alcohol con demasiado entusiasmo, ocasiona una “cruda”, aunque en este caso es para las finanzas. Lamentablemente, una resaca financiera no se va con el tiempo –como ocurre con una causada por el alcohol-; al contrario, puede empeorar rápidamente si no se hace nada al respecto. Por lo mismo, y como no se trata de lamentarse sino de poner  manos a la obra para remediar la situación, te traemos algunos consejos para que tu cuenta bancaria deje de estar en números rojos.

Utiliza tus tarjetas de crédito

Así como lo lees. Ciertamente lo más seguro es que estas te hayan metido en esta situación en primer lugar –aunque para ser justos ellas no te obligaron a comprar tantas cosas-, pero pueden ser un instrumento que te ayude a salir del hoyo. Randy Hopper, vicepresidente de tarjetas de crédito en Navy Federal Credit Union, sugiere una transferencia de saldos.

Esto, claro, si tienes una tarjeta de crédito con una tasa de interés muy baja (quizá hasta de 0%) durante un plazo de 18 meses. La idea es que pases a ésta las deudas de tus otras tarjetas para que los intereses crezcan lo menos posible mientras las pagas. Solo trata de pagarlas durante el periodo en que el interés es bajo, pues una vez que éste termine la tasa de interés va a subir como la espuma.

Evita más compras

Esto suena muy lógico para la mayoría de las personas, pero hay algunas a quienes las ofertas post navideñas les resultan irresistibles. “Yo le recomendaría a la gente a que no acumule deudas adicionales”, dice Clare Levison, miembro de la Comisión de Literatura Financiera de Contadores Públicos Certificados. Sí, quizá la ropa de invierno tenga unos descuentos impresionantes –aunque no entendemos por qué, con el frío que suele hacer-, pero trata de mantenerte apartado de las tiendas, al menos en lo que pones tus finanzas en orden.

Regresa algunas cosas

Ciertamente no será la solución a todos tus problemas financieros, pues se ve medio mal ir con tus familiares y amigos a pedirles que te regresen lo que les regalaste y, a menos que tengas un corazón de piedra, mucho menos le dirás a tus hijos que Santa Claus vino a recolectar sus juguetes. Aún así, si compraste algunos artículos caros –televisión, tablets, etc- que realmente no necesitas, recuerda que muchas tiendas tienen una política de devoluciones de 30 días.

Paga tus impuestos ahora

Si tienes en camino una devolución de impuestos sustanciosa (primero, déjanos decirte que nos das mucha envidia), después, ésta podría ser una cura para tu “cruda” post navideña. Si no es lo suficientemente grande como para saldar totalmente tu deuda, en algo la disminuirá. Y si te queda algo de dinero, lo mejor que puedes hacer es meterlo a una cuenta de ahorros.

Usa tu creatividad para ganar dinero

Como no es probable que tengas tiempo para un segundo trabajo, Andrew Johnson, vocero de GreenPath Debt Solutions, una organización sin fines de lucro basada Detroit que ayuda a los consumidores con sus deudas de tarjetas de crédito, vivienda e insolvencia. “Busca en tu casa cosas que no uses que tengan materiales de deshecho que puedan venderse rápidamente, como hierro o latón. Mi madre vendió un rollo de trenzado de cobre que encontró en su sótano, y ganó algo de dinero rápido”, dice Johnson. También señala que puedes vender o empeñar artículos que no quieras.

Aprovecha para cambiar

Utiliza este momento como un catalizador para comenzar a ser más disciplinado con tus finanzas. Si las cosas se pusieron demasiado intensas y no quieres que te vuelva a pasar algo así, tienes que hacer cambios. John McFarland, profesor de finanzas personales en la Universidad Commonwealth de Virginia. “La buena noticia es que estos mismos cambios te pueden llevar a una temporada decembrina financieramente más saludable el próximo año si los llevas a cabo de manera permanente y no solo como una medida temporal”.

Mientras examinas tu presupuesto y determinas dónde hacer cambios, McFarland sugiere hacer lo que harías si hubieras abusado del alcohol o la comida. “A menos que seas un adicto, puedes dejarlo por un tiempo. Haz lo mismo con el dinero. Esconde tus tarjetas de crédito, paga todo con efectivo menos tus cuentas regulares y comienza a entender tu posición financiera básica”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Como sanar tu cartera tras las fiestas

A muchos de nosotros se nos complica un poco medirnos con los gastos durante la temporada navideña, tras lo cual, en los meses siguientes, vivimos algo así como una resaca financiera. Por ello, hemos compilado una serie de pasos a seguir para que puedas paliar los daños del “shopping spree” y poner tus finanzas en orden lo más pronto posible.

Gastar dinero de más en esta época es algo que le pasa a casi todo el mundo al menos una vez en la vida, a excepción, claro, de los que son muy disciplinados con sus finanzas. Esto, de manera muy similar a lo que pasa cuando se bebe alcohol con demasiado entusiasmo, ocasiona una “cruda”, aunque en este caso es para las finanzas. Lamentablemente, una resaca financiera no se va con el tiempo –como ocurre con una causada por el alcohol-; al contrario, puede empeorar rápidamente si no se hace nada al respecto. Por lo mismo, y como no se trata de lamentarse sino de poner  manos a la obra para remediar la situación, te traemos algunos consejos para que tu cuenta bancaria deje de estar en números rojos.

Utiliza tus tarjetas de crédito

Así como lo lees. Ciertamente lo más seguro es que estas te hayan metido en esta situación en primer lugar –aunque para ser justos ellas no te obligaron a comprar tantas cosas-, pero pueden ser un instrumento que te ayude a salir del hoyo. Randy Hopper, vicepresidente de tarjetas de crédito en Navy Federal Credit Union, sugiere una transferencia de saldos.

Esto, claro, si tienes una tarjeta de crédito con una tasa de interés muy baja (quizá hasta de 0%) durante un plazo de 18 meses. La idea es que pases a ésta las deudas de tus otras tarjetas para que los intereses crezcan lo menos posible mientras las pagas. Solo trata de pagarlas durante el periodo en que el interés es bajo, pues una vez que éste termine la tasa de interés va a subir como la espuma.

Evita más compras

Esto suena muy lógico para la mayoría de las personas, pero hay algunas a quienes las ofertas post navideñas les resultan irresistibles. “Yo le recomendaría a la gente a que no acumule deudas adicionales”, dice Clare Levison, miembro de la Comisión de Literatura Financiera de Contadores Públicos Certificados. Sí, quizá la ropa de invierno tenga unos descuentos impresionantes –aunque no entendemos por qué, con el frío que suele hacer-, pero trata de mantenerte apartado de las tiendas, al menos en lo que pones tus finanzas en orden.

Regresa algunas cosas

Ciertamente no será la solución a todos tus problemas financieros, pues se ve medio mal ir con tus familiares y amigos a pedirles que te regresen lo que les regalaste y, a menos que tengas un corazón de piedra, mucho menos le dirás a tus hijos que Santa Claus vino a recolectar sus juguetes. Aún así, si compraste algunos artículos caros –televisión, tablets, etc- que realmente no necesitas, recuerda que muchas tiendas tienen una política de devoluciones de 30 días.

Paga tus impuestos ahora

Si tienes en camino una devolución de impuestos sustanciosa (primero, déjanos decirte que nos das mucha envidia), después, ésta podría ser una cura para tu “cruda” post navideña. Si no es lo suficientemente grande como para saldar totalmente tu deuda, en algo la disminuirá. Y si te queda algo de dinero, lo mejor que puedes hacer es meterlo a una cuenta de ahorros.

Usa tu creatividad para ganar dinero

Como no es probable que tengas tiempo para un segundo trabajo, Andrew Johnson, vocero de GreenPath Debt Solutions, una organización sin fines de lucro basada Detroit que ayuda a los consumidores con sus deudas de tarjetas de crédito, vivienda e insolvencia. “Busca en tu casa cosas que no uses que tengan materiales de deshecho que puedan venderse rápidamente, como hierro o latón. Mi madre vendió un rollo de trenzado de cobre que encontró en su sótano, y ganó algo de dinero rápido”, dice Johnson. También señala que puedes vender o empeñar artículos que no quieras.

Aprovecha para cambiar

Utiliza este momento como un catalizador para comenzar a ser más disciplinado con tus finanzas. Si las cosas se pusieron demasiado intensas y no quieres que te vuelva a pasar algo así, tienes que hacer cambios. John McFarland, profesor de finanzas personales en la Universidad Commonwealth de Virginia. “La buena noticia es que estos mismos cambios te pueden llevar a una temporada decembrina financieramente más saludable el próximo año si los llevas a cabo de manera permanente y no solo como una medida temporal”.

Mientras examinas tu presupuesto y determinas dónde hacer cambios, McFarland sugiere hacer lo que harías si hubieras abusado del alcohol o la comida. “A menos que seas un adicto, puedes dejarlo por un tiempo. Haz lo mismo con el dinero. Esconde tus tarjetas de crédito, paga todo con efectivo menos tus cuentas regulares y comienza a entender tu posición financiera básica”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: