Kenworth T470

Caballo de batalla

Desde hace ya ocho años, el Kenworth T470 ha demostrado ser un vocacional capaz de realizar el trabajo necesario con una movilidad más que adecuada en los apretados espacios citadinos. Se trata de un multifacético vehículo que puede adaptarse fácilmente para tareas vocacionales o municipales.

A primera vista, uno podría pensar que la característica principal de un camión vocaciones el tener una fortaleza a toda prueba, casi como de un tanque. Y no estarían muy errados, pero le haría falta la otra gran cualidad que presumen este tipo de camiones: la versatilidad. El Kenworth T470 cumple con ambas y está disponible con un peso bruto vehicular que va de 33,000 a 68,000 libras. Este camión tiene el típico diseño de la marca y es un ejemplo de cómo combinar perfectamente la inteligencia con la fortaleza para crear un camión que se siente a sus anchas en el extremo más pesado de lo que se considera uso medio.

Con vigas que proveen la máxima resistencia hasta el momento de flexión a todo lo largo, el T470 provee una plataforma sólida y duradera para bombas hidráulicas, grúas y quitanieves, entre otras aplicaciones. Los ejes delanteros soportan una carga de 12,000 a 22,000 libras mientras que los traseros, sencillos o tándem, aguantan de 21,000 a 46,000 libras. Como una versión especial adicional, está disponible en una configuración para camión de bomberos, con 100 HP extras en el motor Paccar PX-9 de manera exclusiva.

Diseño

Este camión tiene una configuración de cabina típica y una apariencia que grita a leguas que se trata de un Kenworth; una nariz larga, enormes pasos de rueda y una cabina alta. La parrilla del radiador es imponente que, como no podía ser de otra manera, luce orgullosa el logotipo de la marca en la parte superior. Hecha en acero inoxidable estampado para una mayor resistencia, está montada en el radiador permitiendo que el cofre pueda abrirse sin problemas independientemente de que lleve montado equipo en el frente. Pensando en estos casos, hay dos tomas de aire adicionales a cada lado del cofre que envían aire fresco al motor.

Los faros son algo simples comparados con otros camiones del segmento, pero combinan bien con esos grandes pasos de rueda y la  naturaleza utilitaria del vehículo. Además, llevan un sistema de iluminación delantera avanzada que provee hasta un 30% más de visibilidad que los faros convencionales. La defensa es de tres piezas y está disponible en acero o en aluminio, además de permitir una fácil instalación de grúas, tomas de fuerza y otro equipo frontal. Si quieres mejorar la visibilidad, puedes pedir tu T470 con ventanas esquinadas y, para un toque de estilo, cromo o pulido en los rines, tanques de combustible y parrilla.

Interior

La cabina del T470 es bastante espaciosa tanto para la cabeza como para las piernas. El diseño del tablero es suficientemente moderno y, a pesar de que los materiales están lejos de tener un tacto agradable, es claro que la durabilidad era la prioridad de los ingenieros. Lo que salva la zona es la ergonomía, que hace de la cabina un lugar habitable. Hay dos tableros a elegir, un diseño convencional y el otro un poco angulado hacia el conductor. Ambos tienen los controles, botones e interruptores al alcance del conductor, para no distraerlo cuando maneja. El volante es grande y con un diseño que ya resiente el paso de los años, pero se los perdonamos porque es ajustable en altura y profundidad.

Los asientos tienen suspensión neumática, algo que se agradece, aunque no les caería mal algo de soporte lateral; fuera de eso, no tendrás ninguna queja, pues tienen varios ajustes que resultan muy útiles. Entre ambos asientos hay una pequeña estación de trabajo, aunque si lo prefieres puedes pedirlo con una banca corrida en lugar de dos asientos. El panel de instrumentos está bien organizado y tiene una fácil lectura. Como una concesión está disponible el Centro Multifunción de Información al Conductor, el cual provee información del viaje, consumo de combustible, horas en ralentí del motor y rango optimo de revoluciones. Hay muchos compartimentos para guardar cosas, al igual que posavasos. Si necesitas más espacio, está disponible una cabina de día extendida, la cual tiene seis pulgadas más a lo largo y cinco a lo alto, así como una serie de características útiles como iluminación HID, suspensión neumática para la cabina, tomas de fuerza de serie y un eje levadizo.

Motores y transmisiones

Bajo el cofre del T470 hay un motor a diesel Paccar PX-9 con un rango de potencia que va de los 260 a los 380 HP y un torque que oscila entre 720 y 1,250 lb-pie a 1,400 rpm. También hay disponible una opción de gas natural, un Cummins ISL-G con una potencia de hasta 300 HP y un par de 860 lb-pie. Incluso existe la posibilidad de llevar 400 HP, pero ese motor está limitado a los camiones contra incendios. En cuanto a la transmisión, hay disponibles manuales Eaton de 6, 9, 10, 11 y 13 velocidades, una automatizada Eaton Ultra Shift y automáticas Allison de 5 y 6 velocidades (HS, RDS y EVS).

Manejo

La plataforma del T470 es muy sólida gracias al uso de extensiones de rieles madre que proveen una máxima resistencia a la flexión. Gracias a esta sólida plataforma, el camión es una base confiable para montar bombas hidráulicas, grúas y quitanieves, entre otros aditamentos. Los ejes delanteros soportan una carga de 12,000 a 22,000 libras mientras que los traseros, sencillos o tándem, aguantan de 21,000 a 46,000 libras. Gracias a la configuración de eje retrasado, tiene un buen radio de giro, ofreciendo una muy buena maniobrabilidad en espacios urbanos, que probablemente serán su hábitat natural.

En resumen, la cabina de aluminio resistente a la corrosión del T470 tiene una vida útil más larga que las fabricadas en acero, y los motores del camión son muy confiables y potentes. A pesar de su naturaleza utilitaria y que los acabados podrían mejorar, la cabina es lo suficientemente cómoda y el tablero y panel de instrumentos tienen una disposición muy conveniente. Además, gracias a una buena capacidad de carga y un versátil chasis, puede utilizarse para una amplia variedad de aplicaciones.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app
Kenworth T470

Caballo de batalla

Desde hace ya ocho años, el Kenworth T470 ha demostrado ser un vocacional capaz de realizar el trabajo necesario con una movilidad más que adecuada en los apretados espacios citadinos. Se trata de un multifacético vehículo que puede adaptarse fácilmente para tareas vocacionales o municipales.

A primera vista, uno podría pensar que la característica principal de un camión vocaciones el tener una fortaleza a toda prueba, casi como de un tanque. Y no estarían muy errados, pero le haría falta la otra gran cualidad que presumen este tipo de camiones: la versatilidad. El Kenworth T470 cumple con ambas y está disponible con un peso bruto vehicular que va de 33,000 a 68,000 libras. Este camión tiene el típico diseño de la marca y es un ejemplo de cómo combinar perfectamente la inteligencia con la fortaleza para crear un camión que se siente a sus anchas en el extremo más pesado de lo que se considera uso medio.

Con vigas que proveen la máxima resistencia hasta el momento de flexión a todo lo largo, el T470 provee una plataforma sólida y duradera para bombas hidráulicas, grúas y quitanieves, entre otras aplicaciones. Los ejes delanteros soportan una carga de 12,000 a 22,000 libras mientras que los traseros, sencillos o tándem, aguantan de 21,000 a 46,000 libras. Como una versión especial adicional, está disponible en una configuración para camión de bomberos, con 100 HP extras en el motor Paccar PX-9 de manera exclusiva.

Diseño

Este camión tiene una configuración de cabina típica y una apariencia que grita a leguas que se trata de un Kenworth; una nariz larga, enormes pasos de rueda y una cabina alta. La parrilla del radiador es imponente que, como no podía ser de otra manera, luce orgullosa el logotipo de la marca en la parte superior. Hecha en acero inoxidable estampado para una mayor resistencia, está montada en el radiador permitiendo que el cofre pueda abrirse sin problemas independientemente de que lleve montado equipo en el frente. Pensando en estos casos, hay dos tomas de aire adicionales a cada lado del cofre que envían aire fresco al motor.

Los faros son algo simples comparados con otros camiones del segmento, pero combinan bien con esos grandes pasos de rueda y la  naturaleza utilitaria del vehículo. Además, llevan un sistema de iluminación delantera avanzada que provee hasta un 30% más de visibilidad que los faros convencionales. La defensa es de tres piezas y está disponible en acero o en aluminio, además de permitir una fácil instalación de grúas, tomas de fuerza y otro equipo frontal. Si quieres mejorar la visibilidad, puedes pedir tu T470 con ventanas esquinadas y, para un toque de estilo, cromo o pulido en los rines, tanques de combustible y parrilla.

Interior

La cabina del T470 es bastante espaciosa tanto para la cabeza como para las piernas. El diseño del tablero es suficientemente moderno y, a pesar de que los materiales están lejos de tener un tacto agradable, es claro que la durabilidad era la prioridad de los ingenieros. Lo que salva la zona es la ergonomía, que hace de la cabina un lugar habitable. Hay dos tableros a elegir, un diseño convencional y el otro un poco angulado hacia el conductor. Ambos tienen los controles, botones e interruptores al alcance del conductor, para no distraerlo cuando maneja. El volante es grande y con un diseño que ya resiente el paso de los años, pero se los perdonamos porque es ajustable en altura y profundidad.

Los asientos tienen suspensión neumática, algo que se agradece, aunque no les caería mal algo de soporte lateral; fuera de eso, no tendrás ninguna queja, pues tienen varios ajustes que resultan muy útiles. Entre ambos asientos hay una pequeña estación de trabajo, aunque si lo prefieres puedes pedirlo con una banca corrida en lugar de dos asientos. El panel de instrumentos está bien organizado y tiene una fácil lectura. Como una concesión está disponible el Centro Multifunción de Información al Conductor, el cual provee información del viaje, consumo de combustible, horas en ralentí del motor y rango optimo de revoluciones. Hay muchos compartimentos para guardar cosas, al igual que posavasos. Si necesitas más espacio, está disponible una cabina de día extendida, la cual tiene seis pulgadas más a lo largo y cinco a lo alto, así como una serie de características útiles como iluminación HID, suspensión neumática para la cabina, tomas de fuerza de serie y un eje levadizo.

Motores y transmisiones

Bajo el cofre del T470 hay un motor a diesel Paccar PX-9 con un rango de potencia que va de los 260 a los 380 HP y un torque que oscila entre 720 y 1,250 lb-pie a 1,400 rpm. También hay disponible una opción de gas natural, un Cummins ISL-G con una potencia de hasta 300 HP y un par de 860 lb-pie. Incluso existe la posibilidad de llevar 400 HP, pero ese motor está limitado a los camiones contra incendios. En cuanto a la transmisión, hay disponibles manuales Eaton de 6, 9, 10, 11 y 13 velocidades, una automatizada Eaton Ultra Shift y automáticas Allison de 5 y 6 velocidades (HS, RDS y EVS).

Manejo

La plataforma del T470 es muy sólida gracias al uso de extensiones de rieles madre que proveen una máxima resistencia a la flexión. Gracias a esta sólida plataforma, el camión es una base confiable para montar bombas hidráulicas, grúas y quitanieves, entre otros aditamentos. Los ejes delanteros soportan una carga de 12,000 a 22,000 libras mientras que los traseros, sencillos o tándem, aguantan de 21,000 a 46,000 libras. Gracias a la configuración de eje retrasado, tiene un buen radio de giro, ofreciendo una muy buena maniobrabilidad en espacios urbanos, que probablemente serán su hábitat natural.

En resumen, la cabina de aluminio resistente a la corrosión del T470 tiene una vida útil más larga que las fabricadas en acero, y los motores del camión son muy confiables y potentes. A pesar de su naturaleza utilitaria y que los acabados podrían mejorar, la cabina es lo suficientemente cómoda y el tablero y panel de instrumentos tienen una disposición muy conveniente. Además, gracias a una buena capacidad de carga y un versátil chasis, puede utilizarse para una amplia variedad de aplicaciones.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

app

app

app

app
app

Recibe las últimas noticias del mundo del transporte directamente a tu inbox


app
app