Ford Transit 2018

Si alguien sabe cómo liderar un segmento ese es Ford, pues la F-150 lleva décadas como la pickup más vendida y desde que presentaron la Transit en 2014, esta van se ha convertido en el referente del segmento gracias a tres eficientes motores, una gran capacidad de carga y la enorme versatilidad que le dan tres diferentes carrocerías y alturas de techo, así como dos distancias entre ejes. 

Es curioso cuánto tiempo se tardó Ford en traer a Estados Unidos la Transit, la tercera van de carga más vendida en la historia. Y es que a pesar de que originalmente fue diseñada para rodar en Europa, hay más de ocho millones de vans rodando en el mundo. Por otro lado, cuando tomas en cuenta que la segunda van más vendida en la historia es la Econoline, con más de 8.2 millones de unidades vendidas en sus más de 50 años de vida, es lógico que no quisieran matar a la gallina de los huevos de oro. Pero todo por servir se acaba y eventualmente llegó el momento de reemplazar a la Econoline, tras lo cual, la iniciativa “One Ford” de la empresa de Dearborn implicó crear sola van de carga para todo el mundo, y así fue como la Transit llegó a Estados Unidos. Fin de la clase de historia.

La Transit es una van europea que fue adaptada para el mercado norteamericano, pero no crean que la trajeron de buenas a primeras. La gente de Ford pasó años planeando y diseñando la Transit para asegurarse que cumpliera con todos los requerimientos de los compradores norteamericanos. Prueba de ello es que ha tenido un excelente recibimiento por parte del público y la crítica desde que llegó a las calles para convertirse en una de las vans de reparto más interesantes del mercado. De hecho, es la principal responsable de que Ford tenga alrededor del 57 por ciento del pastel del segmento de las vans.

El mayor logro de la Transit es que su construcción “uni-body” es completamente diferente a la más común en la industria, la de carrocería sobre chasis. Es un vehículo sumamente versátil, pues está disponible en más de doce combinaciones de carrocería y motor; además de ofrecer un amplio espacio para carga, mejor desempeño y economía de combustible, comodidad, tecnología y seguridad.

El volúmen de carga detrás de la primera fila de asientos va de 246.7 pies cúbicos en la versión corta hasta 487.3 pies cúbicos en la extendida; pero si aún así te falta espacio, puedes quitar el asiento del pasajero para aumentar la capacidad a 285 y 542.2 pies cúbicos, respectivamente. En cuanto a la carga máxima, comienza en 3,020 libras y alcanza las 4,590 libras. En medio de estas dos cifras, hay más de 90 diferentes capacidades de carga, así que por variedad no paramos.

Diseño

SI bien la Transit es un vehículo utilitario, los diseñadores se las arreglaron para darle una apariencia llamativa; basta echar un vistazo a los alargados faros que enmarcan la gran parrilla trapezoidal con trapezoides cromados y el logotipo en el centro. Las defensas de plástico negro no son precisamente atractivas, pero sí muy útiles para mantener lo más pulcra posible la apariencia de este tipo de vehículos y evitar en la medida de lo posible visitas al taller.

Encontrar una a tu medida será cosa fácil, pues puedes elegir entre tres diferentes largos y tres alturas para el techo. Fuera de la parte delantera, la Transit es toda una utilitaria, con la conveniente –aunque poco sexy- forma de caja de zapatos. En la parte trasera encontramos dos puertas de hoja de piso a techo que abren hasta 270 grados para algunas versiones. Además, a partir de este año puedes ordenar una puerta corrediza en el lado del conductor además de la que ya estaba disponible del lado del pasajero.

Interior

La cabina de la Transit es por mucho el más atractivo del segmento, pues tiene cierto parecido con el del Focus –aunque pensado para una mayor practicidad- y tiene un volante que equipa el reciente sistema de dos palancas para controlar el “infotenimiento” que para este año es el SYNC 3 (el cual tiene un mejor rendimiento, reconocimiento de voz y navegación a través de la interfaz con una pantalla a color de 6.5 pulgadas), disponible con Apple CarPlay y Android Auto. Mención honorífica merece el hecho de que el equipamiento de serie incluye cámara de reversa y enganche de remolque con sistema de asistencia.

Los controles están muy bien posicionados, especialmente la palanca de cambios, montada al centro de la consola, la cual resulta más práctica que la tradicional palanca en la columna de la dirección. Por supuesto, hay una gran cantidad de áreas de almacenamiento para que lleves todo lo que necesitas, además de cinco portavasos en la parte delantera y espacio adicional para cuatro botellas de agua.

Los asientos delanteros son planos pero cómodos y ajustables en varias posiciones, con controles que son fáciles de alcanzar. Su naturaleza utilitaria queda revelada una vez más por los compartimentos de carga –opcionales en algunas versiones-; en las de techo alto, por ejemplo, el espacio arriba de los asientos delanteros es aprovechado con una repisa para acomodar cosas.

Para 2018, algunas novedades incluyen una cámara de reversa elevada como equipamiento de serie en los modelos de techo medio y alto, así como unos espejos retrovisores eléctricos calefactados con direccionales integradas. Además, hay un nuevo estéreo con Bluetooth con una entrada de audio y un micrófono.

Motores y transmisión

La Transit tiene tres mecánicas disponibles: dos de gasolina, un V6 de 3.7 litros FlexFuel de 275 HP y un EcoBoost de 3.5 litros con 320 HP; además de un cinco en línea diesel de 3.2 litros con 185 HP y 350 lb-pie de torque. Eso sí, la variedad se acabó a la hora de la transmisión, pues solo está disponible con una automática de seis velocidades, aunque su desempeño y eficiencia son tan buenos que ni los más románticos extrañan pasar una jornada entera pisando el tercer pedal.

Seguridad

En 2017, la Ford Transit recibió cuatro estrellas en la prueba de impacto frontal y cinco en la de impacto lateral por parte de la Administración Nacional para la Seguridad en las Carreteras y el Transporte (NHTSA por su siglas en inglés). Entre los sistemas de seguridad activa encontramos frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS de serie, control de estabilidad con tecnología que limita el balanceo y un sistema de monitoreo de presión de las llantas. Sin duda, Ford tiene claro cuál es el presente (y futuro) de las vans comerciales, y la Transit llegó no sólo para revolucionar el segmento, sino para liderarlo.

 

Ficha técnica
Motores
V6 de 3.7 litros, con 275 HP y 260 lb-pie
V6 EcoBoost de 3.5 litros, con 320 HP y 400 lb-pie
I-5 diesel de 3.2 litros, con 185 HP y 350 lb-pie
Transmisión
Automática de 6 velocidades 
Suspensión delantera
Independiente (MacPherson)
Suspensión Trasera 
Eje rígido con muelles parabólicos
Precio 
Desde $32,285

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Ford Transit 2018

Si alguien sabe cómo liderar un segmento ese es Ford, pues la F-150 lleva décadas como la pickup más vendida y desde que presentaron la Transit en 2014, esta van se ha convertido en el referente del segmento gracias a tres eficientes motores, una gran capacidad de carga y la enorme versatilidad que le dan tres diferentes carrocerías y alturas de techo, así como dos distancias entre ejes. 

Es curioso cuánto tiempo se tardó Ford en traer a Estados Unidos la Transit, la tercera van de carga más vendida en la historia. Y es que a pesar de que originalmente fue diseñada para rodar en Europa, hay más de ocho millones de vans rodando en el mundo. Por otro lado, cuando tomas en cuenta que la segunda van más vendida en la historia es la Econoline, con más de 8.2 millones de unidades vendidas en sus más de 50 años de vida, es lógico que no quisieran matar a la gallina de los huevos de oro. Pero todo por servir se acaba y eventualmente llegó el momento de reemplazar a la Econoline, tras lo cual, la iniciativa “One Ford” de la empresa de Dearborn implicó crear sola van de carga para todo el mundo, y así fue como la Transit llegó a Estados Unidos. Fin de la clase de historia.

La Transit es una van europea que fue adaptada para el mercado norteamericano, pero no crean que la trajeron de buenas a primeras. La gente de Ford pasó años planeando y diseñando la Transit para asegurarse que cumpliera con todos los requerimientos de los compradores norteamericanos. Prueba de ello es que ha tenido un excelente recibimiento por parte del público y la crítica desde que llegó a las calles para convertirse en una de las vans de reparto más interesantes del mercado. De hecho, es la principal responsable de que Ford tenga alrededor del 57 por ciento del pastel del segmento de las vans.

El mayor logro de la Transit es que su construcción “uni-body” es completamente diferente a la más común en la industria, la de carrocería sobre chasis. Es un vehículo sumamente versátil, pues está disponible en más de doce combinaciones de carrocería y motor; además de ofrecer un amplio espacio para carga, mejor desempeño y economía de combustible, comodidad, tecnología y seguridad.

El volúmen de carga detrás de la primera fila de asientos va de 246.7 pies cúbicos en la versión corta hasta 487.3 pies cúbicos en la extendida; pero si aún así te falta espacio, puedes quitar el asiento del pasajero para aumentar la capacidad a 285 y 542.2 pies cúbicos, respectivamente. En cuanto a la carga máxima, comienza en 3,020 libras y alcanza las 4,590 libras. En medio de estas dos cifras, hay más de 90 diferentes capacidades de carga, así que por variedad no paramos.

Diseño

SI bien la Transit es un vehículo utilitario, los diseñadores se las arreglaron para darle una apariencia llamativa; basta echar un vistazo a los alargados faros que enmarcan la gran parrilla trapezoidal con trapezoides cromados y el logotipo en el centro. Las defensas de plástico negro no son precisamente atractivas, pero sí muy útiles para mantener lo más pulcra posible la apariencia de este tipo de vehículos y evitar en la medida de lo posible visitas al taller.

Encontrar una a tu medida será cosa fácil, pues puedes elegir entre tres diferentes largos y tres alturas para el techo. Fuera de la parte delantera, la Transit es toda una utilitaria, con la conveniente –aunque poco sexy- forma de caja de zapatos. En la parte trasera encontramos dos puertas de hoja de piso a techo que abren hasta 270 grados para algunas versiones. Además, a partir de este año puedes ordenar una puerta corrediza en el lado del conductor además de la que ya estaba disponible del lado del pasajero.

Interior

La cabina de la Transit es por mucho el más atractivo del segmento, pues tiene cierto parecido con el del Focus –aunque pensado para una mayor practicidad- y tiene un volante que equipa el reciente sistema de dos palancas para controlar el “infotenimiento” que para este año es el SYNC 3 (el cual tiene un mejor rendimiento, reconocimiento de voz y navegación a través de la interfaz con una pantalla a color de 6.5 pulgadas), disponible con Apple CarPlay y Android Auto. Mención honorífica merece el hecho de que el equipamiento de serie incluye cámara de reversa y enganche de remolque con sistema de asistencia.

Los controles están muy bien posicionados, especialmente la palanca de cambios, montada al centro de la consola, la cual resulta más práctica que la tradicional palanca en la columna de la dirección. Por supuesto, hay una gran cantidad de áreas de almacenamiento para que lleves todo lo que necesitas, además de cinco portavasos en la parte delantera y espacio adicional para cuatro botellas de agua.

Los asientos delanteros son planos pero cómodos y ajustables en varias posiciones, con controles que son fáciles de alcanzar. Su naturaleza utilitaria queda revelada una vez más por los compartimentos de carga –opcionales en algunas versiones-; en las de techo alto, por ejemplo, el espacio arriba de los asientos delanteros es aprovechado con una repisa para acomodar cosas.

Para 2018, algunas novedades incluyen una cámara de reversa elevada como equipamiento de serie en los modelos de techo medio y alto, así como unos espejos retrovisores eléctricos calefactados con direccionales integradas. Además, hay un nuevo estéreo con Bluetooth con una entrada de audio y un micrófono.

Motores y transmisión

La Transit tiene tres mecánicas disponibles: dos de gasolina, un V6 de 3.7 litros FlexFuel de 275 HP y un EcoBoost de 3.5 litros con 320 HP; además de un cinco en línea diesel de 3.2 litros con 185 HP y 350 lb-pie de torque. Eso sí, la variedad se acabó a la hora de la transmisión, pues solo está disponible con una automática de seis velocidades, aunque su desempeño y eficiencia son tan buenos que ni los más románticos extrañan pasar una jornada entera pisando el tercer pedal.

Seguridad

En 2017, la Ford Transit recibió cuatro estrellas en la prueba de impacto frontal y cinco en la de impacto lateral por parte de la Administración Nacional para la Seguridad en las Carreteras y el Transporte (NHTSA por su siglas en inglés). Entre los sistemas de seguridad activa encontramos frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS de serie, control de estabilidad con tecnología que limita el balanceo y un sistema de monitoreo de presión de las llantas. Sin duda, Ford tiene claro cuál es el presente (y futuro) de las vans comerciales, y la Transit llegó no sólo para revolucionar el segmento, sino para liderarlo.

 

Ficha técnica
Motores
V6 de 3.7 litros, con 275 HP y 260 lb-pie
V6 EcoBoost de 3.5 litros, con 320 HP y 400 lb-pie
I-5 diesel de 3.2 litros, con 185 HP y 350 lb-pie
Transmisión
Automática de 6 velocidades 
Suspensión delantera
Independiente (MacPherson)
Suspensión Trasera 
Eje rígido con muelles parabólicos
Precio 
Desde $32,285

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
%d bloggers like this: